Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

viticultura | La vendimia de 2022

Las cinco denominaciones de origen esperan una vendimia como la de 2021

Los consejos reguladores prevén que la cosecha de uva venga en cantidad y calidad similar al año pasado | La clave está en el tiempo y en la menor incidencia de las plagas

Vendimia en las cumbres de Abona en agosto del pasado año 2021. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Los consejos reguladores de las cinco denominaciones de origen de la isla de Tenerife (Valle de La Orotava, Ycoden Daute Isora, Tacoronte Acentejo, Valle de Güímar y Abona) trabajan a destajo en la vendimia de 2022 y, en estas primeras semanas de duro trabajo en las fincas, ya han podido comprobar que la cosecha de uva vendrá en una cantidad y calidad muy similar a la de 2021, que fue un buen año para los vinos tinerfeños.

El gerente de la Denominación de Origen (D.O.) Valle de Güímar, Óscar Rodríguez, destaca que su comarca es una de las que antes inició la vendimia, el 20 de julio, por lo que ya han recogido alrededor del 60% de la uva. La previsión es que terminen, en esta zona del Sur, en torno a la primera semana de octubre. La principal razón para que adelanten la recogida de la uva a mediados de verano está en los vinos espumosos, «que requieren de la elaboración de un vino base con menor graduación alcohólica y una refermentación en botella».

En la costa y las zonas bajas del Valle de Güímar, que incluye al municipio que le da nombre, Arafo y Candelaria, los racimos son capaces de ofrecer unos 11 grados desde mediados de julio.

Rodríguez detalla que la previsión es que la vendimia tenga unas características de cantidad y calidad muy similares a las de 2021, con unos 450.000 kilos recogidos, de los que el 80% es uva blanca y el 20%, tinta. «Ha sido un año bueno, de pocas enfermedades», añade, aunque también reconoce que en la zona alta de la comarca, en los cultivos de secano, se ha notado la falta de agua y «vendrá algo menos de uva».

La comarca de Abona es la única que espera mejorar algo la vendimia respecto a años anteriores. «Esperamos una mejor cosecha debido a que hubo algo más de lluvia en otoño e invierno y, además, un buen invierno en cuanto a temperaturas frías, tan necesarias para un buen reposo invernal», explica Manuel Rodríguez, director del Consejo Regulador de la D.O. Abona.

«La vendimia empieza aquí sobre el 1 de agosto y luego se extiende en el tiempo en las zonas altas, llegando a mediados e incluso a finales de octubre, con lo que tenemos una de las vendimias más largas de nuestra tierra. Actualmente estamos en el ecuador, llevamos recogidos sobre los 700.000 kilos de una previsión de 1.300.000», concreta. Pese a los buenos pronósticos, Abona «tiene varios obstáculos que son clásicos compartidos: falta de agua, sequía persistente y falta de relevo generacional, factores que impiden un mejor desarrollo de la actividad». A su juicio, «es cada vez más patente el divorcio entre el sector productivo, los viticultores, y el sector productor, las bodegas. Hay bodegas cada vez mas tecnificadas y el campo está cada vez más desatendido. Y a esto habría que ponerle un remedio».

Ycoden Daute Isora es una comarca que abarca municipios del norte y del sur de la isla. En la actualidad, la vendimia vive su momento cumbre en los municipios de Guía de Isora y Santiago del Teide, según detalla su departamento técnico. «En el caso de los viticultores de medianías altas del norte aún será necesario esperar un poco. Sin embargo, podríamos decir que ya estamos al 50%, a mitad de vendimia. Se comenzó el 28 de julio en Garachico y en la zona de costa de Icod, y prevemos que finalice para la semana del 12 de octubre. Las previsiones de cosecha son buenas y esperamos alcanzar la cifra de kilos controlados en 2021», avanzan.

Mari Paz Gil, de la D.O. Tacoronte Acentejo, asegura que en su comarca están «en torno al 30% vendimiado». La campaña comenzó el 10 de agosto y se prevé que finalice en la tercera semana de octubre. «La previsión estimada es similar a la pasada campaña, con 1.200.000 kilos. La uva está madurando bien de tanino, intensidad y azúcar, tiene bastante jugo en medianías y en la parte alta, sobre todo porque los suelos son más ricos. La zona más perjudicada está siendo la costa, puesto que el viñedo arrastra escasez de frío y agua por la ausencia de unos inviernos marcados. Y eso se nota en la planta, que está agotando sus reservas y mermando la producción», explica.

Marián Fernández, del departamento técnico de la D.O. Valle de La Orotava, recuerda que en esta zona se empezó a vendimiar el 20 de agosto, con lo que puede considerarse que en el Valle «prácticamente estamos empezando, puesto que no se ha recogido ni un 15% de la uva. Queda mucho trabajo por delante, pero por ahora el estado sanitario es bueno, aunque a todos nos preocupan las lluvias de la semana pasada». Respecto a la previsión, está en «cantidad y fechas similares a las del año pasado. Esperamos controlar más de 800.000 kilogramos y más o menos mitad y mitad de variedades blancas y tintas».

La Denominación de Origen Protegida (DOP) Islas Canarias comenzó a recibir uva el 28 de julio y espera terminar a principios de octubre. Estiman que controlarán 1,5 millones de kilos proveniente, en su mayoría, de las cinco D.O. de la isla de Tenerife. Un mercado nuevo que genera movimientos de uva de las diferentes comarcas.

Compartir el artículo

stats