24 de enero de 2020
24.01.2020

La tierra de la Brigada Canarias

El general Aguado, jefe de la Brican XVI, destaca el papel del campo de maniobras de Pájara para las misiones en el exterior

23.01.2020 | 21:33
La tierra de la Brigada Canarias

El Ejército de Tierra considera fundamental el mantenimiento del campo de maniobras de Pájara, en el Sur de Fuerteventura. Hasta tal punto es así que, según el general Venancio Aguado, si la Brigada Canarias XVI (Brican XVI) "no podría existir" sin ese espacio de entrenamiento. En su opinión, el esfuerzo económico que se realiza con el dinero de los ciudadanos para disponer de dicha Brigada no se traduciría en una preparación eficaz para soldados y mandos. Aguado, jefe de la Brigada Canarias XVI, recordó que en el recinto de dicho municipio majorero se puede desarrollar un adiestramiento a lo largo de todo el año, con 100 o 120 militares en cada ocasión y en unas condiciones ambientales similares a las que encontrarán los profesionales si acuden a territorios desérticos.

Este planteamiento del general choca con las demandas que, durante más de cuatro décadas, formulan el Gobierno canario, el Parlamento regional, el Cabildo de Fuerteventura, así como los ayuntamientos y diversos colectivos, que consideran que dicho campo es incompatible con el turismo o los valores ambientales de la Isla.

En estos momentos, el campo de maniobras de Pájara es el más importante del Archipiélago, seguido del existente en La Isleta (Gran Canaria), o los de Las Cumbres y Las Raíces, en Tenerife. A lo largo del 2019, acogió ejercicios bilaterales de preparación en los que, junto a los soldados españoles, tomaron parte mauritanos y estadounidenses. Respecto a la posibilidad de impedir el uso militar en ese enclave, matizó que, "luego, que la sociedad no crea que la Brigada Canarias XVI puede estar instruida y esa es la seguridad de mis subordinados; no podemos permitir mandar gente fuera si no están instruidos".

El teniente general Carlos Palacios Zaforteza, jefe del Mando de Canarias, explicó que, después de las misiones internacionales desarrolladas el pasado año en Irak y Mali, hasta finales del 2021 o el 2022 los profesionales del Ejército de Tierra en el Archipiélago no saldrán a otros países para formar a unidades militares de esos territorios. Si antes estas operaciones se llevaban a cabo de forma anual, en estos momentos el criterio es que se desarrollen cada tres años.

Para Palacios Zaforteza, en las citadas expediciones fue muy importante efectuar una buena labor, pero también que todos los soldados y mandos regresaran a sus bases sanos y salvos. Desde hace años, el Ejército está inmerso en un proceso de cambio y modernización denominado "Fuerza 2035", en el que se avanza día a día para responder de forma idónea a las amenazas futuras, con unas fuerzas más operativas y con un creciente protagonismo de la tecnología, que resulta clave "para ganar". Según explicó el teniente general en un encuentro con varios medios de comunicación en la base de La Isleta, la ministra de Defensa, Margarita Robles, manifestó que, en general, habrá continuidad en la "cúpula militar", que fue nombrada por el Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy. Por ahora, hace poco más de una semana, nombró a un nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), Miguel Ángel Villaroya Vilalta, que estuvo destinado en Canarias en el Ejército del Aire. En cualquier caso, Robles ha dejado la puerta abierta a una incipiente reestructuración en el Ejército de Tierra, en palabras de Palacios.

Este mencionó la proximidad de Canarias al continente africano, "a menos de 100 kilómetros", y el riesgo que entraña la proliferación de grupos terroristas en un territorio empobrecido como el Sahel. El general Aguado señaló que a esa región subsahariana acuden, desde el Magreb, individuos que defienden los procedimientos de los terroristas. Para el jefe del Mando de Canarias, el cierre de las rutas del Mediterráneo, ha provocado un "goteo continuo" de migrantes que genera problemas de atención y proyecta una sensación de "inestabilidad".

Si en el pasado año se honró a los héroes de Baler (Los Últimos de Filipinas) por el 120 aniversario de su gesta en defensa de España, durante el 2020 los militares conmemoran el centenario de la creación de la Legión y la comisión organizadora de los diferentes actos programados está presidida por el Rey. En el calendario editado se honra a los huérfanos de militares, a quienes el Ejército ayuda con subvenciones y apoyos al estudio. En la actualidad, existen unos 1.400 en toda España y, entre ellos, alrededor de cien en Canarias.

Para el presente año, desde el punto de vista operativo, el principal objetivo de la Brigada Canarias XVI consiste en desarrollar un ejercicio en el campo de maniobras de San Gregorio, en Zaragoza, durante cuatro semanas, entre el 9 de octubre y el 8 de noviembre, según avanzaron Palacios y Aguado. Para afrontar ese programa de entrenamiento, habrá que desplazar a un millar de profesionales hasta dicho enclave.

Evitar el aislamiento

El desplazamiento hasta ese recinto -aclaró el jefe de la Brican XVI- se desarrolla, entre otras cosas, porque deben efectuarse prácticas de tiro que no pueden efectuarse en Pájara por las limitaciones de seguridad. Y, de esa manera, también se evita el aislamiento de la Brigada. Para Aguado, supone un reto el desplazar un millar de personas, con el armamento, su munición y otros medios materiales. Aclaró que existe mayor distancia entre Canarias y ese paraje de Zaragoza que entre las islas y Senegal. Resaltó la importancia de hacer una buena labor, porque "todo el Ejército estará mirando". La Brican XVI se constituyó hace doce años y en estos momentos cuenta con 3.243 hombres y mujeres.

Palacios Zaforteza y Aguado coincidieron en que el problema del alojamiento de los profesionales del Ejército es más grave en Fuerteventura, por el elevado precio de numerosas casas de alquiler, con la irrupción de las viviendas vacacionales. Además, señalaron que todo indica que "irá a peor". Aguado señaló que el convenio entre el Mando de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria para permitir la realización de rutas por civiles en el paisaje protegido de La Isleta se mantiene y el pasado año en torno a 500 personas participaron en las mismas los fines de semana, para no interferir con los ejercicios de los soldados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España