Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramis: «Ya me esperaba un partido así»

El técnico blanquiazul pide que se valoren «los 30 puntazos» que ya suma el representativo

Luis Miguel Ramis, antes del partido de ayer. Carsten W. Lauritsen

El entrenador del Tenerife, Luis Miguel Ramis, ya había avisado por activa y por pasiva que esperaba grandes dificultades contra el Alcorcón. No se fiaba del colista, por mucho que los números y la trayectoria de los alfareros pudiesen llevar a engaño. Durante su alocución ante los periodistas, quiso el tarraconense poner el acento «en los 30 puntazos» que suma el representativo. Un botín que sitúa a los blanquiazules terceros en la clasificación y como primera alternativa a Éibar y Almería.

«El partido ya se me antojaba así, muy complicado, de los más difíciles que íbamos a tener en nuestro estadio», comentó el jefe del banquillo blanquiazul. Sus recelos respecto al adversario se confirmaron durante los 90 minutos. «Compiten al límite, son buenos jugadores y con experiencia en la categoría. Sabía que nos iban a dificultar el partido, así que el resultado es bueno. Hemos llegado al área y hecho gol; y en cambio en la nuestra hemos concedido poco» resumió.

«Tenemos 30 puntos, es para valorarlo muchísimo», reiteró el preparador catalán, que además se enfrentaba a la dificultad añadida que suponían bajas importantes, como las de Carlos Ruiz, Bermejo o Sipcic. Tampoco estaba bien Shashoua, así que abogó –contra todo pronóstico– por la titularidad de Emmanuel Apeh, a quien rescató del ostracismo con motivo del duelo de ayer. Visto el resultado, la apuesta no pudo salirle mejor.

«Hay un análisis del rival y uno nuestro. El partido nos iba a pedir capacidad para correr a la espalda, queríamos intimidar con dos delanteros grandes y correr», justificó. En todo caso, admitió que los suyos estuvieron «espesos» por largo rato, sobre todo en la primera mitad, y que luego mejoraron en la segunda. «Ahí es donde conseguimos alguna mejor circulación y variantes con las que poder hacer daño», completó.

«Nuestro déficit ha estado en no entrar bien al partido, aunque hayamos tenido ocasiones»

Dicho lo cual, se refirió a las adversidades que se fue encontrando durante la semana. «Hemos llegado justos», comentó antes de enumerar el parte de futbolistas con molestias. «León y Sergio han acabado con problemas derivados del cansancio; no podían dar ni un paso más por calambres. Ya teníamos pensado quiénes iban a salir si sucedía esto, con Muñoz de central y Pomares en la banda. Sipcic ha salido bien para lo que queríamos si tenía que jugar y lo ha hecho. Y Aitor Sanz ha estado con un proceso vírico, pero ha decidido tirar hacia adelante», celebró.

«Iremos a mejor, porque ya lo peor ha pasado», explicitó en relación al alto número de jugadores afectados por molestias que el equipo ha tenido esta semana. Por último, se le preguntó por otros asuntos, tales como la suplencia de Míchel y su ubicación en una parcela diferente a la que es habitual. «No quería romper la pareja Aitor-Corredera porque entendía que deshacerla podría crearnos algún problema».

Con vistas al futuro, y con duelos venideros contra Real B y Cartagena en el horizonte, asumió la exigencia del entorno y la ilusión desatada por este buen resultado. «Trabajamos para estar lo más arriba posible y entusiasmar a la gente. Son 30 puntazos, es para valorarlos muchísimo», repitió el míster.

Fran: «Es difícil quitarles la pelota»

Fran Fernández se marchó con la sensación de que su Alcorcón hizo méritos para más. «Neutralizamos bien el ataque posicional de ellos y nos faltó correr un poco más, aprovechando los espacios que nos dejaban. Pero al Tenerife es muy difícil quitarle la pelota y se ha visto una vez más», comentó. Del equipo blanquiazul, destacó que «hay un buen trabajo colectivo detrás» y que están en una dinámica muy positiva. «El resumen del partido es que la pelotita, cuando hay un rechace o una situación comprometida, cae siempre del otro lado», agregó. «Hemos hecho un buen partido y hemos neutralizado las virtudes de un gran equipo como el Tenerife, pero los errores que cometemos en las áreas nos condenan», reiteró. En todo caso, valoró que están «vivos» y prometió que su equipo no bajará los brazos.

Compartir el artículo

stats