Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sumar

Díaz defiende la reforma de la financiación y critica a los supermercados por los beneficios pese a la inflación: "Tienen que mojarse"

La ministra presenta en València su proyecto político con presencia de los máximos líderes de Podem, EUPV y Compromís | Critica la bajada de impuestos a rentas altas, mientras celebra que la Gigafactoria se instale en Sagunto

"A la política no se viene a jalear", dice Yolanda Díaz un día después de las descalificaciones de Iglesias

"A la política no se viene a jalear", dice Yolanda Díaz un día después de las descalificaciones de Iglesias. Agencia ATLAS | Eduardo Ripoll

Para ver este vídeo suscríbete a eldia.es o inicia sesión si ya eres suscriptor.

"A la política no se viene a jalear", dice Yolanda Díaz un día después de las descalificaciones de Iglesias. Amparo Soria

Que Yolanda Díaz se convirtió hace meses en una 'política pop' gracias a su omnipresencia en los principales espacios mediáticos es algo sobradamente conocido. Ha quedado claro esta mañana por la alta expectación que ha levantado en la presentación de su proyecto político Sumar, con más de 400 asistentes en Feria Valencia. Allí ha dejado claro algunas de las líneas políticas que van a abordarse y en ese espacio ha lanzado varios mensajes. Uno de ellos dirigido a las grandes distribuidoras del sector de la alimentación, que "aumentan sus beneficios pese a que el carro de la compra ha subido un 14,5 % de la inflación". Ha lanzado un dardo al ministro Luis Planas al criticar que el Gobierno no está actuando y ha pedido a estas cadenas de alimentación "que se mojen por el país" y la gente que está sufriendo por los precios. "Lo vamos a recriminar todos los días", aseguró.

El segundo mensaje ha sido para Pablo Iglesias tras el reproche velado ayer en redes sociales donde afeaba a Díaz no haber apoyado a la ministra Irene Montero con la polémica ley del 'solo sí es sí': "Sumar ha venido a la política a abordar todas las crisis que sufrimos, pero no venimos a hacer ruido ni a jalear", zanjó, sin entrar en la escalada de tensión de los últimos días y precisamente ha pedido "no distraerse". Sí lo hizo Joan Baldoví, quien se situó en la misma línea que la vicepresidenta al afirmar que prefiere "la discreción y las buenas formas" frente a "las malas formas, el ruido y los insultos".

Díaz también ha introducido en su acto el apoyo total a la reforma de la financiación en la que la Comunidad Valenciana es la autonomía más interesada debido al agravio económico que sufre respecto al resto. La ministra se ha alineado aquí con las políticas del Botànic y ha vinculado esta virtual reforma con la fiscalidad: ha alabado que la carga impositiva se haya rebajado en las rentas más bajas y no en las altas en la Comunidad Valenciana. 

En este sentido, ha celebrado la decisión de Volkswagen de instalar su gigafactoría en Sagunto y ha animado a que sea ésta una oportunidad para generar empleo a través de una nueva industrialización sostenible, que contribuya a un cambio en el modelo productivo que buscan en Sumar. 

La vivienda es otra de las asignaturas pendientes del Gobierno y Díaz quiere abanderar esta causa. Lo ha demostrado con las duras críticas a la banca, "a quien España rescató con 5.000 millones y ahora es imposible acceder a una vivienda por las hipotecas". Lo mismo con los alquileres, porque es la vivienda y el desempleo "los dos elementos que generan más desigualdad en este país". 

Alianzas políticas 

Más allá del contenido, en el continente, el proyecto Sumar vive rodeado de incertidumbre e incógnitas, en parte por las reticencias (públicas y privadas) entre los partidos de la izquierda que estaban llamados a "sumar". Así, en su parada en València de este "proceso de escucha", no faltaron representantes de Podem, EUPV y Compromis, grupos susceptibles de aunarse en esa posible candidatura que la ministra propone. 

El vicepresidente del Consell, Hèctor Illueca, ex director general de Trabajo con Díaz, asistió junto a Pilar Lima como máxima representación de Podem; el grueso de asistencia fue para EUPV y su militancia, con la consellera Rosa Pérez Garijo al frente, los únicos posicionados abiertamente para formar parte del proyecto. Por parte de Compromís han sido destacadas las presencias, con la Consellera Isaura Navarro, el diputado Joan Baldoví y la síndica Papi Robles, pero también han brillado las ausencias: la vicepresidenta Aitana Mas y lideresa de Iniciativa-Compromís no asistió, pese a que fue mencionada hasta en dos ocasiones por Díaz. Tampoco ha asistido Mónica Oltra, una de las impulsoras del proyecto que Díaz ha levantado y que presentó precisamente en València hace un año. 

El escenario es hoy completamente distinto y los personajes también han cambiado, al tiempo que han aumentado las hostilidades entre todos los partidos de la izquierda y sus líderes. En plena guerra abierta entre Diaz e Iglesias, la presencia de Illueca y Lima en este acto podría limar ciertas asperezas al menos sobre el terreno valenciano. A la inversa sucede en Compromís: mientras en la Comunitat Valenciana la coalición es reacia a confluir con los de Díaz, el apoyo público y reiterado de Baldoví hacen pensar confluirá en la candidatura de izquierdas estatal.

En el acto de escucha participaron Marta Serrano, especialista en Movilidad y Urbanismo; el actual director general de Rehabilitación de la Conselleria de Vivienda, Alberto Rubio, la politologa y expresidenta del Consell Valencià de la Joventut, Pilar Blasco, la física y presidenta de la Coordinadora de ONGDs. Por último, ha intervenido Pedro Fresco, especialista en el sector energético y en energías renovables. Todos ellos han hablado y presentado las líneas del trabajo a futuro de Sumar en materia de movilidad, vivienda, participación ciudadana, servicios sociales y energías renovables.

Compartir el artículo

stats