Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Liga Endesa

El sacrificio superlativo da al Lenovo un triunfo doble

El cuadro lagunero se impone de forma contundente al Murcia (87-71), al que también le gana el average particular

46

Lenovo Tenerife - UCAM Murcia Carsten W. Lauritsen

En uno de sus partidos más sólidos y completos en lo que va de temporada el Lenovo Tenerife se ha impuesto de forma clara al UCAM Murcia (87-71), rival directo en la zona media-alta de la tabla y contra el que los aurinegros también recuperan el average (88-86 en la primera vuelta). Un gran trabajo defensivo, pese al colapso inicial en ataque (10-16), le sirvió a los de Vidorreta para encarrilar su triunfo, maniatando a su adversario, hasta el punto de dejarlo en solo 41 puntos después de 30 minutos de encuentro (60-41).

Sin apenas fisuras en su propio rebote y bajando su número de perdidas (5 en los tres primeros cuartos), el Lenovo se encomendó delante a un excelso Huertas, autor de 24 puntos y cinco asistencias (27 de valoración), así como a la polivalencia de Sulejmanovic (13 puntos con tres triples y siete rebotes), la capacidad ofensiva de Wiltjer (14 tantos) y la aportación de Shermadini, que pese a sus problemas con las faltas se fue hasta los 12 puntos y nueve rebotes en apenas 18 minutos en cancha.

Fue sólida la salida del Lenovo, que tiró de la fiable conexión entre Huertas y Shermadini. El brasileño le ganó la espalda varias a Davis (que le cedió el lado débil) para producir él mismo o conectar con el georgiano (6-0), que además fue un seguro de vida en el rebote defensivo. Aún así, el Murcia cargó y logró quitarle un par de balones la mano al poste canarista.

Lenovo Tenerife- UCAM Murcia

Lenovo Tenerife- UCAM Murcia @CB1939Canarias

Sin embargo, el cuadro isleño no logró darle continuidad a su buena puesta en escena. Shermadini cometió su segunda falta en apenas tres minutos (ambas evitables), Guerra no mostró la contundencia necesaria debajo del aro (ni tampoco la confianza necesaria en los dos triples liberados que tuvo), y además el conjunto lagunero se encontró con el primer arreón importante de Taylor (dos triples para el 8-12).

Colapsado en ataque (con Fitipaldo protagonizando malas finalizaciones), el grifo se le cerró por completo al Lenovo, que durante muchos minutos vivió de una escasa producción en el tiro libre (7/8 en el primer cuarto). Tal fue la sequía que el cuadro canarista estuvo más de ocho minutos y medio sin anotar una sola canasta en juego. El 2/12 al término del primer acto lo decía todo de un equipo que se mueve en números superiores al 50% de efectividad. Sí logró al menos el equipo de Vidorreta evitar, minimizando sus pérdidas, que su rival corriera tal y como sí hizo hace apenas dos semanas: solo dos regalos y ambos de Shermadini en su propia zona.

La mala racha la cortó Wiltjer con un triple (14-16, 10') en el inicio de una recuperación en la que mucho tuvo que ver el canadiense, al igual que la clarividencia de Huertas y la solidez en el rebote defensivo de Sulejmanovic pese a la insistencia pimentonera en buscar segundas opciones (solo tres al descanso). Con Todorovic aguantando en el físico a Rojas y dos aportaciones de Salin desde el 6,75 el Lenovo se disparó hasta su máxima renta (26-18).

Entre Taylor y Bellas el Murcia tomó aire desde el 6,75 (26-23), pero ahí el Canarias tiró de colectivo para mantener a buen recaudo su renta. Así, entre el mate de Shermadini, un triple de Wiltjer, un 2x2 finalizado por Sulejmanovic y un 2+1 de Huertas el conjunto lagunero alcanzó el +10 (38-28) poco antes de un intermedio al que los de Sito Alonso llegaron con unos ridículos 29 puntos. El control del rebote y el no conceder regalos (solo tres pérdidas y ni un solo contraataque de los visitantes) explicaban estos guarismos.

A la vuelta de vestuarios el Canarias se encontró con un plus un tanto inesperado. Y es que lo que en un principio fue un parche casi obligado en la primera mitad se convirtió en un fantástico recurso en el tercer cuarto, ya que Sule en labores de cinco no solo ató en corto a Lima dentro de la pintura, sino que explotó su buena mano desde el perímetro con sendos triples en 45 grados mientras que su par brasileño se quedaba hundido en la zona. Otro acierto más exterior de Salin catapultó al Lenovo hasta el 49-34 (25').

Más allá de su acierto desde el arco, el Canarias estaba marcando diferencias gracias a su aplicación defensiva frente a un rival que lo fió todo a Davis y a Taylor, tan participativos como erráticos. Amagó el Murcia con meterse en el duelo (51-39), pero respondieron los locales con la aparición de Fitipaldo (triple y pick and roll para un Shermadini superior a Cate), a la vez que Wiltjer trataba de sacar ventajas en el poste (60-41). Después de 30 minutos el Lenovo había dejado en solo 41 puntos al máximo anotador de la competición.

El UCAM se encomendó a los triples de McFadden (64-51, 32'), pero de nuevo Huertas asumió el liderazgo hasta el punto de que con ocho tantos casi consecutivos devolvió la diferencia a guarismos de los minutos anteriores (71-53). Con cuatro pequeños el Murcia apostó un todo o nada con cuatro pequeños para acelerar el duelo y poder correr a pista abierta. Entre las llegadas en primera oleada de Davis y Taylor y la labor de Cate en el rebote ofensivo el Canarias vio como su colchón se quedó en solo 12 puntos (73-61).

El momento, con poco menos de cuatro minutos por jugarse, no llegó a ser ni delicado, ya que entre un libre de Huertas y un triple inverosímil de Salin, el Lenovo despejó dudas (77-61) antes de que Doornekamp cerrara el duelo desde la esquina (82-64). Totalmente lanzado, ya no le importó al cuadro isleño que en el epílogo el partido se siguiera desarrollando a tumba abierta. Todo antes de un desenlace que deja a los de Vidorreta con su décima victoria del curso. Un triunfo de valor doble y que confirma que este Canarias se ha reencontrado con su propia identidad.

Compartir el artículo

stats