Una expedición internacional busca la fauna y flora oculta bajo el mar de Tenerife

La misión 'Ocean Census' recala en Tenerife para hallar nuevas especies desconocidas para salvarlas de la extinción

La misión empezó hace una semana a 'auscultar' con buceadores y un submarino las profundidades de la isla

Una expedición internacional ha elegido la isla canaria de Tenerife para buscar en las profundidades más recónditas del océano nuevas especies animales y vegetales que permanecen ocultas bajo el mar. La misión, denominada Ocean Census, financiada por el consorcio Nippon Foundation y Nekton, tiene el ambicioso objetivo de crear una nueva y más exhaustiva enciclopedia de la vida marina del Archipiélago a contrarreloj, antes de que la crisis climática arrase con ellos.

Se estima que entre uno y dos millones de especies habitan nuestro océano. Sin embargo, entre un 75 y un 90% permanece oculto en las zonas más inhóspitas del mar. En este contexto nace Ocean Census para tratar de evitar que la pérdida masiva de especies que ni siquiera se conocen. "Hay aún mucho por descubrir, el océano es donde se originó la vida y tenemos que entender, antes de que sea demasiado tarde, qué tarea desempeña cada una de estas piezas claves del ecosistema marino", asegura el biólogo Alex Rogers, director científico de la expedición, que recuerda que el océano está indivisiblemente unido a la sociedad: "nos provee comida y regula el clima".

Los trabajos en la costa de Radazul empezaron hace apenas unos días, el pasado 27 de noviembre, pero han sido presentados esta mañana aprovechando el comienzo de la Conferencia de Partes (COP) 28, para trasladar la urgencia de actuar ante esta crisis "que va más allá del cambio climático", tal y como informó Rogers.

Misión Ocean Census

Alex Rogers, biólogo y director científico de la expedición. / Carsten W. Lauritsen

En el pueblo costero este grupo de investigadores internacional han empezado auscultar la zona, con un amplio despliegue de buceadores y la ayuda de un submarino del tipo Pisces IV, en busca de nuevos signos vitales en el océano profundo. "Ya hemos encontrado algunas especies que, potencialmente, podrían ser nuevas para la ciencia", resaltó Rogers. Y aunque todos estos ejemplares deberán ser debidamente estudiados en laboratorio antes de ser considerados como nuevos, estos primeros hallazgos reafirman la decisión de elegir Canarias como el lugar donde dar comienzo a esta expedición. "Sabíamos que este lugar albergaba muchas más especies que otros archipiélagos de la Macaronesia", recordó Rogers.

El MUNA, la ULL y el IEO participan en esta expedición internacional

El experto lo sabía no solo por sus contactos con algunas de las instituciones canarias que también participan en esta expedición –como el Museo de Ciencias Naturales de Tenerife (MUNA), el grupo de investigación ECOMAR de la Universidad de La Laguna y el Instituto Español de Oceanografía (IEO)–, sino también por su experiencia de primera mano en las Islas. "Hace años, aquí mismo empecé mi entrenamiento avanzado de buceo", rememoró el investigador.

Tenerife se ha convertido así en la primera parada de esta iniciativa global comprometida en acelerar el descubrimiento y protección de la vida oceánica. "Ocean Census es un proyecto jamás visto y la sociedad canaria debe estar agradecida por haber sido elegida para llevar a cabo un proyecto científico como este", manifestó Mariano Hernández Zapata, consejero de Transición Ecológica y Energía del Gobierno de Canarias, que también ha mostrado su apoyo íntegro a esta iniciativa.

Misión Ocean Census

El consejero de Transición Ecológica, Mariano Hernández, se sube al submarino del Ocean Census / Carsten W. Lauritsen

De hecho, hace apenas cuatro días el Gobierno de Canarias declaró de interés general esta investigación taxonómica de la fauna marina de Canarias. "Estos proyectos son de agradecer porque nos aportan conocimiento para poder seguir avanzando en la conservación de nuestras especies", resaltó.

No en vano toda la información que recabe esta misión hasta el próximo 17 de diciembre será entregada al Gobierno de Canarias para ayudar a elaborar planes de conservación marina más acordes a lo que reside en las profundidades del mar. Los nuevos especímenes descubiertos, por su parte, pasarán a ser custodiados por el MUNA, que es uno de los pocos lugares en los que se pueden depositar las nuevas especies descritas por la ciencia al ser una institución pública.

Los datos recabados se cederán al Gobierno de Canarias para que pueda elaborar nuevos planes de conservación

"La información que recopilen es muy relevante porque hasta ahora no se han hecho demasiados muestreos directos más allá de los 50 metros de profundidad", explica el biólogo del MUNA, Alejandro de Vera, que colabora de manera activa con el equipo de investigación internacional. El IEO sí que ha llegado más lejos –hasta los 2.000 metros– gracias a sus expediciones por las Islas gracias al buque oceanográfico Ángeles Alvariño y su robot a bordo capaz de tomar imágenes y muestras del fondo del mar. Sin embargo, "en ese caso se han primado las especies más grandes dentro de los hábitats sensibles, como esponjas y corales grandes, dado que es uno de los objetivos marcados por el Ministerio de Ciencia, explica Pablo Martín-Sosa, investigador del IEO.

Esta expedición, por tanto, no solo podrá alcanzar un área inexplorada (el submarino descenderá hasta los 300 metros), sino que también podrá encontrar especies más pequeñas y, probablemente, desconocidas. El sumergible se desplegará en varios puntos ceranos a la costa Radazul llegando hasta los 300 metros de profundidad, mientras que la Academia Finlandesa de Buceo Científico navegará por aguas más someras alrededor de la costa volcánica de Tenerife.

Misión Ocean Census

El piloto del submarino mira a través de uno de sus ventanucos. / Carsten W. Lauritsen

"Están programadas inmersiones hasta en cinco puntos de la isla: Radazul, Montaña Roja, Abades, Playa San Juan y Anaga", explica Leopoldo Moro, co-lider científico de la expedición y técnico del Servicio de Biodiversidad del Gobierno de Canarias. "Iniciativas como el programa Ocean Census, son fundamentales para promover un conocimiento que es imprescindible para ayudar a las naciones a realizar políticas sostenibles con la vida marina", resalta Moro.

Las especies se están trasladando, de momento, a los laboratorios del IEO en Canarias, en el puerto de San Andrés, en Santa Cruz de Tenerife. No obstante, la idea es desplegar unos laboratorios dentro de contenedores de última generación para estudiarlos más a fondo y para crear "una copia digital de las especies utilizando la ciber-taxonomía para descubrir la vida oceánica con velocidad y a escala", tal y como explica Rogers.

"Es muy importante que se hagan estudios exhaustivos de las especies porque hay mucha variedad morfológica que puede confundir y creer que estás ante una nueva especie", resalta Marcos González, científico del IEO que también se ha sumergido y ha vivido en primera persona la experiencia de descubrir el mar en submarino. "Creí que iba a agobiarme más dentro del submarino, pero una vez estás ahí dentro viendo tan nítidamente el ecosistema, solo puedes pensar en eso", resalta.

Esta intensa misión de 23 días culminará con un taller de descubrimiento de especies con expertos líderes de la Red de Ciencia de Ocean Census, incluyendo taxónomos distinguidos del Institut Français de Recherche pour l’Exploitation de la Mer (IFREMER), Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), Centro Nacional de Biotecnologia (CNB-CSIC), la Universidad de Barcelona y Fundación Museo del Mar de Ceuta.

Con un énfasis en la narración inmersiva, Ocean Census compartirá el día a día de la expedición y sus descubrimientos con el mundo, tratando así de cerrar la brecha entre la investigación científica y sociedad a través de imágenes y narrativas reales y objetivas. La historia de esta misión será contada por los propios científicos de Tenerife y por el equipo de producción de Ocean Census, que retransmitirán diariamente sus hallazgos con el objetivo de crear, en un futuro, recursos gratuitos para escuelas y estudiantes.