Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hospiten investiga nuevas terapias en la lucha contra el lupus

Hospiten Tenerife sigue desarrollando terapias para controlar los efectos de esta enfermedad

Jerónimo Balsalobre. E. D.

El jefe del Servicio de Reumatología de los Hospitales Universitarios Hospiten en Tenerife, el doctor Jerónimo Balsalobre, informa de que el grupo hospitalario continúa su labor investigadora para obtener nuevas terapias contra el lupus, una enfermedad autoinmune que afecta en su mayoría a mujeres y que tiene un componente hereditario.

Se trata de una afección poco frecuente de la que aún se desconoce la causa. Si embargo, el diagnóstico precoz actual mejora el pronóstico. No existe actualmente una cura para esta enfermedad, pero se pueden evitar los brotes, tratar los síntomas y reducir el daño orgánico y cambios en el estilo de vida, sobre todo, en cuanto a las medidas de fotoprotección se refiere.

«Puede dañar cualquier órgano»

El especialista de Hospiten explica que “la enfermedad consiste en una hiperactivación anómala y persistente del sistema inmune, de manera que puede dañar cualquier órgano, la sangre, la piel o el sistema nervioso central “. Los síntomas más comunes son la fiebre, el dolor e hinchazón articular, las erupciones cutáneas, generalmente en la cara y en forma de mariposa, y los dedos pálidos o de color púrpura por el fenómeno de Raynaud.

“Existe un claro predominio de la enfermedad entre las mujeres jóvenes en edad de procrear”, expone el doctor Balsalobre. Asimismo, insiste en que los síntomas pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento, en forma de brotes con intermitencia que variará entre los afectados.

A pesar de que estos datos son conocidos, afirma que aún no existe una prueba específica para el lupus, ya que a menudo se confunde con otras afecciones. “Pueden pasar meses o años hasta que se diagnostica”, sostiene. Por ello, el experto incide en la relevancia de las investigaciones sobre la enfermedad para lograr avances terapéuticos que, hoy en día, han disminuido considerablemente la morbimortalidad.

El médico especialista recuerda que hoy, que se celebra el Día Mundial del Lupus, es una fecha clave para crear conciencia sobre la existencia de esta enfermedad crónica. Desde el área de Reumatología de Hospiten, los expertos recomiendan evitar la exposición solar. Asimismo, se aconseja no fumar y que las mujeres no se queden embarazadas mientras la enfermedad se encuentre activa, comportando este hecho un riesgo tanto para el feto como para la madre.

Más de 109.000 casos en España

El lupus es una enfermedad autoinmune, es decir, que el propio sistema inmunitario ataca a las células y a los tejidos sanos por error. Esto puede ocasionar daños en muchas partes del cuerpo, incluyendo las articulaciones, piel, riñones, corazón, pulmones, vasos sanguíneos y el cerebro. En la actualidad este diagnóstico afecta a unas 109.000 personas en España, siendo el 90% de los pacientes mujeres. Por el momento no existe una cura, pero medicamentos y cambios en el estilo de vida pueden ayudar a controlar su evolución. Las personas con lupus a menudo tienen que ver varios médicos especialistas. Los pacientes con lupus tienen especialmente mayor riesgo de presentar ateroesclerosis: endurecimiento de las arterias. En algunas personas, la inflamación puede observarse en el mismo corazón (miocarditis y endocarditis) o en la membrana que lo rodea. La endocarditis puede dañar las válvulas cardíacas y producir soplos en el corazón. El tipo más común de lupus se denomina lupus eritematoso sistémico (LES), que afecta muchas partes del cuerpo, pero también se pueden diagnosticar un lupus cutáneo, inducido por medicamentos o neonatal. Según las investigaciones más recientes, los genes tienen un papel importante y pueden ser un factor de riesgo, pero los genes solos no determinan quién padece lupus.

Compartir el artículo

stats