Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejora el hacinamiento en Lanzarote, las pateras llegan ahora a Gran Canaria

Arguineguín recibe cuatro embarcaciones con 180 personas | Enero se cierra con la llegada de más de 3.000 migrantes

Operarios de Salvamento Marítimo ayudan a desembarcar a una de las mujeres llegadas a Arguineguín. | | QUIQUE CURBELO / EFE

El hacinamiento en el centro de retención de migrantes de Lanzarote, la conocida como Nave de la vergüenza, lo es ahora menos. La salida de las personas que cumplen las 72 horas de estancia máxima que marca la ley en dirección a los recursos asistenciales existentes en esta y otras islas se conjuga con el cambio de rumbo de las pateras. Durante la jornada de ayer llegaron cuatro a las Islas, todas al sur de Gran Canaria. A bordo de ellas se repartían 178 personas. A falta de lo que ocurra durante el día de hoy y el de mañana, el primer mes del año termina con más de 3.000 llegadas.

Como explicó la abogada Loueila Mint El Mamy, la leve mejoría registrada en las instalaciones situadas en la salida de Arrecife a San Bartolomé, es coyuntural. «El problema sigue estando ahí, basta con que Lanzarote vuelva a ser el destino final de las embarcaciones para que vuelva a ocurrir lo mismo», señaló la letrada.

Las instalaciones, que de por sí presentan carencias higiénicas, colapsan cuando hay más de 150 personas viviendo en su interior, y esta semana se llegaron a hacinar más de 400. Mientras, el nuevo centro de atención temporal (CAT) de Arrecife continúa cerrado. Desde el Ayuntamiento de la capital conejera, gobernado por el PP, aseguran que llevan dos meses esperando por que el Ministerio del Interior les remita una documentación que le exigieron para otorgar la pertinente licencia. Mientras la arena burocrática cobija esa batalla política, personas que han pasado uno de los momentos más duros de su vida se encuentran con otros que no lo son menos a su llegada a la civilizada Europa.

Durante la mañana de ayer, arribaron al sur de Gran Canaria las dos primera embarcaciones. En la primera de ellas, una lancha neumática asistida por la Guardamar Concepción Arenal a las dos y media de la madrugada, viajaban 48 migrantes; 36 hombres, once mujeres y un menor. El Helicóptero Helimer 201 localizó y fijó la posición del transporte –222 kilómetros al sur de la Isla– tras recibir la Guardia Civil noticia de su partida desde Bojador (Sáhara Occidental) el viernes.

Con la segunda barquilla entró en contacto la Salvamar Macondo sobre las 8.50 horas. Una llamada telefónica advirtió de su presencia a unos 26 kilómetros de Arguineguín. En su interior viajaban 38 migrantes, 33 de ellos varones y cinco mujeres. Solo uno de los ocupantes de estas dos barquillas requirió asistencia hospitalaria, al presentar diversas patologías.

Prácticamente a la misma distancia de la costa moganera se encontraba la primera de las pateras halladas en la jornada vespertina. El 112 recibió una llamada alertando de la presencia y avisó al centro de Salvamento Marítimo de Las Palmas sobre las 14.40 horas. La Guardamar Polimnia salió al encuentro de los migrantes, 39 en total, y llegó con ellos al muelle de Arguineguín sobre las seis de la tarde. La última de las embarcaciones rescatadas no había llegado a tierra al cierre de esta edición y las primeras informaciones señalaron que transportaba a 55 personas. Fue la que se encontraba más cerca de la costa cuando se localizó, a unos diez kilómetros.

El mayor control de la zona del Estrecho desde hace tres años ha colocado la ruta canaria como la principal para quienes intentan alcanzar Europa. La mala relación entre España y Marruecos –la legación diplomática marroquí continúa en su país– tampoco ayuda a frenar el drama. En Agadir y Villa Cisneros se concentran cientos de personas para dar el salto.

Compartir el artículo

stats