En un hito sin precedentes en la historia canarista, el Lenovo Tenerife ha asegurado ya matemáticamente su clasificación para el playoff de la Liga Endesa, con diez partidos aún por disputar para finalizar su fase regular La victoria aurinegra del sábado en Sevilla para situarse con un balance de 21 triunfos y solo cinco derrotas, unido al tropiezo del Andorra ayer contra el Baskonia así lo posibilita.

La distancia obtenida con respecto al noveno clasificado, frontera entre las series finales y la media tabla, es tan amplia que pase lo que pase de aquí a la jornada 36, el grupo de Txus Vidorreta tiene ya un colchón suficiente de victorias para jugar por el título de la ACB 20/21. Así, el tener el average ganado (habiéndose impuesto en los dos partidos directos) con el Andorra, el Manresa y el Gran Canaria juega a favor de los de Txus Vidorreta. Los tinerfeños aspiran a hacerlo incluso en calidad de cabezas de serie, lo que les permitiría tener el factor cancha a favor al menos en la eliminatoria de cuartos de final, que se disputaría al mejor de tres encuentros.

La de este curso es la séptima clasificación de la historia aurinegra para pujar por la corona de la ACB. Tres de esas veces corresponden a la etapa de los años ochenta en la élite, bajo otro formato de competición (en la que había primera y segunda fase, series A1 y A2), que permitía luchar por el título a más equipos, de manera que el playoff arrancaba desde los octavos de final, con 16 candidatos.

Y las otras cuatro clasificaciones se han producido en las últimas cinco temporadas, ya bajo el actual sistema de competición, donde son ocho los aspirantes que disputan las series finales, con la excepción del curso pasado, cuando la irrupción de la pandemia obligó a parar la fase regular antes de su conclusión y organizar luego una Fase Final Excepcional, con 12 equipos en liza, cuando los isleños marchaban cuartos en la tabla con un balance de 14-8.

Otro registro importante que acredita la campaña memorable que están firmando los canarista es el que habla del número de victorias acumuladas hasta la fecha: 21 con diez partidos aún por jugar. El conjunto insular está a un solo triunfo de igualar su mejor cosecha de triunfos en una fase regular. El tope anterior, también con Txus Vidorreta al frente del banquillo aurinegro, son las 22 alegrías festejadas en el curso 16/17.

La clasificación más tempranera

La de ayer es la clasificación para playoff más prematura de las logradas por el CB Canarias en esta nueva etapa en ACB. El antecedente que más se le acerca data del curso 16/17, cuando los aurinegros se aseguraron ser octavo justo en la jornada que les tocaba descansar, con balance de 19-8 y todavía cinco partidos por jugarse. Acabarían los isleños quintos con 22-10. En la 17/18 el billete llegó, de forma matemática, en la última jornada con la contundente victoria en la cancha del Betis (62-109). Un año después (18/19), esa presencia entre los ocho primeros también debió certificarse en la jornada final, pero la derrota ante un Fuenlabrada que no se jugaba nada impidió seguir la racha. El 14-8 (y un partido pendiente) con el que marchaban los isleños cuando se detuvo la liga el año pasado apuntaban a un pase algo más holgado.