20 de octubre de 2019
20.10.2019

Santa Cruz elaborará una auditoría de movilidad a cinco colegios "conflictivos"

El área de Seguridad explica que se trata de centros problemáticos por los atascos de tráfico que se generan en los alrededores: La Pureza, Hispano Inglés, La Salle, María Auxiliadora e Isabel La Católica

20.10.2019 | 03:50
Tráfico junto al colegio de La Salle, en Santa Cruz de Tenerife.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife llevará a cabo una auditoría de movilidad y seguridad en los colegios más "conflictivos" de la ciudad por los atascos de tráfico que se generan en los alrededores. Las primeras que se realizarán corresponden a los centros escolares de La Pureza, Hispano Inglés, La Salle, María Auxiliadora e Isabel La Católica, todos ellos situados en el centro de la capital.

El concejal responsable del área de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Medio Ambiente, el socialista Florentino Guzmán Plasencia, explica que se trata de una medida incluida en el proyecto de los Caminos Escolares Seguros, en el que está trabajando el Consistorio y con el que se pretende reducir el número de vehículos que se dirigen a los colegios, "fomentando que los alumnos acudan caminando o en bici, y mejorando la seguridad de las rutas a y desde los centros".

Según apunta Guzmán Plasencia, estas auditorías tienen como objetivo la mejora de la movilidad en los entornos de los colegios "más conflictivos". "Nos reuniremos con las directivas y consejos escolares de los centros, así como con las asociaciones de madres y padres de alumnos, para estudiar medidas que se puedan implantar, pues se tendrán que implicar", comenta el edil.

Dichas auditorías se empezarán a llevar a cabo en breve, con el fin de que ya en el próximo curso escolar se pueda poner en marcha un proyecto piloto de "camino seguro" en alguno de los colegios de Santa Cruz de Tenerife, "y con el objetivo de que la iniciativa se vaya extendiendo a lo largo del municipio", agrega el concejal socialista.

Guzmán Plasencia insiste en que con el proyecto de los Caminos Escolares Seguros se persigue reducir el número de alumnos que viajan en coche al colegio; aumentar el número que se traslada caminando o en bici; mejorar la seguridad de las rutas; mejorar la salud y bienestar de los niños con la práctica de ejercicio físico; mejorar la accesibilidad "a, desde y entre colegios"; y aumentar la autonomía infantil.

El concejal Florentino Guzmán Plasencia ha mantenido ya varios reuniones con algunos de los sectores implicados, como el propio cuerpo de la Policía Local y la Dirección General de Tráfico, así como con técnicos de Movilidad. Entre los objetivos que se quieren alcanzar también se encuentra el de establecer un "programa paneuropeo de acreditación que permita a los centros educativos de primaria y secundaria trabajar de forma autónoma para aumentar los niveles de uso de la bicicleta".

La alcaldesa de Santa Cruz, la socialista Patricia Hernández, anunció en su momento, a través de El DÍA, que una de las acciones que el Ayuntamiento está estudiando, en el marco de este proyecto de Caminos Escolares Seguros, es cerrar al tráfico las calles próximas a los colegios "a determinadas horas", posibilidad que se analizará en las auditorías que a partir de ahora se llevarán a cabo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook