Asián anuncia que Canarias dará la batalla contra las cesiones financieras de Sánchez a Cataluña

La responsable de la Hacienda autonómica defenderá en el consejo fiscal un distinto trato a cumplidores e «incumplidores»

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Matilde Asián, en el pleno del Parlamento.

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Matilde Asián, en el pleno del Parlamento. / E.D.

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Matilde Asián, avisó este martes que la Comunidad Autónoma dará la batalla en Madrid si el acuerdo entre el PSOE y los secesionistas de Junts para la investidura de Pedro Sánchez incluyese cesiones a Cataluña en materia financiera. Asián aseguró que en el Ejecutivo regional no van a quedarse cruzados de brazos si una región que viene incumpliendo por sistema los objetivos de déficit y de deuda acaba siendo premiada a cambio de los votos de los independentistas en el Congreso. La responsable de la Hacienda canaria incluso puntualizó que ya no solo se trata de una eventual condonación de la elefantiásica deuda pública catalana, lo que a su juicio sería una «catástrofe» que exigiría que los ciudadanos mostrasen una «postura muy clara» al respecto, sino que el Ejecutivo autonómico tampoco está dispuesto a tolerar sin más que el próximo Gobierno de España imponga los mismos objetivos de deuda y déficit a todas las regiones. Es decir, lo mismo a las cumplidoras, como el Archipiélago o, por ejemplo, la Comunidad de Madrid, que a las «incumplidoras», como sin ir más lejos Cataluña.

Hacienda prevé bajar la deuda autonómica en otros 479 millones de aquí al cierre de 2024

En el escenario previsto en el informe económico y financiero que acompaña al proyecto de ley de presupuestos para 2024, los técnicos de Hacienda anticipan que Canarias cerrará el próximo ejercicio con una deuda de 6.570,1 millones de euros. A fecha del pasado 30 de junio, según los últimos datos oficiales, el débito público autonómico ascendía a 7.049 millones, con lo que la previsión es reducirlo en 478,9 millones de euros de aquí a finales de 2024. Y sin necesidad, ya que las Islas son la segunda comunidad menos endeudada entre las 15 de régimen común, solo por detrás de Madrid. El debe del Archipiélago equivale al 14,1% de su PIB; el de Cataluña alcanza la friolera del 32,4% de su Producto Interior Bruto. Mientras que Canarias, y por ende sus ciudadanos, sufrieron los rigores del control de la deuda y el déficit públicos, la autonomía mediterránea siguió incrementando su débito sin control. Por eso Matilde Asián se mostró este martes tan tajante al afirmar que sería «intolerable» la condonación de la deuda catalana, incluso en el caso de que la condonación fuese generalizada, ya que la suma que se les perdonaría a las comunidades «incumplidoras» estaría muy por encima de la de los territorios que sí han hecho la tarea.

Es más, la consejera subrayó que lo suyo sería que los nuevos objetivos de deuda/déficit tuviesen en cuenta qué regiones han cumplido y cuáles no. «Tenemos que luchar para que las reglas no sean simétricas»; de lo contrario, insistió Asián, «haríamos dejación de funciones en la defensa de los intereses generales de todos los canarios», avisó.