Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hidalgo y Franquis avanzan en un pacto para dirigir el PSOE grancanario

Los dos dirigentes ultiman un acuerdo en el que Franquis se mantiene al frente del partido en una candidatura de integración de los afines al alcalde capitalino

El alcalde capitalino, Augusto Hidalgo, en un acto público.

Los próximos días serán decisivos para dilucidar la situación del PSOE de Gran Canaria de cara al congreso insular, que está previsto que se celebre a finales de enero. Las negociaciones entre los partidarios de Augusto Hidalgo y los de Sebastián Franquis se mantienen con altibajos sin que se haya todavía cerrado un acuerdo para evitar primarias, aunque sí hay avances en comparación con el escenario que había tras el Congreso federal del PSOE en Valencia, que concluyó con una ruptura entre los dos dirigentes. El tiempo se agota y en los días previos o posteriores a la festividad de los Reyes Magos debería existir un acuerdo porque el tiempo se echa encima para la organización del congreso insular. Tanto la Ejecutiva Regional como la Federal presionan para que se cierre un acuerdo en los primeros días de enero para realizar la convocatoria oficial del congreso.

El principal avance alcanzado hasta ahora es que el cabeza de lista para la Ejecutiva insular seguiría siendo Sebastián Franquis, que revalidaría su puesto al frente de los socialistas grancanarios. El enfrentamiento que había por ver quién era el secretario insular y la amenaza de unas primarias traumáticas para el partido ha dado paso a una propuesta que pasa porque Franquis continúe al frente de la formación en la Isla, pero con el compromiso de hacer una Ejecutiva insular de integración donde tengan cabida también los partidarios del alcalde capitalino. Los partidarios de Hidalgo advierten que tienen un peso importante de militantes en la agrupación socialista de la capital pero también en otros municipios donde los críticos de Franquis les han ofrecido su apoyo.

Hidalgo propone encabezar el Cabildo pero ya no descarta volver a liderar la plancha municipal

decoration

Las negociaciones no se limitan solo a que haya una integración en la próxima Comisión Ejecutiva Insular y en el Comité Insular que salgan del congreso, sino que también se extienda de cara a las listas electorales en los comicios de 2023 tanto del Cabildo, como de los principales ayuntamientos de la Isla y de la candidatura del Parlamento por Gran Canaria.

En esta negociación también entra el secretario general del partido, Ángel Víctor Torres, y sus partidarios en la Isla. Durante su etapa como alcalde de Arucas y secretario insular, Torres extendió su influencia en varias agrupaciones locales, sobre todo del norte y centro de la Isla, que también quieren tener presencia tanto en el ámbito orgánico como electoral. En su condición de secretario regional la opinión de Torres es también crucial para que se alcance una propuesta de mínimos en su isla natal y evitar así una imagen de división interna. El presidente del Gobierno cuenta con el respaldo de Ferraz en esta pugna interna y la dirección federal es la que tiene la última palabra para dar su visto bueno a la candidatura a la Ejecutiva insular o para decidir en el caso de que no haya acuerdo. Ferraz no quiere primarias entre el alcalde y el consejero de Obras Públicas del Gobierno regional y uno de los motivos que provocaron el aplazamiento del congreso –que se iba a celebrar en diciembre– fue precisamente el riesgo cierto de que las desavenencias entre los dos dirigentes abocara a una votación justo cuando estaba en proceso el congreso regional del PSOE, que quería dar la imagen de unidad en torno a la figura del secretario general y presidente del Ejecutivo.

Una de las principales claves de las negociaciones es cómo va a quedar la Agrupación Socialista de Las Palmas de Gran Canaria, pieza esencial porque cuenta con el mayor número de afiliados de la Isla, más de un millar según el último censo actualizado cuando se preparaba el congreso insular. Hace cuatro años Augusto Hidalgo perdió la secretaría local capitalina por un puñado de votos frente al afín a Franquis Miguel Ángel Pérez del Pino, en la actualidad vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria. La batalla por el control de la agrupación Juan Rodríguez Doreste ya está sobre la mesa aunque la votación para elegir al secretario local será después del congreso insular sin fecha fija, aunque en cualquier caso tiene que ser antes de finalizar abril, según las órdenes de Ferraz. Para liderar la Agrupación capitalina hay varios nombres sobre la mesa, entre ellos Inmaculada Medina, Isabel Mena, Elena Máñez o el actual secretario local Miguel Ángel Pérez del Pino.

Ferraz presiona para convocar el congreso insular en los primeros días de enero

decoration

Consolidación y cohesión

En principio la propuesta que se negocia es que Franquis se mantenga al frente del partido con integración en algunos puestos clave de afines a Hidalgo en vicesecretarías o en Organización. El alcalde encabezaría la plancha del PSOE al Cabildo de Gran Canaria también con una lista negociada entre las dos partes. Pero ahora Hidalgo y sus partidarios no descartan que se mantenga como cabeza de lista al Ayuntamiento capitalino, por lo que no renuncia a esta opción, según admiten sus propios partidarios. En función de como se dirima la elección de la nueva Ejecutiva local de la ciudad y se vayan acercando los procesos para elegir las candidaturas a las elecciones se tomará una decisión definitiva, si bien la voluntad del regidor capitalino es la de concurrir a la Corporación insular. También las encuestas internas que maneja el partido y las directrices que vengan de Ferraz serán determinantes para inclinar la balanza.

Franquis se mostró ayer optimista de cara al congreso insular y de que haya un acuerdo de integración para que el cónclave sea de «consolidación» y «cohesión interna» del partido. El secretario insular del PSOE grancanario cree que por ambas partes «hay voluntad de que haya un acuerdo» y espera que se cierre la próxima semana. «Siempre he mantenido que no hay motivos orgánicos ni políticos para que haya un enfrentamiento entre dos candidaturas, lo lógico es que sea un congreso como el regional, de fortalecimiento y unidad y en esa clave nos estamos moviendo», añade Franquis.

El también consejero de Obras Públicas cree que Hidalgo, como el resto de dirigentes con responsabilidades institucionales, «tendrán que aportar y analizar la situación en cada momento siempre con la idea de fortalecer la unidad del partido porque es lo que quiere la mayoría de los militantes, deberíamos estar en esa clave al margen de quien lidere este proyecto». Franquis asegura que va a poner todo su empeño en que no sea un congreso de división sino de integración y de cohesión interna.

Tanto la Ejecutiva regional como la federal le han puesto fecha a Hidalgo y Franquis para que se pongan de acuerdo ya que será Ferraz en los días posteriores a Reyes cuando comunicará la fecha del congreso y el calendario del proceso justo donde se quedó cuando se suspendió, es decir, en la presentación de la candidatura o candidaturas para la Secretaría Insular. El censo es el aprobado en septiembre, según confirma Franquis.

Compartir el artículo

stats