Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Derbi

Ramis: «Seguiremos peleando»

El técnico tarraconense señala que el CD Tenerife podía haber empatado o ganado, pero que al final una jugada con mucha fortuna sentenció el encuentro para la UD

Luis Miguel Ramis, haciendo un gesto con la mano izquierda para pedir una tarjeta amarilla.

Luis Miguel Ramis, entrenador del CD Tenerife, afirmó en la rueda de prensa posterior al encuentro contra la UD Las Palmas, que concluyó con un 2 a 1, que «merecíamos no habernos ido de vacío de Gran Canaria», porque su equipo mejoró, controló y tuvo mejores ocasiones, sobre todo, en la segunda parte.

El tarraconense señaló que el rival tuvo algo de suerte en el gol de la victoria, una situación que tiene mucho más que ver con «la fortuna y el azar, porque pasa entre muchas piernas» en la jugada el descuento.

Ese gol viene de «una acción con un balón que llega fuerte al área desde un lateral que pasa entre muchas piernas» y por su experiencia «seguro que algunos jugadores han pensado en meter una pierna de por medio; luego hay temor a tocarla y desviarla... En definitiva, una situación fortuita que puede ocurrir, la han buscado (los jugadores de la UD Las Palmas) y encontrado en el minuto 92. Una pena porque merecíamos no habernos ido de vacío de Gran Canaria», sentenció.

El técnico blanquiazul reconoció las diferencias en el juego que tuvo su equipo, en una primera parte en la que no se llegaba al área con frescura y la segunda en donde se generaron auténticas ocasiones de gol. En el descanso «entendíamos que el partido no estaba en apoyos por dentro y que debíamos de darle al equipo más profundidad, jugadores que pudieran romper al espacio y que fueran más potentes», dijo para justificar el cambio del inglés Samuel Shashoua por el toledano Víctor Mollejo.

En su opinión, el equipo tenía controlado el encuentro, aún con los problemas de profundidad más allá del último tercio del encuentro, pero no dejó pasar la oportunidad de desvelar que «el árbitro me dijo que ese fuera de juego era por el cordón de una bota», lo que dio a entender lo justo de la acción que supuso el 1-0.

Por último, Luis Miguel Ramis se mostró seguro de que la pérdida del partido en estas circunstancias no va a suponer que el equipo llegue tocado en los siguientes enfrentamientos, «ya que el fútbol profesional está lleno de este tipo de situaciones. Pasamos este duelo. Lógicamente los jugadores están fastidiados, pero al día siguiente sale el sol. Estamos preparados para seguir peleando y no va a suponer esta derrota un contratiempo».

Shashoua reconoce su incidente

Sam Shashoua reconoció ayer, en Twitter, que se vio «envuelto en un incidente» -en la madrugada del lunes al martes, informó Radio Club- del que es el «único responsable» y en el que no actuó «de manera adecuada». «Asumo todas las consecuencias derivadas del mismo y pido perdón a la gran afición del Tenerife», añadió. En rueda de prensa, Ramis avanzó que no tuvo «una semana fácil» y no vio en estos días «lo que es él habitualmente».

Compartir el artículo

stats