Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sin avances en el primer cara a cara de CC y el Gobierno con los presupuestos

Las negociaciones continúan hasta mañana aunque los nacionalistas canarios mantienen su idea de presentar una enmienda de totalidad ese mismo día

El secretario general de CC, Fernando Clavijo, la diputada Ana Oramas, se reúnen con el ministro Félix Bolaños para abordar los presupuestos generales del Estado. EFE

Coalición Canaria (CC) y el Gobierno central constataron ayer sus divergentes puntos de vista sobre el tratamiento de Canarias en el proyecto de presupuestos generales del Estado de 2022 y la dificultad para llegar a un acuerdo por el que la formación nacionalista renuncie a presentar una enmienda de totalidad a cambio de mejoras sustanciales de las partidas que afectan al Archipiélago. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Rafael Simancas, se reunieron por la tarde durante cerca de una hora con el secretario general de CC y senador autonómico Fernando Clavijo, y con la diputada nacional de la formación, Ana Oramas, con apenas una posición compartida: la de seguir en contacto hasta el mediodía de mañana viernes, límite para la presentación de las enmiendas de rechazo a las cuentas, pero conscientes de que las posiciones están muy alejadas.

Pese a las diferencias, ambas partes quedaron en explorar todas las posibilidades de acercamiento y para ello CC remitió ya anoche al Gobierno central un documento con todos los aspectos que a su juicio deben corregirse en el proyecto presupuestario para poder apoyarlo. Los representantes nacionalistas expusieron su versión de que los presupuestos del año próximo no cumplen el REF en cuanto a inversión media, y que mantiene a cero partidas que históricamente han estado reflejadas en las cuentas estatales como el convenio de obras hidráulicas o el de infraestructuras educativas, y que no cubren la totalidad de las ayudas al plátano, además de no contemplar un plan plurianual para La Palma para paliar los efectos de la crisis volcánica que está sufriendo la isla. También sobre el hecho de que los 200 millones de pago de la deuda estatal en carreteras que recogen los presupuestos computen para calcular la media de inversión estatal respecto al resto del territorio nacional.

«Vamos a esperar hasta el viernes [por mañana] para agotar el plazo y ver si hay algún movimiento y alguna posibilidad de alcanzar un acuerdo y hemos quedado en seguir hablando», resumió Clavijo tras la reunión, que se desarrollo en todo caso en un tono «afable, cordial y constructivo», pero sin resultados concretos y «sin ningún compromiso fijo y concreto de mejorar las cuentas para Canarias en este momento». «No son los presupuestos que Canarias necesita para salir de la crisis», insistió el líder de CC, quien aseguró que Bolaños y Simancas consideraron que el proyecto consigna un récord de fondos para las Islas.

«La conclusión que sacamos que el Gobierno central está muy contento con sus presupuestos y que Canarias dispone de muchos recursos», explicó el senador. Según dijo, los representantes gubernamentales incluso apelaron al hecho de que Canarias sea la única comunidad que dispone de un convenio de carreteras con fondos específicos «sin alcanzar a entender que eso es porque Canarias no tiene ferrocarril de Alta Velocidad y de que apenas hay inversión en el Ministerio de Transportes para las Islas».

«Vamos a ver si con el documento que le mandamos nos responden con una actitud más abierta», comentó Clavijo, quien recordó que CC tiene ya redactada la enmienda a la totalidad, asegurando además que no se dan las circunstancias en este momento como para que los nacionalistas se planteen no registrarla.

Los representantes nacionalistas consideran que el Ejecutivo está confiado en contar ya en estos momentos con los votos necesarios para rechazar las enmiendas a la totalidad que presenten los grupos de la oposición pese a las advertencias que están haciendo algunos de sus socios parlamentarios, pero que son conscientes de que pueden tener problemas en muchas de las votaciones que se producirán durante la tramitación del proyecto en la Comisión de Presupuestos del Congreso.

Recordaron en este sentido que Oramas es la representante y portavoz del Grupo Mixto en dicha comisión y que su voto puede ser imprescindible para aprobar o rechazar enmiendas parciales de los grupos de la oposición. Aunque la reunión de ayer apenas tuvo un cariz negociador, limitándose ambas partes a exponer sus planteamientos, CC da un margen para que entre hoy y el viernes por la mañana se pueda alcanzar un acuerdo de mínimos con el que dar marcha atrás a su actual posición de rechazo de las cuentas.

«Estamos dispuestos a negociar y a pactar, está en nuestro código genético y el Gobierno tiene interés en seguir hablando porque no las tienen todas consigo respecto a la tramitación del proyecto», insistió Clavijo. El dirigente nacionalista reconoció que en la reunión no se descendió al estudio de las partidas concretas del presupuesto y que Bolaños mantuvo una posición «prudente» sin descartar asumir algunas de las demandas de Coalición.

Clavijo cree que no se dan las circunstancias como para que el Ejecutivo pase por alto el valor que pueda tener el voto de Oramas por el contexto político en el que se va a producir la tramitación parlamentaria de las cuentas.

Compartir el artículo

stats