Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Música
Jaume Santonja Director de orquesta

«Este es el concierto perfecto para descubrir un recital de música clásica que realmente impacta»

"Hemos tenido un día menos para ensayar, pero la orquesta funciona muy bien", afirma el director de orquesta

Jaume Santonja. Miguel Barreto

Jaume Santonja se pondrá este viernes 30 de septiembre, a las 19:30 horas, al frente de la Sinfónica de Tenerife para desarrollar un programa titulado ‘Muerte y transfiguración’ con piezas de cinco compositores.

Casi no consigue llegar a la Isla por culpa de ‘Hermine’...

Me tocó el temporal, sí. Es verdad que habían avisado pero las previsiones cambiaban cada día. Yo tenía el domingo por la mañana un vuelo. De hecho, unos compañeros cogieron otro dos horas antes que yo y llegaron a Tenerife. Yo no. Venía desde Alicante directo a Tenerife, nos fuimos a Agadir. Allí estuvimos dos horas. Dijeron que no se podía aterrizar en Canarias y tuvimos que volver a Alicante. Eso fue el domingo, teníamos que comenzar con los ensayos el lunes por la mañana y no se pudo. Me compré unos billetes a Londres y de Londres a Tenerife el lunes y estuve como ocho horas en el avión para llegar.

Han tenido un día menos para ensayar por ese motivo.

Sí pero la orquesta funciona muy bien. Es un programa muy exigente pero se puede hacer perfectamente. El concierto saldrá muy bien.

El programa del concierto engloba a cinco autores. Gira en torno al tema de la muerte pero no será un concierto triste, según ha comentado

Cuando uno hace programas y temáticas hay que darle un título pero eso no lo es todo. Por ejemplo, la obra que hace List es como una paráfrasis en piano sobre el Dies Irae. Era un virtuoso del piano e hizo auténticas locuras. Y las dos obras que tratan más concretamente de la muerte son casi como caricaturas musicales burlándose de ella. Lo mismo pasa con la Danza macabra de Saint-Säenz y que es tan conocida. Al final es casi como un baile de esqueletos. Mahler escribió el Tontenfeier cuando era muy joven pero estaba pasando por tormentos personales y andaba desesperado. Es un concierto muy romántico y no trata de la muerte como alguien que está viejo o enfermo. La de Strauss la escribió también durante su juventud y es muy curiosa. La quería poner al final del programa porque para mí el compositor tomó una idea y, como si fuera un poeta, escribió sobre ella. De hecho, cuenta la historia de un artista imaginario que está en el final de su vida. Se centra en el paso trascendental de un artista cuando muere. No es una música para nada diabólica pero sí que tiene momentos de dolor. Todo ese programa, curiosamente, está escrito en la partitura.La obra empieza con unos pálpitos del timbal y de las violas que son como un corazón que se está parando. También hay música de memorias, donde recuerda cuando estaba enamorado, y de repente le viene un achaque. Es como ver una película. Hay una parte en la que dice ‘el alma abandona el cuerpo’. Contar eso con música es una cosa fantástica, te hace pensar.

¿Por eso la sitúa al final del programa?

Sí. Porque su preocupación es la de ser trascendente, la de haber cumplido la función de artista. Se da cuenta de que solo lo cumple cuando acaba su vida porque el viaje es el que es. Escuchar cómo lo construye es maravilloso.

"Ya la primera vez me quedé alucinado con la orquesta y este auditorio"

decoration

Esa pieza de List es un estreno para la Sinfónica...

Sí. Es realmente extraña. Para ella contamos con el pianista Andrei Korobeinikov, que es maravilloso. Confeccioné el programa pensando en él.No cabía un concierto normal de los que se hacen habitualmente en estos programas porque hay muchas obras con una organización concreta. Empezamos con Mahler y terminamos con Strauss, que son dos piezas muy importantes que no se deben poner juntas. Necesitan de una especie de interludio para que la gente tenga su espacio para escucharlas bien. Pensé en el Totentanz y en Andrei, que es excepcional y capaz de tocar una obra diabólicamente difícil como esta. List era un virtuoso, como los Rolling de ahora. Iba por el mundo de gira, una estrella. Estoy muy contento con el programa. El título es dramático pero quien venga lo va a disfrutar.

Es la segunda vez que dirige la Sinfónica, ¿qué tal trabaja con nuestra orquesta?

Estuve el año pasado pero estábamos con la pandemia. Había mascarillas y distancia. Ahora es mucho mejor solo por el hecho de poder verle las caras de la gente. Ya la primera vez me quedé alucinado con la orquesta y este auditorio. Estamos hablando de una orquesta de mucha calidad. Estoy encantado.

¿Cómo animaría a que la gente a que venga?

Por simple curiosidad, que no piensen en títulos. Si quieren descubrir qué es un concierto de música clásica que les impacte, este va a ser perfecto. Es un poco como una spotify list, hay de todo. Vamos a tocar muchos estilos y creo que les va a atrapar.

Compartir el artículo

stats