Espectacular. Así luce Rocío Flores tras pasar por el quirófano para hacerse varias intervenciones quirúrgicas y lograr reducir hasta 26 kilos. En plena tormenta mediática por el sorprendente anuncio de la relación de Olga Moreno con su representante, Agustín Etienne, Rocío Flores decidió marcharse a México. Allí la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco se relajó unos días y, lejos del huracán provocado por la aún mujer de su padre, se dejó ver relajada y en biquini, mostrando sin complejos su cuerpo, del que ahora se siente orgullosa.

Pero lo que más ha asombrado a todos es que Rocío Flores ha aparecido sin filtros y completamente al natural. También sin ropa que oculte su figura. Algo que hace unos años era imposible, según ha revelado ella misma en alguna ocasión.

Rocío Flores se presentó en 2019 como defensora de su padre en ‘GHVIP 7’ de Telecinco y a todos sorprendió el gran aplomo con el que se movía y expresaba ante los focos. Pero aquella Rocío escondía una tremenda inseguridad debido a su aspecto físico. Su peso, asegura ahora, la acomplejaba e intentaba disimularlo bajo capas y capas de ropa, algo que ya no será necesario después de ver las últimas imágenes en las que luce cuerpazo.

Rocío Flores posa con una chaqueta color verde desgastado.

Con 26 kilos menos

Y es que el cambio físico es alucinante. Rocío Flores asegura a la revista Lecturas que ha perdido en los últimos años 26 kilos en total. El punto de inflexión lo marcó su paso por el reality ‘Supervivientes 2020'. La hija de Antonio David Flores ha revelado que cuando el concurso empezó atravesaba su peor momento físicamente y que incluso pidió a la organización del programa que no le informaran de su peso antes de partir. A su regreso había perdido 16 kilos. En estos dos últimos años ha perdido 10 kilos más.