09 de noviembre de 2019
09.11.2019

Uno de cada cuatro bebés, con más mercurio de lo recomendado

Un proyecto universitario relaciona la presencia de este metal en la sangre de los recién nacidos en España con el consumo de grandes peces por parte de la madre durante el embarazo

09.11.2019 | 00:35
Puesto de filetes de pescado en un mercado.

El consumo de determinadas especies de pescado vuelve a estar cuestionado tras recomendar el Ministerio de Sanidad que los menores de diez años no consuman especies de gran tamaño como el atún o el emperador. El alto contenido de mercurio que acumulan estos peces es la principal causa de esta recomendación. Un metal que en dosis elevadas puede afectar al desarrollo neurológico de los niños.

En España, la presencia de este metal en los más pequeños es elevada. Así se ha puesto de manifiesto en una investigación dentro del proyecto Infancia y Medio Ambiente (Inma), en el que participa la Unidad de Epidemiología de la Nutrición de la Universidad Miguel Hernández de Elche y que estudió a 1.800 recién nacidos de cuatro comunidades para analizar sus niveles de exposición al mercurio.

Los investigadores analizaron muestras del cordón umbilical de los menores y determinaron que el 24% de los recién nacidos tenían niveles de mercurio superiores a lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud y un 64% por encima de las recomendaciones de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos. Los responsables de esta investigación relacionan estos altos niveles de mercurio en los recién nacidos con el consumo de grandes peces depredadores durante el embarazo, concretamente el atún rojo, el emperador y el bonito.

El mercurio pasaría de la madre a la placenta y al feto. "A la luz de los resultados ya aconsejamos a las autoridades sanitarias que habría que revisar las recomendaciones sobre el consumo de estas especies, por lo que pienso que el Ministerio de Sanidad ha adoptado una postura prudente con esta nueva recomendación", sostiene Jesús Vioque, director de la Unidad de Epidemiología de la Nutrición de la Universidad Miguel Hernández, uno de los investigadores del proyecto Inma en Valencia.

Contaminantes

El proyecto Infancia y Medio Ambiente agrupa a investigadores de distintos grupos y universidades de todo el país, que en el año 2004 comenzaron el más ambicioso informe en España sobre la exposición de los fetos a distintos tóxicos, como PCBs, plaguicidas, contaminantes del aire de las ciudades y metales pesados, entre ellos, mercurio. Los resultados de esta investigación se suman a otros estudios, como uno reciente en el que participa la Universidad de Murcia, que ha demostrado que los españoles son los europeos que más mercurio tienen en su organismo por el consumo de pescado. El Ministerio de Sanidad recuerda que el mercurio afecta al sistema nervioso central en desarrollo, de ahí que el feto y los niños más pequeños sean los más sensibles.

España cuenta desde hace años con pautas de consumo recomendadas para ciertas especies pesqueras en determinados grupos de la población, pero el Ministerio justifica que "la aparición de nueva información científica y técnica ha hecho necesaria su revisión y mayor difusión entre los consumidores". Según sus nuevos estándares, se pide limitar la ingesta de cualquier especie de pescado a 3 o 4 raciones por semana en la población, y siempre procurando variar entre pescados blancos y azules.

Consejos de consumo

En mujeres embarazadas o que estén planificando estarlo, así como aquellas en periodo de lactancia y los niños de hasta diez años, Sanidad recomienda no consumir los tipos de pescado con alto contenido en mercurio, como pez espada, emperador, atún rojo, tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera) y lucio. En niños de 10 a 14 años, apuestan por limitar a 120 gramos al mes la ingesta de estos peces. También en niños de 10 a 14 años, recomiendan 3-4 raciones por semana de especies con bajo y medio contenido, como el abadejo, la anchoa, el bacalao, la bacaladilla o el berberecho.

Medidas para que los españoles "velen por su propia salud"

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha aconsejado "precaución" en la ingesta de pescados de gran tamaño, así como evitar su consumo "de forma diaria". Después de que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) hiciera públicos sus nuevos estándares para el consumo de pescado, aconsejando limitar la ingesta de aquellos que tienen mayor concentración de mercurio, Carcedo señaló en declaraciones a los medios en Oviedo que las recomendaciones no persiguen que se deje de comer este tipo de pescados, sino limitar las cantidades, ya que los españoles están por encima de la media en niveles de mercurio en el organismo. Peces como el espada o el atún rojo, detalló, son especies grandes que se alimentan de otras más pequeñas y, por tanto, los niveles de mercurio que tienen en su organismo se ve incrementado con la ingesta de otros peces que también tienen mercurio. El mercurio, matizó, es un metal pesado que no se elimina y se almacena en el organismo. Es por ello que Carcedo aconseja un "consumo moderado de peces grandes". Huyendo del "alarmismo", defendió que la recomendación de la Aesan obedece a la intención de dar a las personas capacidad "para velar por su propia salud". En otra reacción, Grupo Balfegó, empresa especializada en pesca, acuicultura y comercio de atún rojo, calificó de "desagradable sorpresa" las nuevas recomendaciones. Balfegó considera que antes de "crear alarmas sociales", como las que pueden generar estas recomendaciones, es "necesario poner, por encima de cualquier otra consideración", principios como la investigación y las metodologías científicas. La compañía pidió a Sanidad sus informes científicos y sobre qué amplitud de muestras basa sus estimaciones.

CONSEJOS

La Agencia de Seguridad Alimentaria actualizó su guía de consumo de pescado para prevenir intoxicaciones por mercurio.

No aptas para las gestantes y niñosPez espada, emperador, atún rojo, tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera) y lucio.

Aconsejadas 10 a 14 años

Abadejo, anchoa /boquerón, arenque, bacalao, bacaladilla, berberecho, caballa, calamar, camarón, cangrejo, cañadilla, carbonero/fogonero, carpa, chipirón , chirla/almeja, choco, cigala, coquina, dorada, espadín, gamba, jurel, langosta, langostino, lenguado europeo, limanda/lenguadina, lubina, mejillón, merlan, merluza /pescadilla, navaja, ostión, palometa, platija, pota, pulpo, quisquilla, salmón atlántico /salmón, salmón del Pacífico, sardina, sardinela, sardinopa, solla y trucha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook