Suscríbete

Caso Abierto - eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

‘El Tortilla’ fue condenado en noviembre por un asesinato en Lanzarote en el 2015

Néstor David P.P., implicado en el secuestro y atraco de una joyería en Tacoronte, estaba pendiente de entrar en la cárcel por la detención ilegal y muerte de Juan Carlos Tejera

Atraco y secuestro en una joyería de Tacoronte

Atraco y secuestro en una joyería de Tacoronte El Día

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Atraco y secuestro en una joyería de Tacoronte Pedro Fumero

Uno de los tres implicados en el secuestro de una trabajadora y el atraco a una joyería de Tacoronte el pasado lunes, Néstor David P.P., alias El Tortilla, fue condenado el 5 noviembre pasado a 29 años de prisión por la detención ilegal y el asesinato de un ciudadano de Lanzarote en marzo del 2015, Juan Carlos Tejera, así como por integrar una organización criminal. En dicha muerte violenta, tomaron parte otros cuatro individuos, que recibieron la misma pena que el primero, y una mujer también fue condenada como cómplice en los citados delitos a 12 años de cárcel.

Néstor David P.P. también estuvo implicado con varios de esos individuos en el asalto a una vivienda para cometer un robo y una brutal paliza sufrida por un ciudadano de La Camella, el empresario José Tavío Fumero, en febrero del 2016. Tres hombres, entre los que se hallaba El Tortilla, accedieron a la vivienda y trataban de abrir una caja fuerte cuando fueron sorprendidos por Tavío Fumero. Este recibió una fuerte agresión, por la que estuvo ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria (Hunsc).

Néstor David P.P. es vecino de Granadilla de Abona y, tras ser detenido en la tarde del pasado lunes por investigadores de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife en la localidad de La Camella, el jueves pasó a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción número 1 de La Laguna, que decretó su ingreso en prisión provisional a la espera de juicio por los hechos cometidos en la joyería situada en la calle El Durazno, en Tacoronte, y cuya fuga fue grabada por vecinos.

El juicio por el secuestro y asesinato de Juan Carlos Tejera en Lanzarote se celebró en octubre en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas. Y el día 29 de dicho mes, los miembros del Tribunal del Jurado decidieron declarar culpables de dichos delitos, junto con el de pertenencia a organización criminal, a los acusados José Carlos C.H., Ángelo D.D., Juan Antonio D.R., Antonio Enrique G.G. y al ya citado Néstor David P.P., según la información que trascendió en su momento.

Y apenas una semana más tarde, el magistrado presidente del Tribunal dictó la condena a 29 años de cárcel para los cinco varones. De forma concreta, por los delitos de detención ilegal y asesinato les corresponden 24 años y los restantes, por integrar la banda criminal.

Varios de los implicados en el asesinato de Tejera viajaron desde Tenerife a Lanzarote entre febrero y la primera semana de marzo del 2015. Tejera desapareció en la noche del 12 de marzo del 2015. A las 23:35 horas, la víctima fue abordada en el garaje de su domicilio por varios individuos, que le propinaron fuertes golpes hasta que lo redujeron e introdujeron en la parte trasera de su vehículo.

Atraco y secuestro en una joyería de Tacoronte

Atraco y secuestro en una joyería de Tacoronte El Día

Fue inmovilizado con unos grilletes en sus manos y pies, lo que le imposibilitó defenderse. El afectado fue trasladado por la fuerza hasta la escombrera en Montaña Mina, en Arrecife. En dicho enclave apareció el cadáver de Tejera el 21 de marzo por la mañana. Así concluyó el dispositivo de búsqueda del vecino de la capital lanzaroteña que empezó ocho días antes.

El objetivo del grupo de delincuentes era apoderarse del dinero que pensaban que Tejera podía tener oculto y que procediese de las ganancias relacionadas con un delito de tráfico de drogas por el que la víctima cumplió una condena de prisión de la que salió en el año 2010. Para encontrar con más facilidad a Tejera, los ahora condenados utilizaron un dispositivo de localización GPS (por satélite) que fue colocado en su vehículo por una mujer, la hoy condenada por ser cómplice de la banda. Una vez que estuvo en la cueva, Juan Carlos Tejera recibió muchos golpes más para que dijera dónde guardaba el dinero. Su fallecimiento se produjo entre el 13 y el 15 de marzo. Y el cadáver fue hallado gracias a un perro especializado en localizar a personas muertas.

Más de un año después del asesinato de Tejera, una eficaz investigación realizada por agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Tenerife permitió la captura de toda la banda por sus robos con violencia y el mencionado asesinato en Lanzarote. De hecho, en alguna ocasión, los integrantes del grupo llegaron a torturar y a herir a alguna de las víctimas con un taladro para intentar lograr su objetivo.

Compartir el artículo

stats