El júnior del Cajasiete Canarias logró ayer, en Tacoronte, el Campeonato de Canarias de la categoría júnior. Lo hizo el cuadro aurinegro gracias a su victoria en la final frente al Canterbury por 65-74, dando continuidad a su triunfo en semifinales frente al Gran Canaria (64-61). Buena parte del plantel aurinegro es el mismo que lograra hace una semana el ascenso a Liga EBA. De esta manera el conjunto lagunero logra colar a sus tres principales equipos de base (junto al cadete y el infantil) en el Campeonato de España. Por su parte, el Santa Cruz, que cayó in extremis en semis ante el Canterbury (61-65), se tuvo que conformar con la cuarta plaza al ceder también frente al Gran Canaria (53-95).

Ya en en el Regional femenino, el Clarinos acabó en segunda posición al no poder hacer frente al Islas Canarias (78-43), mientras que en la final de consolación el Adareva venció al Gran Canaria con bastante comodidad: 71-46. Los dos equipos tinerfeños quedan a la espera de posibles renuncias para poderse meter en el Nacional de la categoría.