Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector primario | Apuesta por uno de los manjares del campo tinerfeño

Pedro Martín exige medidas en Madrid para volver a exportar las papas bonitas

El presidente del Cabildo impulsa, en una reunión con el Ministerio, acciones para acabar con la plaga que imposibilita la venta en el exterior de estos manjares exclusivos de la Isla

Un agricultor de Icod el Alto, en las medianías de Los Realejos, muestra papas antiguas recién recogidas de la tierra. Andrés Gutiérrez

Pedro Martín quiere que los productores de papas antiguas de Tenerife vuelvan a vender en el exterior esta exquisitez muy valorada por algunos de los mejores cocineros del mundo. Con ese objetivo, el presidente del Cabildo de Tenerife mantuvo ayer en Madrid una reunión técnica con representantes del Ministerio de Agricultura y el Gobierno de Canarias para dar un impulso a la exportación a Europa de las también conocidas como papas bonitas de Canarias.

Tenerife acapara más de la mitad de la producción2.700 hectáreas– de unas variedades únicas en el mundo. Sin embargo, su venta está prohibida en el exterior por culpa de una plaga procedente de América: la polilla guatemalteca. Este insecto, además de provocar el veto a la exportación, acaba con entre el 40 y el 50% de las papas antiguas que se recogen en la Isla todos los veranos, principalmente en julio y principios de agosto. Tenerife produce 45.000 toneladas al año, principalmente en Los Realejos.

Pedro Martín puso sobre la mesa una solución cuya «eficacia está reconocida y demostrada» para acabar con la polilla guatemalteca: las cámaras de dióxido de carbono (CO2). «Sea cual sea su fase de desarrollo, queremos aprovechar el gran valor gastronómico que ofrecen las papas de Tenerife para posicionarlas en el exterior y convertirlas en un reclamo turístico de la Isla», aseguró el presidente insular.

«Hay que aprovechar el gran valor gastronómico de la papa isleña para posicionarla fuera»

Pedro Martín - Presidente del Cabildo de Tenerife

decoration

La peor plaga desde 1999

Es la nueva esperanza en la difícil lucha contra la peor plaga que sufren las papas en Tenerife desde 1999. El proyecto RTA2011-00125, desarrollado por el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, el Cabildo de Tenerife, la ULL y la empresa pública Gestión del Medio Rural, ha encontrado la manera de acabar de forma segura, inocua y barata con la llamada científicamente como Tecia solanivora. La solución es una cámara de almacenamiento con una atmósfera controlada y enriquecida con dióxido de carbono. En 10 días, las papas se depositan en una cámara con un 50% de nitrógeno, un 30% de CO2 y un 20% de oxígeno, una mezcla de gases que asegura la mortandad de la totalidad de insectos, larvas, huevos y pupas de esta polilla.

El consejero insular de Agricultura, Javier Parrilla, aporta una valoración que explica la decidida apuesta de la Corporación insular por este cultivo exclusivo de la Isla: «La exportación de la papa antigua de Tenerife supondría un impulso fundamental para las medianías, que son el lugar más propicio para su siembra». «De ahí el empeño de este Gobierno insular en buscar acuerdos que garanticen su venta en el exterior», subrayó el responsable del sector primario isleño.

Estas variedades de tubérculos están además de aniversario. Llegaron hace justo 400 años a Los Realejos procedentes de la patria de la papa, Perú, y la adaptación a las condiciones particulares de esta parte del norte de Tenerife las han convertido en variedades autóctonas, con colores y sabores únicos, con tonos dulces y afrutados que las han catapultado al máximo prestigio. Llegan pedidos de todos los rincones: Alemania, Francia, Estados Unidos, América del Sur, países árabes, la Península... Pero ninguno se puede atender. Las 29 variedades de papas antiguas de toda Canarias –también se cultivan en La Palma y Gran Canaria– no pueden salir del Archipiélago por la polilla.

El director insular de Agricultura y Desarrollo Rural, Cayetano Silva, que asistió a la reunión junto a Pedro Martín, explica que «actualmente los trabajos se centran en los protocolos que debe seguir la papa durante la siembra, así como en su transporte de la huerta a una cámara de CO2 y de la cámara a la mesa del país de destino». «Estos protocolos son fundamentales porque van a garantizar que, en ningún momento, la papa se contamine con la polilla guatemalteca o cualquier otra plaga», puntualiza Silva.

El Cabildo apunta en un comunicado que por parte del Ministerio asistió el director general de Sanidad de la Producción Agraria, Valentín Almanza, y del Ejecutivo canario, el director general de Agricultura, Augusto González. Cayetano Silva indica que este encuentro «ha sido fruto del trabajo realizado conjuntamente por el servicio técnico de Agricultura de la Corporación insular y el Ejecutivo canario con el objetivo de que se vuelva a permitir el movimiento de papas canarias en Europa, y se impulse, en consecuencia, su cultivo y preservación en las Islas».

El fin de las polillas

Los científicos del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias han explicado que los ensayos realizados dicen que al pasar diez días en la cámara, la totalidad de los insectos mueren, sea cual sea su fase de desarrollo, de manera que se acaba con el riesgo de contaminación posterior. Este tratamiento aspira a obtener su reconocimiento como una cuarentena eficaz postcosecha que permita levantar las prohibiciones de exportación.

Precisamente el próximo sábado día 24 tendrá lugar en la cuna de este manjar, Icod el Alto, en el municipio de Los Realejos, una nueva edición de la Feria de las Papas Antiguas de Canarias, concretamente en la plaza Poeta Antonio Reyes. Allí tiene su sede la Asociación de Cosecheros de la Papa Bonita.

Los datos de las papas antiguas

Superficie cultivada

Tenerife, la Isla con más extensión de Canarias

Tenerife acapara la mayor extensión de cultivo de papas antiguas de Canarias. De las más de 4.000 hectáreas del Archipiélago, 2.700 están en Tenerife. La otra Isla con más cultivo de las también conocidas como papas bonitas es La Palma. En total, se producen al año en el Archipiélago unas 45.000 toneladas, de las que la mitad se derechan por la polilla guatemalteca.

Icod el alto

La cuna de la papa bonita

Icod el Alto, en el municipio de Los Realejos, es la cuna de las variedades únicas de papas antiguas. Allí tiene su sede una de las principales cooperativas de este tubérculo: la Asociación de Cosecheros de la Papa Antigua de Icod el Alto. En esas medianías se cultivan 13 de las 29 variedades, como las bonitas, pelucas, azucenas, borrallas, colorada de baga y terrenta.

Compartir el artículo

stats