Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ULL ofertará 60 plazas en el primer año del nuevo Grado de Actividad Física

El centro ofrece esta nueva titulación y empleará aulas de la Facultad de Educación y espacios del Servicio de Deportes | La implantación se inició hace unos diez años

La ULL ofertará 60 plazas en el primer año del nuevo Grado de Actividad Física. María Pisaca

La Universidad de La Laguna (ULL) ofertará el próximo año 60 plazas en el primer curso del nuevo Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, que esta misma semana recibió el visto bueno de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA). Culmina así un proceso que comenzó hace unos diez años y que viene a dar respuesta a centenares de alumnos canarios que cada año veían frustrados sus deseos de formación ante la inexistencia de esta titulación en la universidad pública tinerfeña. En la actualidad, en Canarias, tan solo de puede cursar esta carrera en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), donde cada año quedan fuera de los estudios seis personas por cada plaza ofertada, o en la universidad privada.

El Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte se cursará a lo largo de cuatro años, con la particularidad de que, al contrario de lo que sucede en otros espacios como la ULPGC, no será necesario superar una prueba física de acceso y únicamente se valorará la nota media del expediente académico del alumno. En este sentido, el profesor titular de la ULL del área de Didáctica de la expresión corporal, Francisco Jiménez, explica que «ya hay universidades, como ahora la nuestra, que han dado el paso de eliminar la prueba física porque entienden que, para el ejercicio de esta profesión, las condiciones físicas excepcionales no son imprescindibles ya que la labor de estos profesionales será la de orientar la actividad motriz de otras personas, no la propia». Asimismo, la ULL desea ofrecer una visión inclusiva frente a las diferentes capacidades.

Mientras que la parte teórica del grado se impartirá en las aulas de la Facultad de Educación, la práctica se dividirá entre los diferentes espacios con los que cuenta la ULL, como las instalaciones del Servicio de Deportes y el pabellón de la propia Facultad. Cada cuatrimestre contará con cinco asignaturas de seis créditos cada una, por lo que la estimación es que sean como máximo diez profesores los que se activen para el primer curso en 2022/2023, aunque alguno de ellos podría dar más de una materia.

Tras el reciente visto bueno de la ANECA, la ULL ya se encuentra gestionando los pasos para planificar el primer curso del grado desde el punto de vista académico para que el centro tenga aseguradas las aulas que se van a emplear. No obstante, el carácter oficial pleno llegará cuando el Consejo de Universidades lo apruebe y esta decisión aparezca publicada en el Registro de Universidades, Centros y Títulos. Todo ello llega después de que la implantación de este título haya recibido una positiva respuesta, tanto institucional como entre el alumnado. «Desde que anunciamos que poníamos en marcha el proceso para implantar hemos recibido muchas demandas de alumnado potencial que quiere ampliar información, por lo que hay grandes expectativas», explica el vicerrector de Innovación Docente Néstor Torres.

La necesidad de contar con este nuevo grado en la ULL ha quedado acreditada puesto que, explica Jiménez, «hay un amplio colectivo de alumnos que ha visto frustrados sus deseos de formación en este ámbito en Canarias desde hace años» ya que la institución académica ha estado realizando sondeos desde hace tiempo y siempre más de la mitad de las personas encuestadas se ha mostrado a favor de la implantación de este grado. «Hemos detectado una demanda interna de alumnado ya universitario, a la que se suman datos externos con encuestas entre estudiantado de Bachillerato».

Ya en el año 2014 fue aprobada la solicitud de este grado por parte de la junta de Facultad de Educación y desde entonces se ha estado trabajando en el proceso de implantación que ha incluido la creación de áreas de conocimiento específicas dentro de la Universidad que también tienen que ser dotadas con profesorado suficiente. «No ignoramos las peticiones de la sociedad y, apoyándonos en nuestros equipos, hemos iniciado este largo camino», relata Néstor Torres quien recuerda que «somos una universidad pública que garantiza una formación superior y hemos detectado esta necesidad por lo que, haciendo un gran esfuerzo, hemos apostado por darle respuesta, porque nos mueve el sentido de la responsabilidad».

Asimismo, el vicerrector defiende la pertinencia de esta nueva titulación ya que esta «ha sido avalada por diferentes instituciones» y avanza que «hemos recibido el apoyo explícito de los cabildos insulares, así como de los principales ayuntamientos de las Islas y de instituciones deportivas» y precisamente por eso «hemos garantizado ya la realización de las prácticas externas en empresas al final de la carrera puesto que ya hay negocios que se han puesto en contacto con nosotros para mostrar su acuerdo», avanza Torres, quien destaca la «magnífica sintonía» con la ULPGC a lo largo de todo el proceso.

Compartir el artículo

stats