06 de septiembre de 2019
06.09.2019

Dos de cada diez pupitres, vacíos por el descenso demográfico

Los datos provisionales de alumnado en los centros de Educación Infantil muestran un descenso del 22% en las matrículas de los niños de entre 0 y 6 años en el Archipiélago

05.09.2019 | 23:58
Varios alumnos de Infantil reciben clase en su centro.

Dos de cada diez pupitres en Educación Infantil comenzarán el nuevo curso totalmente vacíos respecto a cómo acabaron hace apenas tres meses. La cantidad de matriculaciones de niños y niñas de 0 a 6 años ha descendido un 22% respecto al año anterior, pasando de 58.757 en 2018 a 45.812 en 2019. Y, aunque los datos que maneja la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes en relación a los nuevos alumnos que se incorporarán este próximo lunes 9 de septiembre a sus aulas son aún provisionales, ya muestran las consecuencias de la baja natalidad que ha venido arrastrando el Archipiélago.

Tan solo del año 2016 al 2017, el número de nacimientos varió en un 2%, según datos del Instituto Canario de Estadística (Istac), pero si nos remontamos a los años previos a la crisis económica, la natalidad ha descendido un 23% desde el año 2008. Algo similar ocurre en Educación Primaria, donde las matriculaciones han descendido un 11,2%, lo que cuantitativamente significa que más de 13.700 alumnos se han perdido por el camino.

Una tendencia preocupante

Esta tendencia "preocupa" y "mucho" a la Administración educativa. No obstante, María José Guerra Palmero, consejera de Educación, en una rueda de prensa donde presentó los datos más relevantes del curso escolar, matizó que el descenso "no es parejo" en todos los lugares, y que "hay zonas donde desciende y otras en las que crece", por lo que los datos globales pueden "desorientar".

En los alumnos más mayores también hay un descenso generalizado, aunque en parte se debe a que las matrículas de septiembre aún no se han cerrado. Sin embargo, lejos del 2 y el 5% de los alumnos que haya podido perder la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y el Bachillerato, el verdadero problema se encuentra en la Formación Profesional (FP). Este tipo de formación, tanto de Grado Medio como Superior, por el momento ha sufrido un descenso del 15%, una situación que la consejera de Educación relacionó con la obstrucción comunicativa que existe entre la empresa y los centros.

Esta desconexión entre ambas instituciones también se desprende de un reciente estudio realizado por la Fundación General de la Universidad de La Laguna (FGULL) que determina que solo el 7% de los estudiantes de FP consigue un empleo en el área en la que estudiaron. Titulado Estadísticas de inserción laboral de los titulados en Educación Superior de Canarias, este informe estadístico -que bebe de los datos del Istac- pone de relieve, asimismo, que a los dos años de haberse graduado, todos han conseguido al menos un empleo y casi cinco de cada diez continúan trabajando, pero la mayoría en algo que nada tiene que ver con sus estudios de Formación Profesional.

"La FP es una línea fundamental para esta Consejería", concluyó e insistió en que tratarán de trabajar para adaptar la oferta "a los nuevos tiempos" y, especialmente, "a la revolución tecnológica". Aunque la consejera volvió a remarcar que los datos son "provisionales", admitió que "ya son orientativos" y muestran "una radiografía del sistema educativo canario".

El primer ciclo de infantil, de 0 a 3 años, es otro de los grandes retos en los que se quiere enfocar el nuevo equipo de la Administración educativa. "Tengo el encargo de incrementar el número de plazas para llegar, al menos, a la media nacional". El pasado año, según el Istac, solo 2.581 niños ocuparon las plazas públicas ofertadas. El resto, 5.718, se matricularon el año pasado en un centro privado. En otras palabras, casi el 70% de los niños de 0 a 3 años canarios se escolarizó en una escuela infantil de titularidad privada.

"Es una asignatura pendiente", admitió Guerra Palmero, que declaró haberse encontrado "con una financiación para incrementar las plazas que no se ha gestionado". El nuevo equipo trabaja ahora, por tanto, en ver cuáles son los procedimientos para poder ejecutar el dinero asignado, aunque según la consejera no es un procedimiento "demasiado fácil".

Aprovechamiento del espacio

En todo caso, el descenso de alumnado de Infantil y Primaria no caerá en saco roto. La Consejería ya tiene pensado cómo aprovechar esos espacios que se quedarán vacíos durante el nuevo curso. "Vamos a adaptar esos espacios para la educación infantil", adelantó la consejera, que recordó que "debido a las normativas actuales" habrá que ajustar también las plantillas para contar con perfiles como el de educador infantil. "Es uno de los proyectos de este Gobierno", insistió Guerra Palmero, que apuesta por "la cultura de la adaptación y la reacomodación" como fórmula para integrar la economía circular en el sector educativo.

Durante su comparecencia con los medios, la consejera también explicó que este año trabajarán al menos 22.291 docentes en los centros educativos canarios. Una cantidad a la que podrían sumarse otros 1.400 con la vuelta a las 18 horas lectivas en Secundaria. "No es fácil hacer el cálculo", admitió Guerra Palmero, que insistió en que "el personal está recibiendo los últimos datos de matrícula y la maquinaria de nombramientos sigue funcionando". En este sentido, concluyó que los datos más correctos sobre la cantidad de profesores que se tendrán que incorporar a las aulas canarias en los próximos meses se podrán cerrar en un plazo de dos o tres semanas. Cada uno de estos profesores trabajará con un ratio de 20,6 alumnos en su grupo. No obstante, los ratios podrían variar dependiendo de la escuela y la zona donde se ubique. Como señaló Guera Palmero, "nos podemos encontrar grupos en escuelas unitarias con muy poco alumnado o zonas muy pobladas que están incorporando alumnos procedentes de la inmigración durante todo el curso", por eso los datos "hay que interpretarlos porque, por ejemplo, "ahí los ratios no son los que deberían ser".



La Consejería revisará el alta a los interinos

Unos 7.000 docentes interinos y funcionariado en prácticas tendrán un día menos de nómina este mes. A raíz de esta denuncia de Anpe Canarias, la consejera de Educación, María José Guerra Palmero, se volvió a remitir a lo que ya afirmó el pasado miércoles Marisol Collado, directora general de Personal, que solo se están ajustando a la legalidad.

"Ha sido la decisión que se ha tomado otros años, avalada por servicios jurídicos", alegó Guerra Palmero, que, no obstante, apaciguó los ánimos afirmando que, en todo caso. "lo estudiaremos y revisaremos".

Comisiones Obreras (CCOO) se unió también ayer a las denuncias de Anpe insistiendo en que esta situación supone "un perjuicio" para el colectivo de personal interino y funcionariado en prácticas. "Nos encontramos con que los 1.200 nuevos funcionarios en prácticas del cuerpo de maestros y la totalidad del profesorado interino, más de 7.000, que ha obtenido destino por todo el curso 2019-20, es decir, desde el 1 de septiembre de 2019 hasta el 31 de agosto de 2020, comenzarán a cobrar sus salarios, y la empresa a realizar las cotizaciones a los sistemas de seguridad social correspondientes, desde el lunes 2 de septiembre, o días posteriores según los casos, y no desde el 1 de septiembre", explicó el sindicato en una nota de prensa. Por esta razón, el sindicato se unió a Anpe para solicitar al nuevo equipo que administra la Educación "que reconsidere esta situación y se proceda a abonar los salarios y cotizaciones correspondientes desde el 1 de septiembre y no desde el día 2, o posteriores".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook