El presunto asesino de Marta Calvo, Jorge Ignacio P. J., ha llegado a las 11:04 horas de este martes fuertemente escoltado por la Policía Nacional en el juzgado Número 6 de Alzira para declarar ante jueza que lleva el caso de Marta Calvo, aunque, finalmente se ha acogido a su derecho a no declarar y será trasladado a la cárcel de Picassent ante su negativa a hablar.

La juez mantiene prisión para Jorge Ignacio P. J., único acusado por el crimen de Marta Calvo, por sus contradicciones e incoherencias, ya que en todo este tiempo solo ha hablado para decir un genérico "pido perdón" sin especificar a qué ni a quién.

El presunto asesino de Marta Calvo ha sido excarcelado por la Guardia Civil con la orden judicial de traerlo a las 10.00 horas, pero los agentes han tenido que dejarlo en un calabozo de la comisaria de la Policía Nacional de Alzira debido al retraso de su abogado defensor. Por esta razón, Jorge Ignacio P. J. ha llegado en un coche patrulla de la Policía Nacional y ha llegado sin llegar a pronunciar una sola palabra.

Gritos de "¡Asesino!" reciben al sospechoso de la muerte de Marta Calvo en los juzgados de Alzira

Gritos de "¡Asesino!" reciben al sospechoso de la muerte de Marta Calvo. Agencia ATLAS/ EFE

Jorge Ignacio P. J. se entregó en la madrugada del pasado miércoles después de que los investigadores lo buscasen intensamente durante varios días por su presunta relación con la desaparición de Marta Calvo.

El presunto asesino confesó haber descuartizado a la joven en unas circunstancias que él califica como de "muerte accidental y declaró ante los investigadores que Marta Calvo murió mientras festejaba su cumpleaños con ella con sexo y cocaína.