01 de octubre de 2020
01.10.2020

La Guardia Civil halla sangre en la casa del taxista desaparecido en Teror

El juez encargado del caso investiga por homicidio a la esposa, el hijastro, el cuñado y la suegra, que siguen en libertad, pero deben presentarse todas las semanas en el juzgado

01.10.2020 | 00:13
La Guardia Civil halla sangre en la casa del taxista desaparecido en Teror

La Guardia Civil ha encontrado restos de sangre en la casa de José Delgado, el vecino del municipio de Teror que está desaparecido desde el 8 de diciembre del pasado año, según ha podido saber El Periódico de Catalunya. Delgado, de 57 años, trabajaba de taxista y regresó aquel domingo a su vivienda de La Guanchía después de cuidar a su madre en el barrio capitalino de Casablanca I.

La semana pasada, los guardias civiles registraron la casa del hijastro, de la mujer y la del cuñado del desaparecido. También un terreno situado junto a la casa del cuñado, una ladera frente a la casa del matrimonio y el tramo del barranco de Teror situado bajo el puente nuevo sin resultado alguno. El laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil analiza ahora esos restos de sangre hallados en la casa familiar.

El juez de Arucas encargado de las investigaciones ha imputado por un delito de homicidio a la esposa de Delgado, María Rosa Y. O., su hijastro Kilian R. S. N., su cuñado Eduardo Y. O. y su suegra Expedita N. O. O. Los cuatro están en libertad. Las investigaciones han detectado numerosas contradicciones entre las versiones de la mujer y la familia política del desaparecido. El juez considera que existen "indicios racionales" de la comisión de un delito de homicidio por parte de los cuatro investigados dada la "plaga de contradicciones" que han dado en sus declaraciones.

Su mujer aseguró que había estado con Delgado el día anterior de la desaparición y que ambos habían acudido a hacer unas gestiones al ayuntamiento de Teror, pero la imagen del hombre no aparece en las cámaras de seguridad que han sido revisadas por los investigadores de la Guardia Civil. En ningún documento consta tampoco que Delgado pasara por allí aquel día.

Además, su teléfono móvil dejó de dar señal a las afueras del pueblo dos días antes de la denuncia de desaparición y estaba perdido. Posteriormente, durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus, la mujer comunicó que lo habían encontrado mientras limpiaban la vivienda y lo entregó a la Guardia Civil.

La Provincia/DLP -periódico que al igual que El Día / La Opinión de Tenerife pertenece a Editorial Prensa Ibérica- reveló que el hombre había tenido problemas con su hijastro, que tiene 28 años, al que reprochaba coger dinero y hasta un anillo de su madre. También, que la versión de la mujer es que el lunes ella estuvo con su marido y luego se echó a dormir la siesta mientras veía en televisión la emisión de Sálvame. Entonces, siempre según su esposa, el hombre salió a dar un paseo y ya no regresó.

Otro detalle que ha extrañado a los investigadores ocurrió cuando 'fueron a la casa familiar a realizar la primera inspección ocular. Apenas cuatro días después del suceso, la familia explicó que ya se había deshecho de la ropa del desaparecido.

Las investigaciones han averiguado también un posible conflicto sentimental. Al parecer, la esposa de Delgado sospechaba que su marido tenía una aventura con otra mujer. En la investigación de la desaparición de José Delgado participan ya psicólogos de la Unidad de Análisis de Comportamiento de la Guardia Civil procedentes de Madrid, que tomaron declaración a los cuatro familiares investigados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook