20 de septiembre de 2019
20.09.2019

Cámaras térmicas para seguir el rastro de los cetáceos

Comienzan las pruebas en el 'Benchijigua Express' para evitar colisiones de los barcos con las ballenas y cachalotes como fruto del convenio firmado entre la ULL y la compañía Fred

20.09.2019 | 01:50
Una investigadora comprueba la grabación de imágenes con la cámara térmica con el capitán y su copiloto al fondo de la imagen.

Olsen

El pasado 1 de agosto, la Universidad de La Laguna y la compañía Fred.Olsen, SA anunciaban la puesta en marcha de un proyecto de prevención de colisiones de embarcaciones con cetáceos. Incluía acciones de formación, divulgación y observación de la fauna marina, así como desarrollo y pruebas de nuevas tecnologías para mejorar la detección de cetáceos. Parte de esas actividades ya han comenzado como fruto del convenio entre ambas instituciones.

El proyecto avanza y se centra ahora en las pruebas de una cámara térmica de alta resolución a bordo del buque Benchijigua Express. Ha sido cedida por una compañía especializada en innovadoras soluciones de detección. Para esta fase del estudio, se utiliza este avanzado recurso que ofrece un detallado vídeo térmico, incluso en condiciones de total oscuridad. Asimismo, incorpora un zoom de 30X y un foco LED de haz estrecho, que aumentan la identificación del objetivo, y cuenta con una lente de zoom térmico óptico continuo, que posibilita la detección a grandes distancias. Cabe destacar que se trata de una prueba pionera a nivel mundial, siendo la primera vez que se testea este tipo de cámaras con barcos de alta velocidad.

La investigación se encuentra en fases iniciales de pruebas, estudiando y verificando las configuraciones más favorables de la cámara para la identificación de cetáceos. Para ello, graba el mayor número de imágenes posibles durante las travesías.

Este proceso permitirá entrenar la herramienta e identificar las detecciones de cetáceos, así como determinar si las variables de velocidad y detección permiten la posibilidad de realizar maniobras con suficiente antelación.

Investigadores y observadores expertos de la ULL se embarcan para recabar los datos necesarios para, si resultan positivos, permitir el paso a la fase dos del proyecto, en la que se programarían detectores automatizados para dar alarmas a la tripulación de la presencia de los animales.

A bordo se desarrollan el registro de datos de avistamiento de cetáceos en la aplicación informática o el protocolo de navegación en las zonas ZEC. También los pasajeros podrán encontrar acciones divulgativas.

Canarias presenta la mayor riqueza de cetáceos de España y de las más importantes de Europa entre un gran tráfico marítimo interinsular e internacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook