El Gobierno de Canarias cree que Tenerife está lista para rebajar el nivel de las medidas a las que ha estado sometida desde hace casi un mes, para empezar a disfrutar del entorno menos restrictivo que procura el semáforo amarillo. Así al menos lo anunció el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, en el día de ayer, asumiendo que en la rueda de prensa que se celebrará hoy, el consejero de Sanidad, Blas Truillo anunciará el paso de la isla al nivel de riesgo 2, al mismo tiempo que aumentará el de Gran Canaria, hasta el nivel 3. En ambos casos, las nuevas restricciones comenzarán a las 00:00 horas del lunes, es decir, una semana antes de lo que estaba previsto.

“La recomendación técnica era que mantuviéramos el nivel 3 a Tenerife hasta el jueves que viene”, admitió el presidente del gobierno, Ángel Víctor Torres en declaraciones a los medios. Sin embargo, la buena tendencia que ha adquirido la isla en las últimas semanas ha sido un aliciente para tratar de sacarla antes de lo previsto de este color de semáforo. “Yo creo que se decidirá pasar a Gran Canaria a nivel 3 y a Tenerife al dos este lunes; es lo lógico de acuerdo a la evolución de los parámetros”, argumentó el presidente del Gobierno.

Y es que Tenerife lleva ya casi cuatro semanas en descenso de su curva epidémica. El pico máximo se produjo justo el día en el que entraron en vigor las nuevas restricciones –y las más duras– en la isla, el pasado 19 de diciembre. Ese día la incidencia a 7 días vista aumentó hasta 136,6 casos por 100.000 habitantes –la más alta en la isla descrita hasta el momento–, la positividad de las pruebas diagnósticas se situaba en un 11,2% –más del doble que lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)– y esa misma semana se habían constatado 1.256 casos de coronavirus, el máximo en una semana de esta segunda ola tinerfeña.

A partir de entonces, todo empezó a mejorar, de manera tan paulatina como lo había hecho para empeorar. La dos semanas siguiente se rebajaron los casos un 29% en plenas navidades. La cifra no ha vuelto a subir y hoy día los casos constatados semanalmente son un 58% menos que en aquel instante.

Tenerife ha mejorado en la mayor parte de los ochos parámetros que la comunidad autónoma utiliza para decidir el nivel de riesgo en el que se encuadra la situación epidémica de una u otra isla, o de la comunidad en su conjunto. Estos indicadores son los previstos en el documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19 publicada por el l Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Desde el 22 de octubre todas las comunidades tienen una guía de actuación coordinada basada en cómo se encuentra la incidencia acumulada a 7 y 14 días vista, incidencia acumulada en mayores de 65 años a 7 y 14 días vista, porcentaje de positividad, porcentaje trazabilidad o de rastreo de casos, nivel de ocupación hospitalaria y nivel de ocupación de pacientes Covid-19 en UCIs.

Tres indicadores en riesgo alto

Tenerife cuenta en estos momentos con tres indicadores en nivel de riesgo alto: incidencia a 14 y 7 días de mayores de 65 años y porcentaje de ocupación en UCI; tres indicadores en riesgo medio: incidencia acumulada a 14 y 7 días y ocupación de camas de agudos; y otros dos en riesgo bajo: positividad y trazabilidad de casos. Cabe esperar que, de continuar la tendencia actual al descenso, las incidencias de mayores de 65 bajen del nivel rojo, dado ambos indicadores están muy cerca del límite entre el riesgo alto y el medio.

A la inversa es la situación de Gran Canaria en estos momentos. La isla empezó a comprobar un aumento de casos justo después del puente de diciembre. Entonces el incremento fue irrisorio, pues se pasó de constatar unos 150 casos a casi 300 con la diferencia de una semana. La tendencia se mantuvo un par de semanas, pero se disparó después de Navidad y volvió a incrementarse justo después de fin de año. En los últimos siete días, Gran Canaria ha sumado 875 casos de coronavirus, lo que supone un 66% más que la semana previa y el doble de lo que se diagnosticó a finales de año.

El riesgo crece

Respecto a los indicadores de riesgo de esta otra isla capitalina. Los datos proporcionados por la Dirección de Salud Pública muestran que cuatro se encuentran en nivel rojo: la incidiencia acumulada a 14 y 7 días vista y la incidencia acumulada de mayores de 65 años a 7 y 14 días vista. Otros dos se encuentran en nivel de riesgo medio: la positividad y el porcentaje de ocupación de las unidades de críticos. Y tan solo dos permanecen en el nivel bajo de riesgo, la trazabilidad y la ocupación de camas hospitalarias de agudos. El presidente indicó ayer que Gran Canaria está en muchos indicadores en mejor situación que Tenerife –como en la ocupación hospitalaria y en la incidencia a 14 días vista de los mayores de 64–, sin embargo, su tendencia hace necesario tomar medidas cuanto antes para evitar que la situación empeore de aquí a unas semanas.

Indicadores de riesgo

Indicadores de riesgo