Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Objetivo: 12.572 espectadores

Solo el mal tiempo puede privar al Tenerife de batir esta tarde su mejor registro de público de toda la temporada l El Heliodoro, entre los campos que más se llenan

Enric Gallego agradece el apoyo del graderío tras marcar en el Tenerife-Burgos. María Pisaca

La afluencia de espectadores al Heliodoro Rodríguez López ha sido un perfecto termómetro de la ilusión del tinerfeñismo por su equipo de fútbol. Los primeros dígitos de asistencia al estadio fueron más bien discretos, condicionados por la influencia de la covid y por el lastre de tantas decepciones en cursos pasados. Pero en apenas unas semanas estos número se multiplicaron por dos, casi hasta por tres.

El ambiente idílico vivido en el Heliodoro en alguno de los últimos envites en casa se ha convertido en un poderoso imán para atraer nuevos aficionados. Si hoy el mal tiempo (hay previsión de lluvia a la hora de comienzo del encuentro) no lo impide, el recinto de la calle San Sebastián podría firmar su mejor dato de afluencia de espectadores desde que se introdujeron las restricciones por la pandemia. Un día de marzo del año pasado, la vida paró y el fútbol también. Desde la victoria por la mínima ante la Ponferradina (1-0 con gol de Sipcic) no se había visto un Heliodoro con tantos miles de espectadores como se vieron ante Amorebieta, Burgos, Girona o Alcorcón.

Las cifras dicen que al Tenerife le beneficia jugar en domingo y que al aficionado local le gustan los partidos vespertinos. Pero sobre todo, al seguidor blanquiazul le seducen los buenos resultados, el entusiasmo por lograr grandes conquistas y la conexión equipo-grada, cada vez mayor conforme el representativo se ha ido aproximando a los puestos de ascenso directo. Tanto es así, que ya el feudo tinerfeñista se encuentra entre las plazas de Segunda que más llenan. Por delante, solo dos estadios históricos como La Rosaleda y La Romareda.

Enric: «El empuje de la gente se nota»

Uno de los futbolistas más importantes del plantel, el delantero Enric Gallego, ha manifestado durante la semana que «el empuje de la gente se nota y va a más» con el transcurso de las jornadas. El ariete subraya que es «en los momentos más difíciles de los partidos» cuando se nota el factor campo. «Los rivales saben que aquí van a sufrir», sentencia el catalán.

Compartir el artículo

stats