Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno canario presenta su plan de prevención del suicidio en Canarias

El programa tiene como objetivo minimizar las conductas suicidas, aportar recursos y evaluar las acciones | El Archipiélago es la cuarta comunidad con más casos de España

Presentación del programa de prevención de conductas suicidas del Gobierno canario.

Presentación del programa de prevención de conductas suicidas del Gobierno canario. e. d.

La Consejería de Sanidad del Gobierno presentó su Programa de prevención de la conducta suicida en el Archipiélago. El director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez; la directora general de Programas Asistenciales, Elizabeth Hernández, y el director general de Salud Pública, Juan José Alemán, expusieron el documento, que será el marco estratégico de las actuaciones.

El texto incluye el conocimiento científico actualizado, recomendaciones para las acciones, pautas de implementación temporal y de priorización y una ampliación de su alcance en determinadas áreas. Su objetivo será minimizar el riesgo suicida en las islas, ofrecer los recursos necesarios y evaluar las intervenciones.

El director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez, aseguró que el suicidio constituye un grave problema de salud pública. Supone la primera causa de muerte no natural, y por tanto potencialmente evitable, en España. El director del SCS también ha resaltado la implicación y labor de todos los profesionales que han participado en el desarrollo del programa, que ha sido sido coordinado por el Servicio de Salud Mental de la Dirección General de Programas Asistenciales y el Servicio de Promoción de la Salud y desarrollado por un grupo de trabajo que incluyó a trabajadores de Salud Mental, Salud Pública, Atención Primaria, Educación y Servicios Sociales.

Según el Instituto Nacional de Estadística y el Instituto Canario de Estadística, 197 personas se suicidaron en Canarias en 2019. Esto supuso una tasa de 9,15 por 100.000 habitantes, superior a la tasa media en España para el mismo año, de 7,81, y constituyó la cuarta tasa más alta de España, por detrás de Asturias (12,51) y Galicia (10,82), y con una tasa igual a la de La Rioja. La prevalencia de ideación suicida a lo largo de la vida en la población mayor de 16 años en Canarias fue de 10,8% en 2015; superior a la de otra región geográfica española en la que la metodología de evaluación fue idéntica (4,4% en el País Vasco) y superior a la del conjunto de España.

El Ejecutivo autónomo explica que los datos de intento de suicidio aún no tienen la fiabilidad suficiente, que es algo que este programa pretende solventar. El Gobierno señala que, según los indicadores de la OMS, Canarias está en una tasa de riesgo medio de suicidio. Como conclusiones del trabajo técnico, en el número y tasas de casos se aprecian variaciones entre 2007 y 2019, aunque se observa una tendencia progresiva al alza, especialmente en Tenerife y Gran Canaria. La ratio entre hombres y mujeres es de 3,6/1 (es decir por cada mujer que se suicida hay casi 4 hombres que lo hacen) y es un ratio similar a los países occidentales. La franja de edad de más de 79 años fue la de mayor tasa de suicidio en 2019 con 19 por 100.000 habitantes (casi nueve puntos más que la media regional).

La propuesta de los psicólogos

El Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, a través de su decana, Carmen Linares, y el coordinador del Grupo de Suicidios, Felipe Algarejo, presentó ayer a la vicepresidenta segunda del Parlamento de Canarias, Rosa Dávila, un plan de prevención de los suicidios. Para los representantes de este órgano, la intervención con las personas que tienen conductas suicidas debe ir más allá del aspecto sanitario. De hecho, según Algarejo, tan solo un 20% de las personas con tales problemas acuden a recursos sanitarios.

Dávila afirmó que este asunto «sigue siendo un tema tabú», por lo que resulta «fundamental visibilizar el sufrimiento» de quienes pasan por dicha situación. Además, la citada diputada de CC resaltó el papel que deben tener los psicológos en todo el sistema de prevención que se establezca.

Para la vicepresidenta segunda de la Cámara regional, este es el momento de desplegar recursos en este campo, ante el problema de incremento de suicidios que puede surgir a partir de la pandemia y la crisis sanitaria y económica generada por el covid-19.

Carmen Linares también destacó la importancia de abordar este asunto no solo desde la perspectiva sanitaria y valoró el proyecto que ayer presentó su institución en el Parlamento.

Compartir el artículo

stats