Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barrio a barrio | Anaga

Los vecinos de Valle Crispín deben costearse el acople a la red de alcantarillado

Servicios Públicos descarta realizar alguna actuación porque les compete a los propietarios

Algunos de los vecinos de Valle Crispín que piden la conexión al alcantarillado. Carsten W. Lauritsen

El concejal de Servicios Públicos del Ayuntamiento chicharrero, Guillermo Díaz Guerra, asegura que su departamento no tiene prevista ninguna actuación para el acople de las viviendas de la zona de Valle Crispín a la red municipal de alcantarillado, dado que «corresponde a cada propietario conectar –si técnicamente fuera posible– la red interior de sus viviendas a la red de saneamiento recién ejecutada por el Cabildo Insular de Tenerife».

Fue el concejal socialista y exresponsable del distrito de Anaga Florentino Guzmán Plasencia quien en la última comisión de control se interesó por los planes, proyectos o actuaciones que tenían previstas desarrollar desde el área de Díaz Guerra para dar conexión desde la nueva red de saneamiento a viviendas existentes en Valle Crispín, en María Jiménez, y que carecen de alcantarillado.

Vecinos de la parte alta de María Jiménez solicitan que se incluya el coste del enganche a sus casas

En una respuesta por escrito, el responsable de Servicios Públicos recordó que «aquellos inmuebles que estén a más de 100 metros y/o que para conectarse a la red de saneamiento no dispongan de un terreno propio por dónde instalar la tubería o técnicamente no sea posible realizar la conexión, no vendrá obligados a conectarse al saneamiento tal y como establece en la Ordenanza Municipal Reguladora del Uso y Vertidos a la Red de Saneamiento».

Díaz Guerra recuerda que el Cabildo, a través de la empresa Tragsa, ejecutó una red que discurre por la vía pública de la zona de Valle Crispín que se ha conectado a la red de saneamiento existente en Dos Barrancos. En virtud de esta mejora, hace constar que la ordenanza establece que los edificio o instalaciones existentes o de nueva construcción deberán verter a la red de alcantarillado sus aguas residuales a través de la referida acometida, siempre que dichas aguas reúnan las condiciones físicoquímicas exigidas, siendo obligatorio si la conexión no es superior a cien metros de distancia desde la red municipal.

Vecinos de Valle Crispín han solicitado la implicación municipal para facilitar la conexión hasta sus viviendas al considerar que la obra supuso un desembolso cercano de un millón de euros y que incluir en el presupuesto el enganche a las viviendas no es tan gravoso como resulta al bolsillo de cada residente ya establecido.

La solución para Las Barranqueras se hace esperar

El concejal socialista Florentino Guzmán Plasencia también ha preguntado a la Concejalía de Servicios Públicos si tiene previsto resolver en el ejercicio 2022 la conexión a la red de saneamiento de varias viviendas de Las Barranqueras, en San Andrés, que carecen de alcantarillado. El responsable del área, Guillermo Díaz Guerra, precisa que dicho núcleo dispone de dicho servicio que da cobertura a los vecinos a la mayor parte de las viviendas de la parte alta. No obstante, admite que existe un grupo de viviendas que no tienen acometida a la red porque se encuentran a una cota inferior a la vía pública y la puesta en marcha de este servicio pasará por ejecutar un colector por la vía pública existente para que luego cada vecino proceda al acople mediante un sistema de bombeo, no siendo posible la conexión por la gravedad. Díaz Guerra asegura que ha solicitado a Emmasa que se ejecute ese tramo el próximo año, si bien no puede concretar la fecha porque la compañía no ha fijado el inicio de los trabajos. | H.G.

Compartir el artículo

stats