01 de noviembre de 2019
01.11.2019

España ofrece Madrid para acoger la cumbre mundial

Las protestas en Chile cancelan, a menos de dos meses de su celebración, la posibilidad de celebrarla en este país latinoamericano

31.10.2019 | 23:51

El presidente español del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha ofrecido Madrid como ubicación alternativa para la celebración de la 25ª Conferencia de las Partes (COP25) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNCC) del 2 al 13 de diciembre, tras la renuncia de Chile debido a su situación interna.

La decisión, que tendrá que tomar la bureau de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU, con sede en Bonn (Alemania), se hará efectiva durante la próxima semana -posiblemente el lunes-, según fuentes del Ejecutivo. Se debe recordar que es la segunda vez que esta reunión cambia de lugar, puesto que Chile asumió la presidencia y organización de la COP25 tras la renuncia de Brasil con la llegada al Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

La secretaria ejecutiva de la Convención de Cambio Climático, Patricia Espinosa, confirmó el "generoso ofrecimiento" de España para acoger la cita multilateral después de que el Gobierno de Chile renunciara a acoger la cita por los graves acontecimientos que se están produciendo en el país. En un comunicado, el Gobierno estatal aseguró que España considera que la acción multilateral en materia de clima es una prioridad en la agenda de Naciones Unidas y de la Unión Europea, que exige el mayor compromiso por parte de todos.

El presidente en funciones trasladó su solidaridad con el pueblo chileno, sumido en una profunda crisis interna, y agradeció el inmenso esfuerzo que ha venido realizando desde el inicio de la preparación de la cumbre, hace ahora diez meses.

El comunicado subrayó que, dado el breve plazo del que se dispone y la importancia de garantizar que la COP25 se celebre con normalidad y en coherencia con las prioridades de la política exterior de España, el presidente del Gobierno en funciones quiso facilitar un espacio que permita a Chile y a la región Iberoamericana capitalizar su compromiso con el multilateralismo.

Patricia Espinosa concluyó, en la página web de la CMNCC, que "es alentador ver que los países trabajan juntos en un espíritu de multilateralismo para hacer frente al cambio climático, el mayor desafío al que se enfrentan las generaciones presentes y futuras". Entre los principales escollos que debían solucionarse en la COP25 está el artículo 6 del Acuerdo del Clima de París, sobre los mecanismos de desarrollo limpio; la dotación y financiación del Fondo Verde por el Clima y el diálogo sobre la ambición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook