Feijóo asume íntegra la 'agenda canaria' y pide al PSOE que recapacite ante el «chantaje» de Puigdemont

El líder popular califica de «inaceptable» la amnistía que exige el independentista para apoyar la investidura de Sánchez y llama a los barones socialistas a dar un paso al frente

Feijóo asume íntegra la 'agenda canaria' y aún confía en llegar a un acuerdo con el PSOE

El presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, confía en mantener una nueva reunión con el PSOE antes de la investidura para «buscar una solución común a los problemas de España». El líder popular, que se ha reunido este miércoles con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha calificado de «inaceptable» la petición de amnistía generalizada a los encausados por el procés que Carles Puigdemont le ha hecho a Pedro Sánchez a cambio del apoyo de Junts per Catalunya (JpC) a su investidura. «Es inaceptable aceptar una amnistía previa a la investidura y es inaceptable un referéndum; son ilegales», ha insistido Feijóo, que ha hecho hincapié en que Sánchez se convertiría en el primer presidente en aceptar unas condiciones que dañarían la imagen exterior del país y menoscabarían el principio de igualdad de los ciudadanos ante la ley. «Esto no lo ha hecho ningún primer ministro, claro que nunca ha sido primer ministro quien ha perdido las elecciones», deslizó el político gallego, que ha pedido a los barones socialistas que recapaciten ante el «chantaje» del independentismo.

En su reunión con Clavijo, cuyo partido, Coalición Canaria (CC), ya ha comprometido su voto favorable a Feijóo en la sesión de investidura del próximo día 26, el líder del PP se reafirmó en su compromiso con la llamada agenda canaria. Los populares gobiernan en las Islas junto con CC y su presidente nacional ha insistido en que un eventual gobierno con él al frente cumpliría íntegra las demandas de esa agenda: la bajada de impuestos en favor de los residentes en La Palma, donde aún se sufren las consecuencias socioeconómicas de la erupción del volcán; el apuntalamiento de las bonificaciones e incentivos fiscales del Archipiélago por su lejanía de la Europa continental y la fragmentación de su territorio; la ejecución de las inversiones presupuestadas (las Islas suelen ser uno de los territorios donde al Estado más le cuesta cumplir su agenda inversora, y ello aun cuando se trata de un problema generalizado)...

Prefiero no ser presidente a ser presidente sometido a un chantaje

Alberto Núñez Feijóo

— Presidente del PP

En línea con lo anterior, Feijóo ha explicado que las demandas del Ejecutivo autonómico canario son «legítimas» y nada tienen que ver con las «excepcionalidades» o «privilegios» que pretende conseguir JpC a cambio de su apoyo a Sánchez. Un «chantaje», según el presidente del PP, quien insistió en que «en política no vale todo, no se puede aceptar todo para ser presidente del Gobierno de España. No se puede aceptar la quiebra del Estado», ha añadido. El candidato a la Presidencia del Gobierno ha contrapuesto así las «legítimas» demandas del Ejecutivo canario (demandas «transparentes, con luz y taquígrafos») a ese «chantaje» de Puigdemont.

La tercera vía

Feijóo cree que los barones socialistas deben «recapacitar» vistas las «inasumibles» demandas del líder secesionista, máxime cuando existe una tercera vía frente a la disyuntiva entre pactar con JpC y repetir las elecciones. «No tenemos que decidir entre aceptar el chantaje o unas nuevas elecciones, tenemos una tercera vía, que son los pactos constitucionales, los pactos entre los partidos constitucionalistas, y esa es la vía que quiere la mayoría», ha manifestado el líder popular. Hay que encontrar un «encaje» a la cuestión catalana, ha admitido, pero «dentro de la legalidad».

Núñez Feijóo ha destacado el hecho de que Vox, la tercera fuerza política en el Congreso, no vea con malos ojos esa tercera vía de una coalición entre los dos grandes partidos, un acuerdo «para sacar a España adelante». De no fructificar ese acuerdo con el PSOE (abierto al resto de fuerzas políticas constitucionalistas), el líder del PP ha asegurado que, vistas las condiciones de JpC, preferiría no ser presidente del Gobierno. «Prefiero el sí de 11 millones de ciudadanos al sí de cuatro diputados. Y prefiero no ser presidente del gobierno antes que ser presidente sometido a un chantaje que dura lo que durará la legislatura», ha espetado.

«El que calla otorga»

Sobre las críticas de Podemos al expresidente del Gobierno Felipe González, Feijóo ha lamentado el «silencio» de Pedro Sánchez y de los barones socialistas. «El que calla otorga», ha recordado el gallego a raíz de declaraciones como las del exlíder de Podemos Pablo Iglesias, que ha acusado al histórico dirigente socialista de ser responsable de «los mayores crímenes que puede cometer un Estado», en referencia a pretendidos actos de «terrorismo». Es «sorprendente», ha continuado el máximo representante de los populares, que desde un partido aliado del PSOE «se califique al presidente del Gobierno Felipe González como un criminal de Estado» y que el PSOE «calle». Por el contrario, Feijóo quiso posicionarse en defensa de González: «No lo puedo aceptar y, por lo tanto, lo denuncio y lamento que el secretario general del Partido Socialista se calle, porque el que calla otorga», ha recalcado.

En este sentido, Feijóo ha puesto énfasis en que la ministra en funciones Yolanda Díaz no seguiría en el cargo si él fuera presidente después de irse a Bruselas a «intentar negociar» la investidura con «alguien perseguido por la Justicia».