15 de octubre de 2019
15.10.2019
Tribunales

"Solo le hice cosquillas a mi nieta", defiende el abuelo acusado de abusos

El abogado defensor asegura que la menor 'está confundida' y que puede deberse a que 'tuviese una respuesta erógena' cuando el abuelo la tocó en la espalda

15.10.2019 | 19:40
Fachada de los juzgados en una imagen de archivo.

"Yo solo le hice cosquillas a mi nieta", sostuvo el hombre acusado de realizar tocamientos de índole sexual a la menor cuando ella tenía 12 años. El procesado admitió que ambos dormían en la misma cama, siempre que la niña se quedaba a dormir en su domicilio situado en San Bartolomé de Tirajana .

El investigado aseguró ayer durante el juicio que se lleva a cabo en su contra en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas, que la menor le pedía que le hiciera "cosquillas" en la espalda cada vez que iba a dormir y que la noche de los hechos, él "estaba muy cansado" y se durmió al comenzar a realizarlas. "Ella duerme boca abajo, yo me quedé dormido y ella me despertó para decirme que se iba con su hermano para que mi novia se viniera a acostar conmigo", declaró. "Yo no toque a mi nieta con ánimo sexual", aseveró el encausado.

Sin embargo, la menor relató al tribunal que, como era habitual, se fue a dormir con su abuelo sobre las 00.00 horas del 17 de junio de 2017, ya que le tocaba estar con su padre y este llevó tanto a la víctima como a su hermano a visitar al acusado. Tras acostarse en la cama matrimonial, el hombre comenzó a hacerle cosquillas y después "se fue a más". "Llegó a besarme y a chuparme los pechos, seguidamente me tocó el muslo y la vagina", manifestó la niña a través de un biombo para evitar que tuviese un confrontamiento visual con el acusado.

El hombre se enfrenta a seis años de prisión por un delito de abuso sexual a menores de 16 años, la prohibición de acercarse y/o comunicarse con la víctima durante diez años, la medida de libertad vigilada consistente en el sometimiento a programas de educación sexual por un periodo de seis años y la inhabilitación para ejercer cualquier oficio o profesión que conlleve el contacto directo con menores por un tiempo de diez años. 

En cuanto a la responsabilidad civil, la fiscal Alba Donoso interesó que los padres de la menor sean indemnizados con 20.000 euros por daños morales.

El abogado defensor requirió la libre absolución ya que aseguró que la menor "está confundida" y que puede deberse a que "la niña tuviese una respuesta erógena al sentir las cosquillas que le hizo el abuelo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook