Tadas, más grande con Ivanovic

El regreso al Baskonia del técnico montenegrino ha sacado la mejor versión del lituano, sobre todo en la parcela reboteadora

Sedekerskis (i) lucha por un rebote con Ferrando en el Baskonia-Valencia. | | ACB PHOTO

Sedekerskis (i) lucha por un rebote con Ferrando en el Baskonia-Valencia. | | ACB PHOTO / Carlos García

El alero lituano pero formado desde júnior en Vitoria ha mejorado notablemente sus números desde la llegada del nuevo técnico. Reubicado en la posición de cuatro Sedekerskis está resultando clave para el Baskonia en estas semanas más recientes

Una configuración algo descompensada de la plantilla –sigue buscando un base en el mercado pese a la llegada de Chiozza–, algunas lesiones en otros puestos que han obligado a una reubicación de roles, y, sobre todo, la llegada de Dusko Ivanovic al banquillo han rescatado la mejor versión de Tadas Sedekerskis. El jugador lituano y el técnico montenegrino ya habían coincidido en la anterior etapa –la tercera– de Dusko en el club del Buesa Arena. Fue en el ejercicio 20/21, con el lituano todavía por madurar. Ahora, con el baloncestista mucho más formado, la simbiosis entre ambos parece total; una comunión que entraña un peligro enorme para el Lenovo Tenerife.

Números clavados.

Sin tener un papel ni mucho menos residual, la aportación de Tadas Sedekerskis a las órdenes de Joan Peñarroya no terminaba de ser rutilante. Así, el curso pasado en ACB el lituano se fue hasta los 11,9 créditos de valoración gracias a sus 6,7 puntos y 5,2 rebotes en algo más de 21 minutos de media por duelo. Este año su protagonismo con el entrenador de Manresa, contando también la Euroliga, era clavado, al menos en el resultado final de la nota: 11,9 créditos de media.

Rumores que motivan.

Sin embargo, varios malos resultados pusieron en entredicho el futuro de Peñarroya. De hecho, el 25 de octubre ya se especuló seriamente que el acuerdo para el regreso de Dusko Ivanovic era total. Pese a esos rumores, el técnico catalán siguió otros dos duelos más en el banco: Panathinaikos y Andorra. Ambos acabaron en sendas claras derrotas para el Baskonia. Pero como si se estuviera oliendo algo, el salto cualitativo de Tadas en esos cuatro días fue enorme, para irse a una media de 25 de valoración.

Más de 32 minutos de media.

Ya con Ivanovic de vuelta al Buesa Arena, las prestaciones de Tadas han confirmado su progresión, hasta el punto de convertirse uno de los jugadores claves para el entrenador balcánico. En estos 12 encuentros (siete de Euroliga y cinco de ACB) a sus órdenes Sedekerskis está en pista más de 32 minutos de media y, al margen de aportar en los diferentes apartados ofensivos (supera el 50 por ciento de acierto en el triple y roza el 85 en los libres), está siendo clave en labores defensivas.

Titánico bajo el aro.

Actuando como cuatro la mayor parte del tiempo el lituano es el tercer mejor reboteador de la ACB, y el primero de toda la Euroliga. En la competición continental promedia 8,4 capturas, dejando muy lejos al más inmediato en este ránking, un Serge Ibaka que captura 7,1 rechaces por compromiso. Tadas ha acabado siete de sus 21 encuentros en dobles figuras bajo aros. Contra un equipo como el Lenovo Tenerife, con tantos problemas en ocasiones para hacerse fuerte en el rebote, que Sedekerskis no se mueva en sus números más recientes resultará clave para las aspiraciones canaristas de vencer de nuevo en el Buesa Arena.