07 de octubre de 2020
07.10.2020
Coronavirus | Información útil para sortear el virus

La transmisión del Covid-19 va por dentro

Preguntas y respuestas sobre el contagio del coronavirus en interiores ante la llegada del otoño

06.10.2020 | 23:18
La transmisión del Covid-19 va por dentro

El otoño acaba de comenzar y el peor clima nos llevará a permanecer más tiempo en espacios interiores, donde la probabilidad de contagiarse de Covid-19 es 20 veces mayor que al aire libre. Son cientos los acontecimientos denominados supercontagiadores documentados en interiores en todo el mundo, y pese a ello las autoridades no han informado bien a la población sobre la importancia de la transmisión por aerosoles en espacios cerrados y la utilidad de la ventilación para evitarla.

"Cuando apareció el SARS-CoV-2, se decía que se transmitía por gotas. Si ese fuera el caso, la difusión actual tendría que ser mucho menor, dado el uso generalizado de mascarillas -dijo el epidemiólogo Juan Gestal-. Hoy en día existen muchos estudios y evidencias de que también se transmite por aerosoles, diminutas partículas suspendidas en el aire que permanecen en el aire durante mucho tiempo y se producen cuando respiramos, tosemos, hablamos o estornudamos".

Como dice Gestal, la diferenciación entre gotas y aerosoles es algo antiguo que debe revisarse y unificarse en transmisión aérea. Volvemos a vivir principalmente en interiores y regresan a las aulas los alumnos de los institutos y universidades, que como dice José Antonio Peromingo, médico internista, "pueden ser un buen caldo de cultivo para la aparición de brotes, como ya ha sucedido en otros países dónde la actividad universitaria ya ha comenzado, como por ejemplo en la Universidad de Alabama, en EE UU".

Este reportaje está basado en la última evidencia científica, principalmente en los consejos de nueve investigadores pertenecientes a universidades estadounidenses y europeas. Cinco de ellos intervinieron en el Taller sobre Transmisión Aérea del Covid-19, organizado por la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, la organización científica de mayor nivel en Estados Unidos. Además, tres pertenecen a un grupo de expertos en coronavirus de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Entre ellos, el español José Luis Jiménez, profesor de Química en la Universidad de Colorado (EE UU).

¿Cómo se comportan los aerosoles?

Como regla general, los científicos recomiendan pensar que los aerosoles que transportan virus se comportan como el humo del tabaco. Al igual que este, la mayor parte de los aerosoles -que, al contrario que el humo, no se ven- permanecen mucho tiempo en el aire, sobre todo alrededor del emisor, y solo un 10% se asientan en superficies. Si la habitación no se ventila, se acumulan. Por tanto, es fundamental la ventilación, reducir el número de personas en la sala, utilizar mascarillas y mantener la distancia social.

¿Qué hechos de la vida real se han estudiado para acumular evidencia científica?

Uno de los eventos de referencia fue el ensayo de un coro en Mount Vernon, Estados Unidos, a principios de marzo, cuando un supercontagiador transmitió el SARS-CoV-2, sin saberlo, a 52 personas. Dos de ellas murieron. Otro supercontagiador pasó el virus a 24 personas en un viaje en guagua de hora y media en Wuhan, China, el 19 de enero. Algunos de los contagiados viajaban hasta siete filas atrás del infectado, mientras que otros que viajaban junto a las ventanillas no fueron contagiados. También un viajero de un vuelo de 10 horas que el 1 de marzo contagió a 12 pasajeros, muchos más allá de dos metros de distancia. Todos estos hechos ocurrieron cuando no se había impuesto el uso de mascarillas.

¿La distancia de seguridad es suficiente en interiores?

Guardar la distancia de dos metros es necesario, pero puede no ser suficiente en interiores. Reduce el riesgo, pero no lo elimina. Se ha calculado que la tos o los estornudos proyectan las partículas infectivas hasta a 6,5 metros. La regla de los dos metros es necesaria para los aerosoles que permanecen en el entorno de quien los esparce, al igual que el humo del cigarrillo permanece en mayor concentración cerca del fumador.

¿Aumenta el riesgo hablar y gritar?

Sí. Los científicos creen que un evento supercontagiador requiere entornos interiores y que aumenta el riesgo al hablar y elevar el tono de voz. Por ejemplo, alrededor del 8M no fueron tan peligrosas las manifestaciones al aire libre como la actividad social en bares y restaurantes a su alrededor. Dentro de los actos interiores, no hay constancia científica de contagios masivos en cines o en el metro de Japón, donde apenas se habla y hay mejor ventilación. Sí hay cientos de contagios masivos documentados en bares, coros y plantas cárnicas, entornos donde los individuos permanecen largo tiempo hablando, gritando o cantando, juntos y sin mascarillas.

¿Cuánto tiempo tengo que respirar un aerosol infeccioso para contagiarme?

El Ministerio de Sanidad, el Sergas y el CDC estadounidense utilizan la referencia de los 15 minutos de proximidad para el "contacto estrecho". Sin embargo, los científicos expertos en aerosoles consideran que esta regla es arbitraria y no está basada en evidencia, por lo que podría dar una falsa sensación de seguridad hablar con alguien de cerca durante 5 o 10 minutos. Sostienen que es muy improbable contagiarse al inhalar el aire exhalado por un infectado de forma casual o esporádica, pero sí es arriesgado hacerlo durante varios minutos.

¿Cuánto tiempo permanece el virus en el aire en interiores?

Depende de la ventilación. Se han detectado virus en partículas menores de una micra que pueden flotar en el aire durante 12 horas, pero estos minúsculos aerosoles suelen escapar del edificio antes de asentarse en superficies y su infectividad puede decaer en ese tiempo.

¿Cómo puedo protegerme del contagio por aerosoles en interiores?

El riesgo cero no existe, pero se reduce si se evitan estos factores: espacios abarrotados, cercanía a otros, escasa ventilación; durante largo tiempo; donde haya gente sin mascarillas; hablando y especialmente en voz alta, gritando o cantando, o también respirando fuerte.

¿Son seguras las guaguas?

Las guaguas, al igual que el metro, son mucho más seguras si tienen una ventilación adecuada y los pasajeros hablan y se mueven lo mínimo. Incluso durante tres horas. Por ejemplo, no es lo mismo una guagua urbana en la que se realizan trayectos de una hora a lo sumo, las ventanillas están abiertas y los pasajeros permanecen quietos y callados, que el autocar de un equipo deportivo que celebra una victoria y en el que los pasajeros están de fiesta, moviéndose entre asientos, con las mascarillas bajadas y las ventanillas cerradas.

¿Son seguros los aviones?

Los aviones modernos disponen de muy buenos sistemas de ventilación y filtrado de aire. El riesgo durante el vuelo proviene principalmente de las personas que viajan al lado, lo que puede reducirse usando la mascarilla y hablando lo menos posible.

¿Basta con abrir las ventanas?

La cantidad de ventilación que se logra con las ventanas de la sala abiertas puede variar ampliamente según el clima y otros factores. Se aconseja instalar ventiladores en las ventanas para mover más aire y asegurar una tasa de ventilación más constante y continua.

¿Qué tecnologías ayudan?

El Ministerio de Sanidad y los científicos recomiendan los filtros HEPA, que atrapan partículas de hasta 0,3 micras, pero las autoridades sanitarias no han hecho hincapié en la importancia de la transmisión por aerosoles, lo que ha llevado a confusiones. Además de estos filtros HEPA, haría falta acomodar exteriores para la celebración de clases y otros actos, ventilación, filtros baratos con ventilador y, por supuesto, mascarillas. Otras herramientas que resultan bastante útiles son los medidores de CO 2, que nos indican si el ambiente está cargado si la concentración de este gas es alta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España