29 de mayo de 2019
29.05.2019

Los indultos en España premian los delitos más graves, según un estudio

La investigación universitaria de Juan L. Jiménez y José Abreu ratifica el sesgo político frente al judicial a la hora de conceder la exención de las penas

29.05.2019 | 06:10
El profesor Juan Luis Jiménez, en su despacho en la Facultad de Economía, Empresa y Turismo de la ULPGC.

"En España se indulta en mayor porcentaje a quien más pena fue impuesta, con los cual se está premiando más a los delitos más graves". Esta es una de las conclusiones de la investigación llevada a cabo por el investigador del Departamento de Análisis Económico Aplicado de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Juan Luis Jiménez, y por el exalumno del grado en Economía, José Abreu, a partir de su trabajo fin de grado (TFG) sobre los factores que afectan a la concesión del indulto. Un estudio que ahora se refuerza con un segundo trabajo titulado ¿Son los indultos en España proporcionales a la pena impuesta?, en el que se analizó la proporcionalidad entre el indulto y el tiempo de condena, "porque no es lo mismo que te indulten al principio de ser condenado que es casi la totalidad de la pena, que al final del trayecto y te indulten tres días", apuntó el profesor Jiménez.

En total se estudiaron los 10.105 indultos que se llevaron a cabo en España entre diciembre de 1995 y enero de 2013, y con una muestra inferior donde podíamos obtener más información de 4.754 observaciones, determinaron los factores que explicaban el porcentaje de pena impuesta.

Conservadores

Los resultados de esta fotografía sobre la relación entre la pena indultada y/o conmutada y el tamaño de la pena originalmente impuesta, señalan, en primer lugar, que se indulta más porcentaje a quienes más pena fue impuesta; y, que esta falta de proporcionalidad de los indultos se ve incrementada porque sea un gobierno conservador el que conceda el indulto, ya que los gobiernos del PP conceden indultos que, en media, son 5 puntos porcentuales más generosos que los del PSOE.

Otro dato a tener en cuenta es que se indulta más en época de bonanza económica, de forma que las legislaturas previas a 2004 fueron más benevolentes que las de 2004-2008, no habiendo diferencias entre esta y las dos últimas (2008-11 y 2011-2015).

"Si sumamos todos los resultados se puede comprobar que se está concediendo al indulto unos resultados que no son nada halagüeños. De hecho esa falta de proporcionalidad aumenta porque sea un gobierno conservador el que conceda el indulto, es decir, el PP concede en porcentaje más indultos que los que concedió el PSOE".

A este respecto, Juan Luis Jiménez, apuntó que el estudio ratifica el sesgo político frente al judicial a la hora de la concesión de un indulto o exención de la pena. "Ya el indulto per se es una figura muy complicada, incluso desde el punto de vista jurídico. Nosotros no somos juristas, somos economistas, sólo analizamos datos, pero si nos dicen que cuanto mayor sea la multa más rápido te indultan, hay algo raro. Incluso vimos que los políticos indultados presentaban días transcurridos menores que otro tipo de indultos".

Además de que se conceda un mayor porcentaje en época de bonanza económica que durante y después de la crisis, también se detecta en el estudio un elemento que le da mayor subjetividad al indulto, y es que si fue solicitado por una Cofradía, -"muy usual en Semana Santa donde se daba potestad a los cofrades para soltar a un reo"-, el porcentaje de pena indultada es mayor.

"Todos estos resultados, ojo, se han obtenido teniendo en cuenta muchos más factores, como por ejemplo, quién fue el tribunal sentenciador, si hubieron nuevas multas, si el equipo técnico revisó los resultados, si el indulto fue total o parcial... y todo controlándolo simultáneamente", apuntó el investigador de la ULPGC.

Los investigadores analizaron todos los delitos que derivaron en un indulto, desde infracciones de conducción, delitos de terrorismo, contra la seguridad vial... teniendo en cuenta en el análisis el individuo y el tipo de delito, con el fin de detectar si algún tipo de delito obtenía resultados distintos de otros.

Con todo, la conclusión final es la confirmación de la arbitrariedad de los indultos en España. "En definitiva, el indulto es algo anómalo y decimonónico porque la única modificación que se hizo en la ley del indulto fue simplemente para eliminar la obligación que tenía el gobierno de justificar por qué indultaba. Al igual que ya vimos en el primer estudio, del nuevo análisis se desprende que el sesgo de los indultos en España sigue siendo a favor de la decisión política, en lugar de a la justicia", concluye la investigación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook