Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Madrid cambia el guion y ahora busca el apoyo de CC a los presupuestos

El ministro Bolaños, apremiado por la presión de sus socios, se entrevista con Clavijo y Oramas

Fernando Clavijo, en una rueda de prensa este mismo mes sobre el proyecto de ley de los presupuestos estatales. Carsten W. Lauritsen

Cambio de guion en el proceso negociador del Gobierno central sobre el proyecto de los presupuestos generales del Estado de 2022 cuyo debate de totalidad en el Congreso se producirán los próximo 3 y 4 de noviembre. Tras la ronda de contactos con los grupos que le prestan apoyo parlamentario, el Ejecutivo de coalición presidido por Pedro Sánchez torna la mirada ahora hacia aquellos grupos de la oposición que han anunciado su rechazo a las cuentas, pero que se muestran abiertos a una negociación para eventuales cambios en las mismas. En este marco, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha convocado para esta tarde a CC en la idea de que un posible desmarque de algunos de sus socios habituales, como podría ser el caso de ERC, le obligue a sumar la mayoría que necesita en otras bancadas del hemiciclo.

Así, aunque la formación nacionalista canaria no contaba ya con esa convocatoria, encuentra en ella ahora una oportunidad de poder forzar una mejora de las partidas presupuestarias que afectan de manera específica a las Islas. Los dos representantes del CC en las Cortes, la diputada Ana Oramas y el senador Fernando Clavijo, a su vez secretario general de la organización nacionalista, se reunirán con Bolaños en el Congreso a solo dos días de que concluya el plazo, el viernes, para la presentación de las enmiendas de totalidad.

La formación canaria acabó de redactar la suya en los últimos días pero considera que tiene que agotar todas las posibilidades de negociación en aras de una mejora de la ficha financiera canaria y en especial el cumplimiento de los preceptos del REF que, según el partido nacionalista, el proyecto presupuestario no contempla.

«Consideramos que estos presupuestos no son válidos para Canarias, pero siempre estamos en disposición de escuchar, negociar y ver la posibilidad de mejorarlos», afirmó ayer Clavijo tras conocer la convocatoria de la reunión con Bolaños. «Vamos a llevar nuestro análisis de las cuentas, identificaremos las principales partidas que consideramos que no hacen justicia con Canarias, y a partir de ahí escucharemos qué tiene que decir el Gobierno», señala el líder de CC.

«Obviamente este no es el presupuesto que a nosotros nos hubiese gustado, pero estamos dispuestos a sentarnos a hablar», insistió Clavijo en un cambio de matiz respecto a declaraciones anteriores sobre la posibilidad de una negociación efectiva con el Gobierno de Sánchez sobre unas cuentas que CC considera que serán las últimas de la legislatura.

Enmienda a la totalidad hecha

Coalición centra sus críticas a las cuentas de 2022 en el, a su juicio, incumplimiento del REF por quedar Canarias por debajo de la media estatal en inversiones, en la ausencia de partidas históricas como la de infraestructuras educativas, en obras hidráulicas y en infraestructuras turísticas, o en el capítulo de ayudas al transporte del plátano. También cuestiona que se hayan incluido los 200 millones de deuda en carretera entre las partidas de inversión del Ministerio de Transporte, porque eso podría obligar a destinar esos recursos a obra nueva y no a otros gastos .

Bolaños ya se había reunido hace algunas semanas con otros diputados de la oposición que pertenecen al grupo mixto como UPN y Foro Asturias, pero en ningún caso contempla que ninguna de estas dos fuerzas regionalistas, vinculados electoralmente al PP, vayan a apoyar los presupuestos. Sin embargo, el Ejecutivo sí contempla a CC como aliado eventual si logra convencerla de la bondad de las cuentas en relación con el Archipiélago.

Clavijo aseguró ayer desconocer si el Gobierno central asume la reunión de hoy como un mero encuentro para explicar el proyecto presupuestario o si tiene un objetivo propiamente negociador, en cuyo caso serían necesarios nuevos contactos –presenciales o telefónicos– para ajustar dichas posibles mejoras. Si se diera el caso de que el Gobierno asume unos compromisos que CC considerara razonables como para justificar la no presentación de la enmienda de totalidad, eso se tendría que plasmar de alguna manera, bien en documentos escritos o en alusiones muy directas y precisas durante el debate de totalidad por parte de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. También cabría la posibilidad de que CC presentara la enmienda si no hay acuerdo cerrado antes del viernes, pero que podría ser retirada antes del debate de totalidad y votar en contra de las del resto de grupos de oposición.

Compartir el artículo

stats