Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casados por amor... y por el CD Tenerife

Esther y José Manuel no se lo pensaron dos veces y decidieron casarse ataviados con las camisetas del representativo como recuerdo de que se conocieron en el estadio

Esther, José Manuel y Diego, una vez casados El Día

Son Esther González y José Manuel Navarro y están felizmente casados desde el pasado día 14, fecha de este año 2022 que coincide con el centenario del CD Tenerife. Hasta aquí todo normal, pero lo diferente se centra en que la pareja contrajo matrimonio ataviados con la camiseta del 'Tete' con orgullo, mucho amor y pasión. Se trata de una historia distinta, de las que poco abundan, de esas que cada cierto tiempo se hacen públicas, que evocan una sonrisa y que en esta ocasión juntan el amor de dos personas con los colores de su equipo favorito.

Y es que el sentimiento blanquiazul fue la génesis de la actual familia como recuerda Esther, que destaca que “José Manuel y yo nos conocimos en el estadio”. Es por ello por lo que “la idea de casarnos con las camisas de Tenerife fue mía. Era algo que siempre tenía en la cabeza porque soy muy aficionada al 'Tete' al igual que mi marido. Para mí casarnos con la camisa del Tenerife simboliza que nosotros, en cierto modo, gracias a que somos seguidores de los blanquiazules nos conocimos”

Ella se lo planteó directamente a su pareja, que quería contraer matrimonio con la camiseta si aceptaba casarse de la misma manera. “Claro, él es mucho más serio y pensé que me iba a decir que no, pero él no lo dudó ni un segundo. No dudó porque, además, es abonado desde hace 30 años y para él también era significativo”, explicó.

Y así fue. Hace justamente una semana Esther y José Manuel se dieron el sí quiero en los juzgados de Santa Cruz ataviados con el escudo del representativo en sus pechos y junto a ellos su hijo Diego y las madres de ambos. Confiesa ella que cuando llegaron al juzgado veían salir y entrar a muchísimas parejas, todas ellas bien vestidas. “Entraban, las casaban y se marchaban y yo aquí, con enfundada con la camiseta del Tenerife y con mi ramo. La gente no paraba de mirar. Pero también le digo, estaba muy orgullosa porque me casé como yo quería casarme”.

“¿Comprarme un vestido? Para qué, si no me lo iba a volver a poner”, afirma para destacar que “quería ir cómoda, como me sentía bien y como quería ir. Y sinceramente, me daba igual que mirara la gente”, destacó entre risas.

Pero más allá de la presión de las miradas, Esther recuerda con cariño que muchas personas les diera las felicidades porque “nos decían que éramos muy originales. Se produjeron anécdotas. La jueza, incluso, cuando terminó la ceremonia nos comentó 'no hace falta que me digan de qué equipo son. Ha quedado muy claro', dijo entre risas. También las chicas que preparan la sal nos dijeron que estábamos guapos y también éramos bastante originales. Esa era la idea, quería casarme de una manera original y no como todo el mundo lo hace... Y así fue”.

Eso es lo que tiene ser del CD Tenerife. En la antesala recuerda como su hijo, ya sentados en espera, asoció que sus padres llevaban puestas las camisetas con ir al estadio “y fue el momento en el que empezó a tararear el himno del Tenerife. Él decía: 'Teterife, adelante...', las risas fueron unas pocas”, señala muy feliz.

¿Cómo entendieron esta iniciativa en el seno de la familia y entre los amigos? “Pues la gente que me conocía no se sorprendió. Tengo un amigo que cuando le comenté que me casaba me dijo que quería verme vestida de novia. Le respondí: 'Bueno, vestida de novia... No me digas que te vas a casar con la camisa del Tenerife'. No hizo falta contestar”, dijo entre risas.

Lo cierto es que el fútbol y el CD Tenerife sirvieron de intermediarios para unir a Esther y José Manuel y así lo quieren recordar para siempre. Por qué no.

Compartir el artículo

stats