Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marce Huertas y su eterna juventud

El base canarista firma su mejor actuación en ACB –tras 571 partidos– en puntos (33) y en valoración (38) l> Nunca nadie tan ‘viejo’ había anotado tanto en un encuentro

Marce Huertas deja atrás a Hobbs en el partido de ayer. | MARÍA PISACA

Cuando a falta de solo tres segundos para la conclusión del partido y con la victoria ya asegurada Huertas se dirigió a la línea para lanzar dos libres más, el Santiago Martín al unísono coreó el popular «¡MVP, MVP!». Reconocimiento al espectacular encuentro protagonizado por el brasileño contra el Obradoiro. Justo a continuación el base se llevó una ovación extra cuando fue sentado definitivamente por su técnico. Y ya al término del choque el preparador bilbaíno le dio «un abrazo en el centro de la pista» para otorgarle, si cabe, mayor realce a esta obligada pleitesía.

Otro regalo más.

Fue la respuesta casi inconsciente de afición, técnicos y compañeros, que no paran de rendirse, un partido sí y otro también, a las maravillas que le lleva regalando el base brasileño desde hace dos temporadas y media. La de ayer, en forma de duelo casi redondo en ataque. Desde el arranque, cuando anotó los seis primeros puntos de su equipo; hasta el epílogo, cuando mostró galones y con otros 13 tantos en el cuarto acto sofocó cualquier intento de rebeldía del Obradoiro.

Una planilla casi perfecta.

Pero más allá de la sensación de solvencia para asumir la responsabilidad, quedan los números. Y los de Marce ayer fueron superlativos. Se fue el sudamericano hasta los 33 puntos gracias a su 12/18 en tiros de dos, 1/2 en triples y 6/6 en libres, planilla sobresaliente a la que añadió siete asistencias, solo dos pérdidas y cinco faltas recibidas para 38 de valoración. Todo en menos de 29 minutos y medio sobre la pista.

Guarismo para la historia.

Por ahora, y a falta de la disputa de dos encuentros, el suyo es el mejor registro individual de la vigesimotercera jornada de la Liga Endesa 21/22. Sin embargo, aunque estos guarismos pueden ser mejorados en los próximos días, su actuación de ayer queda ya para la historia. Tanto a título particular como global.

Nunca firmó estos números.

Y es que en los 570 encuentros anteriores que había disputado en la Liga Endesa –esta es su decimoquinta temporada en España–, Marce nunca había llegado a estos registros. Hace dos cursos, el de su estreno como canarista, se fue en Zaragoza hasta las 17 asistencias, el tercer valor más alto en la historia de la ACB. Ese día se convertía en el primera jugador en hacer, en un mismo encuentro, más de 20 puntos y 14 asistencias (22+17).

Sus hitos precedentes.

Luego, hace unos meses, a caballo entre el ejercicio 20/21 y el 21/22, Huertas encadenó 63 tiros libres sin fallo, también el tercer mejor guarismo en la existencia de la competición. Ahora, Huertas bate nuevos registros. Con sus 33 puntos al obra, el dorsal nueve canarista deja atrás su tope de 27 tantos que logró en el ejercicio 05/06, contra el Forum Valladolid, cuando militaba en el Joventut. También supera su techo en valoración, fijado en los 35 créditos a los que se fue en la citada exhibición en Zaragoza.

Supera a Gervin.

Pero es que el nuevo registro del jugador canarista no tiene parangón entre los demás abuelos de la Liga ACB. Y es que nunca nadie con tanta edad había sido capaz de hacer 30 puntos o más. El registro de mayor edad lo poseía George Gervin, entonces jugador del TDK Manresa, y que alcanzó los 31 puntos en el último y decisivo encuentro del playoff por la permanencia ante el Tenerife Nº1. Lo hizo el norteamericano en 1990 cuando contaba con 38 años y 29 días. Ahora Huertas pasa de nivel y establece el nuevo registro en 38 años, nueve meses y otros tantos días. «Cuando hablamos de él hay que hablar de su nivel de baloncesto; de nada más», dijo ayer con rotundidad Vidorreta. Y no le falta razón al bilbaíno. Porque para Huertas es como si la edad no contara y tan solo fuera un número. Como si el paulista hubiera descubierto la pócima de la eterna juventud. Brujería o no de por medio, en el Canarias están disfrutando esta tercera edad deportiva de Marce.

«Si uno ama lo que hace, todo es más fácil»

Como en todos los episodios precedentes en los que ha firmado registros estratosféricos, Huertas llegó ayer a la sala de prensa del Santiago Martín como si acabara de hacer un partido cualquiera. Sin sacar pecho, pero sí presumiendo de lo que posiblemente sea uno de los grandes secretos de su excelso rendimiento actual cuando está cerca de cumplir los 39 años. «Dilo, dilo, no pasa nada», espetó el de Sao Paulo cuando se le calificó como el jugador «más viejo» en la historia de la Liga en sobrepasar los 30 puntos en un partido. «Si puedo seguir así no voy a pensar en pasar», respondió al ser cuestionado por cuánta cuerda le puede quedar. «El tiempo será el que dirá cuándo tendré que hacerlo», explicó Huertas, cuyo propósito principal ahora pasa por «seguir disfrutando». «Porque eso es lo que hago cada día. Disfruto viniendo a entrenar cada día, estando con mis compañeros y, por supuesto, con los partidos. Si uno ama lo que hace todo resulta más fácil», añadió. También ha tenido que ver en este rendimiento superlativo de ayer el descanso del que Huertas ha disfrutado estos días tras haber descartado su presencia con la selección de Brasil en la última Ventana FIBA. «Me hubiera gustado ir, pero tal y como estaba físicamente, es que no podía. Incluso la semana pasada seguía encontrándome mal, vine a entrenar un día y casi me mandan para casa porque se sentía muy flojo y débil físicamente», desveló el base canarista, que el pasado fin de semana pudo «descansar y coger algo más de ritmo y de aire». Pese a su «deseo de estar con la selección», el reposo de Marce lo ha agradecido el Lenovo Tenerife.

Compartir el artículo

stats