Triunfos por la mínima que valen su peso en oro para Real Unión y UD Granadilla Tenerife B. Ambos cortan su mala racha de los últimos encuentros y además ganan enteros en su lucha por permanecer en la Liga Reto. Como local, el Real Unión dejó atrás su mala dinámica con un valioso triunfo por 1-0 ante el Granada CF, segundo clasificado del Grupo Sur. Un gol en el minuto 58 de la capitana local, Saray García, dio los tres puntos al conjunto tinerfeño frente a un rival que solo había perdido cuatro partidos en toda la competición, y que llegaba a Tenerife con un bagaje de cinco victorias consecutivas.

El Real Unión, por su parte, frena su mala secuencia de resultados, tras siete encuentros consecutivos sin ganar, ya que su último triunfo, también en casa, se remontaba al pasado 29 de enero frente al Elche (2-0). Con esta victoria, el equipo isleño se sitúa undécimo en la clasificación, fuera de la zona de descenso directo, con 25 puntos y cuatro de ventaja sobre su inmediato seguidor, el Betis B.

Ya como visitante, la UD Granadilla Tenerife B venció a domicilio al FF La Solana, de Ciudad Real (0-1). Un gol de Andrea Marrero, al rematar de cabeza en el minuto 48 un saque de esquina desde la izquierda, dio los tres puntos al filial blanquiazul. En la primera parte las mejores ocasiones fueron para el conjunto local, que se aproximó al área tinerfeña con mucha asiduidad y peligro, pero no logró abrir el marcador.

Tras el descanso entró mejor el Granadilla B, lo que aprovechó para ponerse con ventaja y después disponer de varias oportunidades para aumentar su renta. Sin embargo, la ocasión más clara la tuvo La Solana con un cabezazo de la francesa Naomie Vagre que se estrelló en el larguero tras un córner. Al final, victoria clave para el filial blanquiazul, que se aleja de los puestos de descenso directo, con 28 puntos.