24 de septiembre de 2019
24.09.2019

Huye con los grilletes puestos cuando lo llevaban al médico en Granadilla

Policías locales atrapan a un joven recién salido de prisión que intentó robar en El Médano y después se fugó desde el centro de salud hasta Charco del Pino

24.09.2019 | 00:12
Policías locales de Granadilla atraparon al joven de 27 años.

Un delincuente recién salido de prisión protagonizó el pasado sábado una espectacular fuga a pie en Granadilla. El joven E.G.Ch. tenía los grilletes puestos e iba a ser llevado ante un médico del centro de salud del casco de dicho municipio. Pero en un descuido de un funcionario, empujó a este y lo tiró al suelo. Ese momento lo aprovechó para escapar de los agentes.

El individuo hacía pocos días que había salido de Tenerife II. Y en la mañana del sábado trató de robar en una casa de El Médano. Al ser sorprendido por los moradores, huyó hasta Los Abrigos. Durante su fuga, fue perseguido por las víctimas, que alertaron a los policías locales, que lo interceptaron en la calle La Gaviota, en el último pueblo citado.

Los agentes informan al Área de Investigación de la Guardia Civil, que confirma que a E.G.Ch. se le busca por el referido delito. El joven fue detenido y llevado al centro de salud del casco de Granadilla, donde inició su particular fuga. En un primer momento salió corriendo por la parte baja del recinto sanitario y se dirigió hasta una pista de la finca Las Crucitas.

En ese momento empezó la persecución por parte de los agentes municipales, tanto a pie como en el coche patrulla, a la vez que solicitaban refuerzos. Desde Las Crucitas cruzó a pie, por diversas huertas y zonas de tierra hasta la calle Hermano Pedro, en Charco del Pino.

En esa vía los funcionarios lo ven corriendo en sentido ascendente. Sin embargo, poco después le perdieron la pista. Un vecino avisó a los policías locales e indicó el sendero por el que había escapado.

El delincuente cayó en un área de matorrales y se le perdió la pista de nuevo. Con la ayuda de otro ciudadano, lo volvieron a ver junto a un contenedor.

Tras reemprender la huida por la calle Hermano Pedro, esquivó a un vehículo radiopatrulla, que se cruzó en la calle, según un residente en la zona. Pero se cayó y pudo ser reducido por los agentes. Tras ser entregado a la Guardia Civil y puesto a disposición judicial, el delincuente ingresó de nuevo en prisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook