Pepe Dámaso: "¡Viva España y viva la amnistía!"

El artista agaetense, el físico Emilio Cuevas y la filóloga Dolores Corbella son galardonados por promover en Canarias el espíritu de la Constitución de 1978

Anselmo Pestana entrega el galardón a Pepe Dámaso

Anselmo Pestana entrega el galardón a Pepe Dámaso / LP/DLP

Néstor Santana

Néstor Santana

«Yo soy archipelágico, pero amo España, y aunque suene muy patriota, me gustaría decir: ¡Viva España y viva la amnistía!». Así comenzó su discurso el artista Pepe Dámaso durante el acto en conmemoración de la Carta Magna, que se celebró ayer en la Delegación del Gobierno en Canarias. Tras recibir un galardón por promover el espíritu constitucional, el agaetense defendió que la medida promovida por el Ejecutivo de Pedro Sánchez y los partidos independentistas catalanes es sinónimo de «perdón y convivencia», palabras que arrancaron un aplauso tímido entre las autoridades militares, judiciales y políticas presentes.

Aseguró también que, desde su punto de vista, la amnistía para los encausados por el procés es el «alma de la democracia», para convivir y estar «todos juntos», así como la «paz que siempre queda en el espíritu, en el deseo y en el comportamiento». «No sé si algún artista ha tratado plásticamente este tema», señaló antes de explicar que la iniciativa legislativa le recuerda al cuadro El abrazo, de Juan Genovés.

 Junto a Dámaso, también se reconoció ayer, en el 45 aniversario de la ratificación vía referéndum de la ley suprema de 1978, a la filóloga Dolores Corbella y al físico Emilio Cuevas. Los tres fueron distinguidos por sus contribuciones en el marco de los artículos tres, 20.1 y 44.2.

A Corbella por el tercero, que subraya que «el castellano es la lengua española oficial del Estado». Es catedrática de la Universidad de La Laguna (ULL) y la primera mujer canaria académica de la Real Academia de la Lengua Española (RAE). La científica ha sido premiada por mostrar que el castellano no es solo un idioma, sino una forma de comunicación rica en matices. Y es que ha enfocado sus más de treinta años de carrera en la investigación de la variación atlántica, que es la que se habla en las Islas.

La idiosincrasia de Canarias

«Se reconocen y protegen los derechos a la producción y creación artística», expone el prefacio constitucional por el que se homenajeó a Dámaso, que es doctor Honoris Causa por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULGC) y premio Canarias de Bellas Artes. El pintor y poeta, que cumple mañana 90 años, ha sido condecorado por saber expresar, con su gran versatilidad y talento, la idiosincrasia del pueblo canario, llevándola mucho más allá del Archipiélago, con exposiciones en galerías de Europa y Estados Unidos.

Por último, el buen hacer de Cuevas ha sido inscrito en el artículo 44.2, que recalca que los poderes públicos deben promover «la ciencia y la investigación científica y técnica en beneficio del interés general». Este físico, que pertenece al Cuerpo de Diplomados del Estado y al Cuerpo Superior de Meteorólogos del Estado, fue director del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña de la Agencia Estatal de Meteorología. Ayer se le honró por sus contribuciones, ya que demostró, a través de la meteorología, que se pueden desarrollar modelos predictivos que salvan vidas humanas. Un ejemplo es su sistema para la predicción de tormentas de polvo en oriente próximo.

Bajo la atenta mirada del rey Felipe VI, cuyo retrato presidía la sala, la ceremonia dio el pistoletazo de salida al son del himno nacional y cerro el telón con el canario, Arroró. Ambas piezas fueron interpretadas por los músicos de la Banda Sinfónica Municipal de Las Palmas de Gran Canaria. Melodías que pusieron en pie a todos los asistentes, al igual que el minuto de silencio que se guardó en recuerdo del primer presidente de Canarias, ministro con el presidente Felipe González y diputado constituyente, Jerónimo Saavedra, que falleció el pasado 21 de noviembre.

Tras la entrega de reconocimientos, tomó la palabra el delegado del Gobierno en las Islas, Anselmo Pestana, quien aseguró que la Carta Magna es símbolo de la esperanza, de progreso para el país y las máximas cotas de libertad alcanzadas nunca. También expuso que gracias a ella España ha pasado de ser «una excepción en Europa, a un país excepcional en el seno de la Unión Europea».

El acto contó con la concurrencia de los subdelegados del Gobierno en Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, Teresa Mayans y Javier Plata, respectivamente; las anteriores delegadas del Ejecutivo, Elena Máñez y Mercedes Roldós; así como del diputado constituyente y actual alcalde de Santa Brígida, José Miguel Bravo de Laguna; la teniente alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Inma Medina; el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, Augusto Hidalgo; el jefe del Mando aéreo de Canarias, el general Vidal Fernández; o el presidente de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Emilio Moya.

El término «disminuidos»

El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, aseguró ayer, durante el acto en conmemoración de la Contitución de 1978, que la Ley Fundamental debe reformarse por medio del consenso político para adaptar su texto al siglo XXI. Puso como ejemplo el artículo 49, que se refiere a las personas con discapacidad como «disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos». Pestana considera que estas formas no están «a la altura de los tiempos, ni de los conceptos, ni de cómo se hace frente a esas políticas que son tan necesarias». En esta misma línea se pronunció ayer desde Madrid la presidenta del Congreso de Los Diputados, Francina Armengol, que en su discurso con motivo de la celebración del referéndum de la ley suprema del Estado, destacó que a «título personal» cree conveniente la reforma "urgente" de este prefacio. «En nuestro texto fundacional las personas con discapacidad deben ser tratadas como corresponde. Debe desaparecer de una vez el ofensivo término ‘disminuido’, tal y como reclama el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad», subrayó Armengol. | N. S.