Lenovo Tenerife: cinco finales para una Copa

Después de la inesperada derrota ante el Obradoiro, el Canarias sigue teniendo en sus manos el pase a la cita copera de Málaga.

Entrenamiento del Lenovo Tenerife.

Entrenamiento del Lenovo Tenerife. / CB Canarias

Julio Ruiz

Julio Ruiz

La presencia en la Copa del Rey como objetivo a corto plazo. Ya son siete las participaciones consecutivas del Lenovo Tenerife en una competición que es cada vez menos secundaria gracias a su atractivo formato de ocho equipos en una sede única –Málaga en 2024–. Los únicos compañeros de viaje que ha tenido el Canarias en cada una de estas siete ediciones son el Real Madrid, Barcelona y Valencia. Mucho mérito para el club isleño. Y su intención es repetir, aunque no se trate de una obligación. Pero la pelea por entrar, por terminar la primera vuelta de la Liga Endesa entre los ocho mejores, se ha encrudecido por la alta competencia que se ha generado a falta de cinco jornadas para llegar a la mitad del calendario, punto que representa la meta a cruzar.

Ya tiene su plaza el Unicaja por su condición de anfitrión. En cualquier caso, su segunda lugar en la tabla de la ACB a estas alturas, con nueve triunfos en doce partidos, es casi lo mismo que tener el billete sellado –no va a pederlo todo de aquí a la decimoséptima fecha–. También está dentro el líder, el Real Madrid (11), mientras que el Barcelona (9), el UCAM Murcia (8) y el Valencia (8) tienen pie y medio en la cita que se jugará en el pabellón Martín Carpena entre el jueves 15 y el domingo 18 de febrero de 2024. Son dos clasificaciones reales y tres virtuales. Quedarían tres.

La frontera numérica. Los antecedentes indican que la garantía está en la obtención de un mínimo de diez victorias en las diecisiete primeras jornadas, pero también han accedido a la Copa equipos con una menos. Ahí está la frontera, en los nueve triunfos. En cada temporada hay equipos que se meten y otros que se quedan fuera con un balance de 9/8. El factor de los puntos a favor y en contra tiene ahí un papel determinante para disolver atascos como el que afecta ahora al Lenovo Tenerife y a otros tres aspirantes, precisamente, sus perseguidores.

Rivales directos en el camino. Dada la igualdad existente, la reciente derrota de los tinerfeños ante el Obradoiro, en el Santiago Martín (87-92), fue un serio contratiempo en los planes coperos de los aurinegros. Porque el Canarias es octavo –este puesto le daría el pase– con una victoria menos (6) que el Gran Canaria y el Girona, pero tiene el mismo número de triunfos que tres equipos que le siguen en la tabla. Nada más y nada menos que Baskonia, BAXIManresa y Joventut. Hacía tiempo que no se registraba un bloqueo tan numeroso entre equipos con seis partidos ganados tras la duodécima jornada. La referencia más cercana es la de la Liga 2019/20 –Valencia, como octavo, Baskonia, Gran Canaria y Unicaja–. De estos cuatro, se clasificaron para la Copa el Valencia, que saltó a la sexta posición, y el Unicaja, que fue noveno y participó como anfitrión.

La buena noticia es que el equipo de Txus Vidorreta lo tiene en sus manos. Depende de sí mismo. Puede que le baste con ganar tres de los cinco partidos que le restan. O no. En ese trayecto, los aurinegros se cruzarán con tres rivales directos, Baskonia, BAXIManresa y Joventut, que también acumulan seis encuentros ganados. Para aumentar la dificultad, el Lenovo disputará tres duelos a domicilio y solo dos en el Santiago Martín. Iniciará la recta final de la primera vuelta en la cancha del Baskonia, este domingo (16:00). Repetirá fuera de casa el sábado 16 de diciembre;en concreto, en el pabellón del BAXIManresa. El viernes 22 recibirá a un Casademont Zaragoza que es quinto por la cola. Y se despedirá de 2023 en Granada –antepenúltimo–, el 28 de diciembre. Es probable que acabe jugándose el pase a la Copa el sábado 6 de enero en el Santiago Martín, ante el Joventut de Badalona. Incertidumbre hasta el día de Reyes.