09 de abril de 2020
09.04.2020
VALLE DE GüíMAR

Se atasca la construcción de las depuradoras urbana e industrial

Los trabajos se encuentran paralizados, lo que pone en riesgo la finalización de la primera de las obras a finales de este año

09.04.2020 | 13:58
Estado de la obra de la Estación Depuradora de Aguas Residuales Urbanas (Edaru) Valle de Güímar en enero.

Juan Antonio Medina

Arafo

El Valle de Güímar corre el riesgo de no contar con su Estación Depuradora de Aguas Residuales Urbanas (Edaru) a finales de este año, siendo menos probable que la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales del Polígono de la comarca sufra una demora en su terminación, ya que la misma está contemplada para mediados de octubre de 2021. Ambas construcciones están actualmente paralizadas en virtud del Real Decreto ley 10/2020, de 29 de marzo, al ser obras no consideradas de emergencia.

Si bien en la comarca se acepta la medida "por las circunstancias actuales", las autoridades municipales entienden -en su mayoría- que para Candelaria, Arafo y Güímar "sí son obras que urgen". El sistema de vertidos al mar y a fosas sépticas que se emplea actualmente en la comarca del Sureste forma parte de los motivos por los que la Comisión Europea diera un ultimátum a las autoridades españolas, el pasado 12 de febrero, para que en dos meses cumpla con la normativa de la UE sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas. El siguiente paso es trasladar el tema al Tribunal de Justicia de la Unión Europea para sancionar a España.

Dicho tribunal sancionó al país en julio de 2018 por tales vertidos, lo que ha generado 32,7 millones de multa, inicialmente de 12 millones de euros y 10,35 millones cada seis meses. Esta multa tendrá que ser abonada mientras persista el problema, "que es el que tienen que resolver las depuradoras que se están construyendo".

La reanudación de los trabajos de las Edaru y Edari del Valle de Güímar dependen de las decisiones que adopte el Gobierno central ante la crisis sanitaria que vive el país. En todo caso, el optimismo crece y esperan que las obras sean retomadas "en breve". Algunos apuntan al próximo lunes.

La obra de la Estación Depuradora de Aguas Residuales Urbanas (Edaru) Valle de Güímar elevó su coste de los nueve millones iniciales a 12,5 millones debido a las dificultades encontradas en el terreno y a la necesidad de afrontar el encauzamiento del barranco. Producirá 7.000 metros cúbicos de agua al día y prestará servicio a más de 114.000 personas de los tres municipios del Sureste.

El consejero insular de Desarrollo Sostenible y Lucha contra el Cambio Climático, Javier Rodríguez, puso en valor esta obra porque la Edaru será, además, un recurso para el sector primario en forma de agua regenerada de excelente calidad "en una comarca que viene padeciendo un déficit hídrico cada vez más importante debido a las consecuencias del calentamiento global".

El Cabildo completa los 20 millones de inversión que contempla en estas dos infraestructuras con la Estación Depuradora de Aguas Residuales Industriales (Edari), que prestará servicio a las más de 200 empresas que operan en el Polígono. Una de sus particularidades es que se trata de "la primera planta de estas características en Canarias".

En la última visita que realizó a la zona el presidente del Cabildo, Pedro Martín, dijo que "lo importante es comprobar que ya tenemos soluciones a los problemas de saneamiento en esta comarca. Esto permitirá resolver, por fin, uno de los problemas importantes del Valle de Güímar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España