02 de agosto de 2019
02.08.2019

Un cocinero degüella a su jefe en un restaurante de Puerto del Carmen

El fallecido es un empresario de 45 años. Dos componentes de la Guardia Civil de Tráfico fuera de servicio detuvieron de forma inmediata al presunto agresor

01.08.2019 | 23:29
Momento en el que el cuerpo del fallecido es conducido en Puerto del Carmen, ayer, por un profesional de traslados judiciales.
Un cocinero degüella a su jefe en un restaurante de Puerto del Carmen

Un empresario de 45 años y de origen marroquí falleció ayer degollado a manos de un empleado suyo que lo agredió con arma blanca en el cuello, cuyas heridas le causaron la muerte. El suceso ocurrió a las 14:20 horas en el restaurante Las Vegas, en el Centro Comercial Marítimo, situado en la Avenida de las Playas de Puerto del Carmen, la principal zona turística de Lanzarote.

El presunto autor de los hechos, Federico A.E.M., de 59 años y nacionalidad española, es el cocinero del negocio de restauración que había montado su jefe y víctima, Rachid B., a finales del pasado año.

Tras una discusión, informó la Guardia Civil, le asestó una puñalada a la altura del cuello, por lo que los servicios sanitarios solo pudieron confirmar su fallecimiento. El concejal de la Policía Local de Tías, Mamé Fernández, aseguró que el pleito pudo deberse "a un ajuste de cuentas".

Se da la circunstancia que en el momento del suceso se encontraban en las inmediaciones dos componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil destinados en el Destacamento de Arrecife exentos de servicio, los cuales procedieron de manera inmediata a la detención del presunto autor y auxilio del empresario. Federico está acusado de un supuesto delito de homicidio.

El Equipo Territorial de Policía Judicial de Tías se ha hecho cargo de la investigación y realizan las correspondientes diligencias del caso. A las 16:20 horas en unión de la autoridad judicial procedieron al levantamiento del cadáver.

Tras la agresión y con la mano en el cuello, Rachid salió "moribundo" del local que regenta "en busca de auxilio y pidiendo que llamaran a la policía", relató Indiana González, dependienta del establecimiento de regalos cercano. "Apenas alcancé a verlo, pero escuché que decía 'policía, policía' con la mano en el cuello sin que casi se le entendiera lo que estaba diciendo", aseguró Indiana, que vio a Rachid dirigiéndose hacia el negocio de alquiler de bicicletas Renner Bikes contiguo al restaurante, sin clientes en el momento de lo ocurrido, ya que abre sobre las seis de la tarde. Como hacían habitualmente, Rachid y Federico acudían horas antes de abrir al público para tenerlo todo listo para recibir a los clientes.

La agonía de Rachid

La trabajadora que se encontraba en ese momento en Renner Bikes fue la que presenció la agonía de Rachid. "Se acercó con el cuello cortado y con la mano en él pidiendo ayuda. Luego se cayó al suelo y ya no se pudo hacer nada por salvarle la vida", relató Peter Ciacca, propietario del negocio de alquiler de bicicletas según lo que le contó su empleada, testigo del desplome de la víctima. "Ella se quedó en estado de shock y tuvo que acudir al médico tras lo sucedido", explicó Peter.

Varias personas que conocían al cocinero y su jefe no se explican lo que pasó. Los definen como "dos personas tranquilas, a las que nunca vimos discutir", comentaron sorprendidos y sin creerse aún el homicidio. Entre ellos está Mustafá El Fakir, camarero empleado de la víctima, al que ayudaba en el bar cada tarde desde hacía un par de meses. "No me entra en la cabeza cómo pudo haber ocurrido esto", dijo impactado Mustafá.

"Rachid tenía puesta mucha ilusión en este restaurante y estaba haciendo mejoras en la carta. Aquí servimos comida española y árabe y en breve tenía previsto cambiar el negocio de nombre y llamarlo Lo Marraquech", indicó Mustafá. El apuñalado, prosiguió Mustafá, "había estado trabajando durante un tiempo en un local de Costa Teguise y decidió montar este negocio por su cuenta".

El camarero señaló además que Rachid se había establecido en Lanzarote "en 1999 y era padre de tres niños pequeños que están fuera de la Isla con su madre de vacaciones. Tenían previsto regresar el lunes. Viven en el barrio de Altavista, en Arrecife". Se había nacionalizado español. El restaurante, detalló Mustafá, "tiene dos cámaras de seguridad, una junto a la caja del dinero y otra en el exterior, por lo que pudieron registrar lo que pasó".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook