Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las huellas de El Toralín

Pocos estadios concentran tantas incidencias y anécdotas, después de tan solo ocho comparecencias del equipo blanquiazul, como el de la SD Ponferradina

Carlos Ruiz y Roberto, en el 0-1 de la temporada 2013/2014. | | EL DÍA

El Tenerife visitó por primera vez a la Ponferradina el 2 de diciembre de 2006. Lo que ocurrió en el campo, el triunfo del equipo local por 1-0, quedó en un segundo plano. Durante el encuentro, un espectador tuvo que ser atendido con síntomas de haber sufrido un infarto. Era familiar de un futbolista blanquiazul, el padre de Manuel Castiñeiras. No se pudo hacer nada por salvar su vida. El jugador fue sustituido en el minuto 55, cuando ya había ocurrido todo. Ese fue el último partido del técnico Bernd Krauss al frente del representativo. Fue despedido por una irregular marcha del equipo en el tramo inicial de la Liga 06/07. Fue relevado por Juan Martínez Casuco

La promoción.

Tras un 1-1 (Pablo Sicilia) en la temporada en la que los dos equipos bajaron a Segunda B (2010/11), Ponferradina-Tenerife volvieron a cruzarse en la promoción para volver a la categoría profesional. El duelo de ida se celebró en El Toralín el 17 de junio de 2012. Vencieron los leoneses gracias a un tanto de Yuri –continúa en la Deportiva– anotado tras un dudoso penalti de Pablo Sicilia. Quique Medina alineó ese día a Aragoneses, Sergio Rodríguez, Tarantino, Pablo Sicilia, Raúl Llorente, Zazo, Kitoko, Chechu, Kike López, Aridane y Perona. En los locales jugó el ahora blanquiazul Carlos Ruiz. Aquella eliminatoria se resolvió en el Heliodoro con otro triunfo de la Ponferradina, que alcanzó así la meta del ascens

El relevo en la portería.

Ya en Segunda División (2013/14), el Tenerife conquistó por primera vez El Toralín en un partido que estableció un antes y un después para el equipo entrenado por Álvaro Cervera. Con solo un triunfo en nueve jornadas, ese encuentro se había convertido en una final en octubre para los blanquiazules. El técnico sorprendió al prescindir del guardameta titular Aragoneses. Se decantó por un Roberto Gutiérrez debutante en la categoría. La apuesta le salió bien. Portería a cero y victoria con un gol de otro canterano, un Ayoze Pérez lanzado hacia el estrellato.

El error de Jacobo.

La Liga 14/15 arrancó para el Tenerife en El Toralín. Y comenzó mal, como presagio de un curso angustioso y marcado por la salida de Cervera y la llegada de Agné en febrero. El punto de partida ya dio mala espina. Se impuso la Ponferradina con un gol de Infante de córner directo tras una salida en falso de Jacobo, portero que tuvo una corta y desafortunada vida como blanquiazul.

Nano sobre el agua.

El Tenerife, con Martí contratado un par de meses antes, confirmó en Ponferrada, el 10 de enero de 2016, que no estaba dispuesto a complicarse su existencia por la amenaza del descenso. Cambió su suerte en El Toralín sobre un césped encharcado. Sobre esa superficie, emergió el talento de Nano para batir con un certero golpeo a Santamaría.

La tarde de Sipcic.

Seguramente, si Nikola Sipcic pudiera borrar una actuación como jugador del Tenerife, una de ellas sería la que protagonizó el 1 de septiembre de 2019 en El Toralín, siendo un recién llegado a LaLiga. Influyó de manera negativa en tres de los cuatro tantos que encajó ese día su compañero Ortolá. El proyecto de Víctor Moreno y López Garai había nacido con dudas.

Penalti fallado y expulsión.

La última referencia agrandó la leyenda de que el Toralín no se le suele dar bien al Tenerife. Los de Jon Pérez Bolo hicieron lo justo para imponerse. Valcarce firmó el único gol. Suso tuvo el empate en sus botas, pero falló un penalti. Para colmo, Zarfino fue expulsado a falta de un cuarto de hora para el final. El Tenerife de Fran Fernández no terminaba de convencer.

Compartir el artículo

stats