Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

DJ DARÍO | productor

«Nos vendieron que hay que irse de Canarias para triunfar y es mentira»

Dj Darío posa en las ramblas de la capital tinerfeña. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Dj Darío lleva muchos años codeándose con artistas de dentro y de fuera de Canarias. Siempre metido en el ámbito de la escena urbana, ha creado un sello para dar soporte a jóvenes promesas del género como El Ima, el joven cantante tinerfeño al que se le ocurrió la idea de plantear un remix de Cayó la noche con las principales voces de las Islas.

Lleva muchos años metido en este mundo...

Desde 1997, de una manera u otra. Empecé como dj, de ahí pasé a productor y también he sido promotor. Estuve entre los culpables de que, por ejemplo, los artistas del reggaeton vinieran a Canarias. Desde Voltio a Tego Calderón y Ozuna. Era el enlace para que vinieran a actuar. A partir de 2015 ya empiezan a llegar. Fui el dj de Voltio en Europa, por ejemplo. También fui el de las K-Narias. Luego me he ido introduciendo en la parte más latina. A partir de 2016 ya empecé a trabajar como manager con Maikel Delacalle.

Esas visitas a las Islas que recuerda eran un paso obligado para todos esos artistas latinos si querían introducirse en Europa, ¿no es cierto?

Tenemos un mercado que siempre ha consumido mucha de esa música. Si es verdad que ahora en la Península escuchan muchísimo reggaeton pero eso antiguamente no existía. De hecho, yo iba como dj a la Península en las fiestas de R&B y Hip Hop y empecé a meter a Tego Calderón, por ejemplo. Eso me costó que muchas salas no quisieran llamarme más. Sin embargo muchos espacios empezaron a darle cabida a esa fusión y fue como una bola. Pero al principio era imposible encontrar salas en la Península donde se escuchara reggaeton. En Canarias era ya lo habitual, se escuchaba salsa y reggaeton mezclada con otros estilos. El Carnaval es nuestra fiesta por excelencia y nos criábamos con la salsa, que es por ejemplo lo que le pasa a El Ima. Desde los inicios somos consumidores de música latina y creo que también tiene que ver mucho con nuestro mestizaje cultural y con la unión con Venezuela y Cuba, por ejemplo. Siempre ha llegado antes aquí. Ahora ya no porque está claro que la música latina es un boom. Pero antes todos los artistas latinos, tanto los de la salsa como los de reggaeton, sabían que tenían que empezar por Canarias.

Y curiosamente son ahora las nuevas generaciones de este género en las Islas las que triunfan a nivel nacional

Claro. ¿Sabes por qué? Creo que lo que tenemos a favor es el acento. En la Península se está consumiendo mucha música de Puerto Rico, de Argentina, etc. Dentro de este tipo de música nuestro acento también ayuda. No es lo mismo un madrileño haciendo reggaeton. Lo que se hace aquí –por explicarlo de alguna manera– tiene más credibilidad. La gente lo consume y además el acento canario gusta. Supongo que es también por nuestra cultura en general, a los canarios se les da credibilidad porque saben que tenemos mucha más experiencia en este ámbito. Se ha generado una unión entre los artistas, además, que no había antes.

Esa unión que comenta se ve perfectamente en el remix de Cayó la noche, un éxito...

Llevo muchos años luchando por esto que está pasando ahora. Por eso estamos tan contentos. He vivido esto antes. He estado en Puerto Rico y he visto cómo se juntan y suman. Lo mismo en Colombia: seis compositores en una habitación ayudando solo a uno. En España nadie hacía eso hasta ahora, quizás por una rivalidad absurda o por los números. Este grupo de artistas, esta nueva generación que está funcionando, tiene esa visión: saben que si trabajan juntos y se apoyan, crecen.

Los más consolidados apoyan a los que empiezan, ¿es eso?

Exacto. Los que tienen una mayor exposición como Bejo o Cruz Cafuné se han prestado a grabar con los nuevos como Quevedo, Juseph, La Pantera, etc. Esa ha sido la piedra angular de este éxito. Le ha dado más visión. Está claro que esto es lo que hace falta. Los que están posicionados deben darle la mano a los que vienen. La fórmula es la suma de todos.

¿Cómo se podría denominar el estilo que engloba a este grupo de artistas?

Creo que se les puede englobar en música urbana. Uno hace rap, otro más R&B, después también hay trap, reggaeton, electrónica. Hay mucha fusión.

Ha creado un sello para dar cobertura a los jóvenes artistas que comienzan: Tropicanarian. Uno de sus representados es El Ima, uno de los colaboradores del mix de Cayó la noche.

Es un sello que quería crear desde hace mucho tiempo porque veía muchas carencias. Hemos levantado Tropicanarian con la idea de que sea un sello 360 donde hacemos management para desarrollar artistas desde cero, como es el caso de El Ima y de Dailos Minguillón, por ejemplo. Trabajamos todo: redes sociales, booking, marcas y patrocinios. En Canarias había un vacío y por eso hemos creado también Deisla Global Group, otra plataforma donde no hace falta firmar con los artistas sino en el que simplemente ayudamos con la distribución. Colaboramos, por ejemplo, en subir su música a las plataformas –muchas veces no saben aún como hacerlo–, a que registren sus canciones, etc. Hay un desconocimiento brutal en este sentido. He viajado mucho y veía que en Canarias hacía falta una base así. Cuando empecé a trabajar con Maikel lo hicimos un poco de cero y de repente nos encontramos con que ya era un artista global y estábamos en Medellín, en Miami y en Los Ángeles. Todos los días me encontraba en mi correo electrónico con unos artistas brutales con los que no podía trabajar en ese momento porque no daba abasto. Necesitábamos tener una oficina donde todo se regularizara y pudiéramos ayudarles. Una cosa necesaria, por ejemplo, es facilitarles un estudio. No tienen medios para pagarlo. También les proporcionamos buenos diseños, buenas fotografías y buenos vídeos, por ejemplo. Hay que invertir en ellos porque es lo que les falta. Tienen el talento pero si no se les ayuda la música es un campo muy difícil y muy costosa.

¿Cuánto llevan con esta experiencia? ¿Cómo está resultando?

Empezamos con Tropicanarian en 2020. Nos cogió la pandemia en el inicio, llevamos relativamente poco. Con Deisla igual, fue a finales de 2020.

¿Y a qué artistas lleva?

Ahora mismo tenemos a El Ima y a Dailos Minguillón. También estamos trabajando con una dj que es Tay De León, de Tenerife, que está de residente en Opium Barcelona, uno de los mejores clubs de Europa. Está girando por toda España e incluso tenemos ya propuestas a nivel internacional.

¿Y con Maikel Delacalle?

No, ya hace un tiempillo que dejamos de trabajar juntos pero hay buen rollo con él, claro. Estuvimos juntos en el proceso de crecimiento. Es muy buena gente, muy humilde y un súper talento. Es una referencia porque lo hicimos cuando no lo hizo nadie. Defendíamos juntos –y yo lo defiendo ahora con Tropicanarian también– que sí que podemos hacer nuestra propia industria. Cuando firmas con grandes compañías, lo primero que te dicen es que tienes que irte a vivir a Madrid. Siempre dijimos que queríamos seguir viviendo aquí y que desde aquí teníamos más conexión con Latinoamerica. Todo el mundo tiene la manía de decirte que para triunfar tienes que irte de Canarias. Yo creo que no. Tenemos nuestra propia industria y ahora se ha demostrado, después de tantos años. Tenemos a SaoT, por ejemplo. Es uno de los mejores haciendo vídeos y está realizando una labor brutal. Ha sido de los primeros en apostar por gente como Quevedo y La Pantera sin mirar intereses económicos. Él vio talento y quiso ayudar. Tiene un mérito brutal porque está muy bien posicionado. Esta producción de la que hablamos, Cayó la noche, tiene un productor de Gran Canaria, el vídeo es de SaoT y las fotos son de Lauren Collins. Es todo netamente canario. Hemos demostrado que el número uno de Spotify, algo que no ha conseguido nadie, es cien por cien producto de la industria canaria. Hemos demostrado que estamos a la altura de lo que hace Puerto Rico o Argentina. Hay que quitarse las barreras de la cabeza. Durante años nos han vendido que hay que irse de Canarias para triunfar y es mentira. Nosotros lo hicimos desde aquí con Maikel. Logramos tener un artista global con discos de platino. Actuaba en Los Ángeles y seguíamos viviendo aquí. Ahora, este grupo de jóvenes artistas, este fenómeno, demuestra de nuevo que se puede lograr. A lo más que se puede llegar a nivel nacional, que es ese número uno, es de la industria canaria. El vídeo está diseñado aquí, el productor es de Gran Canaria y los chicos son de varias de las Islas también. La fusión de todo lo ha logrado. Podemos tener nuestra industria y hacer un producto al nivel de lo que pasa en el resto del mundo.

Las voces femeninas tampoco se están quedando atrás en Canarias.

Cierto. De hecho, estoy intentando empezar también a trabajar con más chicas aunque a veces cuesta. Quizás los chicos son más lanzados. Las chicas miran siempre muy bien lo que hacen. Me parece increíble lo que están logrando ellas, hay mucho talento pero muchas de ellas no acaban de creérselo y no terminan de dar el paso de dedicarse a esto. Para eso estamos, para que pierdan ese miedo y llevarlas al estudio.

Se habla mucho de oportunidades de negocio para el Archipiélago relacionadas con otro tipo de expresiones artísticas como el cine, por ejemplo, pero ¿quizás habría que fijarse en esto que está pasando con el género urbano?

Creo que esto que está pasando es un ejemplo para que las autoridades se empiecen a fijar y faciliten medios para que esto se convierta en algo normal y haya un producto de calidad. Basta con buenos medios, estudios e infraestructuras. Es el momento de verlo. Todos los que están ahora mismo triunfando –como Bejo, Don Patricio o Cruz Cafuné– empezaron buscándose solos la vida. Con esto también se genera empleo. ¿Qué falta también? La apuesta de los patrocinadores, no solo las instituciones. Las marcas canarias deberían darse cuenta. Arehucas lo hace, por ejemplo. Creo que la exposición que tienen lo merece. Si una marca hubiera colaborado con este vídeo, por ejemplo, estaría ganando mucha repercusión. Pero sí destacaría el apoyo de proyectos como Click and Roll a todos los artistas. Es el camino que deberíamos seguir. Ustedes, como periódico, también lo hacen. Hay que destacar programas como el de Click and Roll con artistas que son exclusivamente de Canarias y donde nosotros mismos conocemos gente a la que no teníamos forma de llegar.

Compartir el artículo

stats