Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un hidroavión para unir la plaza de España y Santa Catalina en «solo 30 minutos»

La compañía Surcar Airlines y la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife realizan las primeras pruebas

Vuelven los hidroaviones de pasajeros a Canarias

Vuelven los hidroaviones de pasajeros a Canarias Carsten W. Lauritsen

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Vuelven los hidroaviones de pasajeros a Canarias Eloísa Reverón

El Puerto de Santa Cruz de Tenerife ha hecho historia. El Muelle Norte de la instalación chicharrera, junto a la antigua estación del Jet-Foil, ha acogido este lunes, 31 de enero, el amaraje de un hidroavión, en una jornada de pruebas de este modo de transporte, que quiere convertirse en una alternativa más para conectar las Islas. La compañía Surcar Airlines, con la colaboración de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, ha comenzado a hacer realidad su proyecto, con el que persigue que los canarios puedan moverse entre las islas también en hidroavión. La previsión de la empresa es que, una vez superadas las pruebas y obtenidos todos los permisos, los «barcos voladores» empiecen a operar a partir de este otoño, en concreto, a partir de octubre, uniendo, en principio, Santa Cruz de Tenerife con La Palma y con Las Palmas de Gran Canaria.

Tras 65 años desde que el último hidroavión de pasajeros despegara desde el Puerto de Las Palmas de Gran Canaria rumbo a Southampton, las aguas y el cielo del Archipiélago han vuelto a ser escenario de este también denominado «barco volador». La intención de la entidad es que se pueda volver a volar en hidroavión, como ya en su momento se hacía desde Gran Canaria. Para Tenerife sí sería su primera vez. La compañía pretende que haya vuelos todos los días de la semana, de lunes a domingo. Este nuevo transporte se dirigirá a un nicho de consumidor centrado en el viajero de negocios, aunque podrá utilizarlo todo aquel que lo desee, según explicó a EL DÍA el consejero portavoz de la compañía, Miguel Ángel González, durante las pruebas realizadas este lunes, en las que estuvieron presentes el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, y el director de Surcar Airlines, Gerardo Morales, entre otras autoridades. Asimismo, y según añadió el consejero portavoz de la empresa, se establecerán rutas turísticas durante los fines de semana. Se estima que lo utilicen unos 15.000 pasajeros anuales.

Con respecto a los precios, el consejero portavoz de Surcar Airlines apuntó que aún no se han establecido, pero, «evidentemente, su coste será algo superior al de un billete de avión, pues cada hidroavión tiene solo 16 plazas», y cada pasajero podrá llevar unos seis kilos de equipaje. Miguel Ángel González destacó que el traslado entre Islas será más rápido que en otro transporte, «pues estamos hablando, por ejemplo, de solo unos 30 minutos entre Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de gran Canaria». Además, «los controles de seguridad serán más ágiles y los pasajeros evitarán los desplazamientos hasta el aeropuerto, lo que supondrá un ahorro de hasta un 30% en emisiones». Sobre la ubicación definitiva de la zona en la que embarcarán y desembarcarán los pasajeros en el Puerto chicharrero, el consejero portavoz de la compañía comentó que aún esta se está estudiando. Se barajan dos zonas: en el Muelle Norte (antigua estación del Jet Foil) o en el Dique Sur, junto a los cruceros.

Surcar Airlines realizó el primer amaraje de su hidroavión este lunes en el Puerto chicharrero ante numerosas autoridades y también ante numerosos curiosos. A primera hora de la mañana, la Autoridad Portuaria y el Consejo de la empresa dieron la bienvenida al piloto, Ulrik Nielsen, quien, descalzo y en pantalones cortos, pero con chaqueta para no romper demasiado el protocolo, manifestó que «ha sido una experiencia fantástica volar sobre este precioso paisaje y viento en calma». Tras realizar varias demostraciones de las capacidades operativas y de frenada «en seco» de esta nave, el barco volador despegó rumbo a La Palma. Este jueves está previsto que también realice varias pruebas en el Puerto de Las Palmas.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, aseguró que esta nueva forma de transporte, que «tendrá su base en Tenerife, supondrá una mejora en la conectividad de las Islas». «Será un medio de transporte muy atractivo tanto para los viajes de trabajo como para las vacaciones de fines de semana, pues se acortarán los tiempos de traslado», comentó. González admitió que cuando la empresa le informó de su intención de recuperar los hidroaviones en Canarias, «nos preocupó que este medio de transporte pudiese interferir en la propia seguridad de las operaciones del Puerto, pero hoy hemos visto que no hay ningún problema». «A partir de aquí, se tendrán que resolver otros problemas de seguridad relacionados con el espacio aéreo», agregó.

El director de Surcar Airlines, Gerardo Morales, señaló que el objetivo de la compañía es impulsar el uso del hidroavión en rutas cortas, retomando la historia de la aviación 65 años después, con una versión moderna de una forma de transporte romántica, ágil y segura, que «acercará aún más a los canarios». Con respecto a las autorizaciones necesarias, Morales explicó que para poner en marcha esta iniciativa es necesario completar un «puzzle muy complejo». «Hoy se están desarrollando estos vuelos demostrativos como parte del proceso de obtención de las autorizaciones, por lo que esperamos poder operar comercialmente y de forma regular dentro de no mucho».

27

Llegada del primer hidroavión de pasajeros al puerto de Santa Cruz de Tenerife desde 1957 Carsten Lauritsen

El consejero portavoz de la compañía, Miguel Ángel González, añadió que el regreso del hidroavión a Canarias «supone todo un hito para el Archipiélago y para la industria del transporte europea». «Debemos tener en cuenta que Canarias será el único lugar de España en el que este transporte exista y el segundo en Europa, después de Dinamarca. Queremos mejorar la conectividad, la cohesión social y el desarrollo de las islas, tal como se ha demostrado en ciudades como Copenhague, Vancouver o Seattle, donde los hidroaviones son agentes importantes del sistema regional de transporte desde hace más de 30 años», manifestó.

Insistió en que «el de hoy es un momento histórico, pero no solo para Canarias, sino también para toda España, pues somos la primera compañía de hidroaviones en este país». «El Archipiélago está muy bien conectado y, por ello, nosotros lo que pretendemos es ser únicamente un eslabón más en la cadena de conectividad de las Islas. Con los hidroaviones uniremos las ciudades de puerto a puerto, acortando los tiempos; los pasajeros se podrán trasladar, por ejemplo, de la plaza de España al parque de Santa Catalina solo en media hora. Este es, sin duda, un proyecto muy ilusionante para todo el equipo de la compañía», declaró el consejero portavoz. Por último, este mencionó el «apoyo especial que hemos recibido por parte de las autoridades portuarias que, en todo momento, han mostrado su apuesta por esta iniciativa».

De capital mayoritariamente canario, Surcar Airlines es una empresa autorizada por la ZEC (Zona Especial Canaria) y creada con la participación de Nordic Seaplanes, el único operador en Europa con una línea regular en Dinamarca. El lanzamiento de Surcar viene acompañado de una nueva regulación para este tipo de actividad por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y de un informe técnico encargado al INTA (organismo perteneciente al Ministerio de Defensa), en el que se analiza el uso de hidroaviones de pasajeros en los puertos de Santa Cruz de Tenerife y de Las Palmas de Gran Canaria, según explica la compañía. Esta señala que se están obteniendo todos los permisos necesarios para poder comenzar a operar en octubre.

Representantes de Surcar Airlines junto a la fotografía de Fredrik Groth, uno de los principales impulsores de la iniciativa, ya fallecido. Carsten W. Lauritsen

El sueño de Fredrik Groth

Mientras autoridades y curiosos observaban atentos como realizaba sus pruebas en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife el primer hidroavión de la compañía Surcar Airlines, que pretende poner en marcha ese medio de transporte en las Islas a partir de otoño, una foto en blanco y negro colocada en un atril en medio de la antigua estación Jet Foil, que mostraba los rostros de un hombre y de una mujer sonrientes y abrazados, llamaba la atención de algunos. Y es que aunque ya se haya marchado, de alguna manera también él debía estar presente en este histórico acto. La foto es de Fredrik Groth. Fue uno de los principales impulsores de este "sueño" y poco antes de que este prácticamente se haya convertido en realidad, el cáncer se lo llevó. Surcar Airlines quiso dedicarle un pequeño homenaje durante el acto celebrado ayer en el Muelle Norte del Puerto chicharrero. Había llegado, por fin, el día de las pruebas del primer hidroavión. Fredrik Groth también estaba allí.

Compartir el artículo

stats