Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La autorización de las terrazas exprés en Santa Cruz finaliza el 18 de octubre

El Ayuntamiento emite el decreto que extingue los permisos provisionales de mesas y sillas en aceras y calzadas | Solo podrán quedarse aquellos locales que hayan obtenido una licencia definitiva

Una de las terrazas exprés instaladas en Santa Cruz.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha emitido el decreto que pone fin a las autorizaciones exprés para instalar terrazas en las aceras y calzadas de la ciudad. En este se establece que dichos permisos provisionales se extinguirán el 18 de octubre, fecha a partir de la cual deberán retirarse de la calle las mesas y sillas que hayan sido colocadas a través de dicho procedimiento. Únicamente podrán quedarse las terrazas de aquellos establecimientos, ya sean bares, terrazas o restaurantes, que hayan obtenido una licencia definitiva, de ocupación permanente, a través del área de Servicios Públicos.

En concreto, el decreto emitido ayer declara extinguida la autorización provisional y excepcional aprobada el pasado 18 de diciembre de 2020 para instalar mesas y sillas en el dominio público, «con efectos a partir de la retirada efectiva, por parte de los servicios municipales, de los elementos de protección instalados en la vía pública (como vallas)». Este proceso se iniciará el próximo 18 de octubre y se prolongará durante unas dos semanas, aproximadamente.

Desde dicho día, y según se establece en el decreto, el Consistorio comenzará a retirar «la totalidad de los elementos de protección (vallas y barreras) instalados en aceras y calzadas destinados a delimitar el espacio reservado para las terrazas provisionales». Esta medida, y según informa la Corporación, se llevará a cabo de forma progresiva y por zonas, conforme al programa que se publicará en la web municipal. Por lo tanto, aclaran fuentes municipales, no será necesario que los propietarios de los locales retiren las vallas, por lo que «podrán permanecer con toda la legalidad hasta que sean desmontadas por operarios de Servicios Públicos».

El Ayuntamiento de la capital insta a los titulares de los establecimientos que deseen disponer con carácter permanente de la licencia ocupación con mesas y sillas del dominio público, y que no lo hayan solicitado previamente, a dirigirse al área de Servicios Públicos, con el fin de tramitar la preceptiva autorización. «Dicho procedimiento ordinario está previsto en la Ordenanza de Paisaje Urbano de Santa Cruz de Tenerife, toda vez que, una vez sea retirada la terraza, perderá su derecho excepcional a la ocupación de la vía pública».

En el decreto se advierte de que una vez sean retiradas, por parte de los operarios municipales, las barreras y elementos de protección que delimitan las terrazas excepcionales, no se podrá ocupar el dominio público, hasta tanto se haya obtenido, en su caso, la preceptiva autorización de ocupación del mismo con mesas y sillas, a través del procedimiento ordinario previsto en la Ordenanza de Paisaje Urbano de Santa Cruz de Tenerife.

La retirada de las vallas por parte de la Corporación tardará dos semanas y se realizará por zonas

decoration

Alrededor de 160 terrazas exprés, de las que casi un centenar están ocupando aparcamientos y el resto, aceras, serán retiradas en un plazo aproximado de dos semanas, que será lo que se tarde, a partir del día 18, en el desmantelamiento de las medidas de protección y vallas. De las más de 250 terrazas exprés que se instalaron en su momento, 103 han solicitado la licencia, de las que 56 ya están autorizadas y otras 47 se encuentran en fase de trámite. Un total de 81 ocupan plazas de estacionamiento y 22 están en las aceras. Un ejemplo de las terrazas exprés que se quedarán en la ciudad, porque han obtenido la licencia definitiva, es la que se encuentra en la calle Santa Clara, en El Toscal, la cual se ha cerrado al tráfico para convertirse en peatonal.

El alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, ha apuntado que la permanencia de mesas y sillas en las aceras y calzadas del municipio, a través de permisos exprés, ya no se justifica, pues no se prevé el cierre de los aforos interiores de los locales. El Ayuntamiento ha tomado esta decisión –tal y como lo adelantó EL DÍA a mediados de septiembre, anunciando que las autorizaciones exprés finalizarían en octubre– a raíz del decreto ley anticovid del Gobierno canario, publicado en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) el 6 de septiembre, el cual «en ningún caso prevé el cierre total de los interiores de los negocios, que fue lo que llevó a esta Corporación a autorizar las terrazas exprés». Además, ha indicado Bermúdez, «se ha detectado que se están utilizando, no para sustituir aforos, sino para ampliarlos».

En diciembre de 2020, y debido a las restricciones establecidas en aquel entonces por el Ejecutivo canario en el interior de los establecimientos para evitar los contagios por Covid 19, que implicaban que muchos negocios no pudiesen atender a sus clientes por no contar con terrazas, el Ayuntamiento de la capital acordó conceder permisos exprés para que los bares, cafeterías y restaurantes, de los cinco distritos, pudieran ocupar la vía pública, aceras y plazas de aparcamientos en las calzadas, con mesas y sillas, siempre y cuando la instalación no implicase un riesgo para la ciudadanía ni para el tráfico.

La Corporación local estableció que dicho permiso excepcional se mantendría hasta el 9 de mayo, día en el que el Gobierno central pondría fin al estado de alarma. Sin embargo, sucedido esto, el Consistorio de Santa Cruz decidió alargar el plazo de la medida, pues en Tenerife se mantuvieron las restricciones relacionadas con el sector de la restauración. Eso sí, desde el Ayuntamiento se insto a los empresarios que quisieran mantener estas nuevas terrazas en la vía pública a solicitar una licencia definitiva, que sería concedida en el caso de que se cumpliesen determinados requisitos, relacionados sobre todo con la seguridad y con la estética.

La situación ha mejorado y ya no se prevé más restricciones en el interior de los locales, por lo que la capital ha decido dar por extinguido el permiso exprés. El edil de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra (PP), ha indicado que los establecimientos han tenido unos nueves meses para solicitar la licencia.

Compartir el artículo

stats