30 de septiembre de 2020
30.09.2020
ETA

Hospitalizado el preso de ETA Iñaki Bilbao tras más de 20 días en huelga de hambre

Había adoptado esa medida como respuesta a una diligencia ordenada por la Audiencia Nacional

30.09.2020 | 15:36
Iñaki Bilbao

El preso de ETA Iñaki Bilbao Goikoetxea ha sido hospitalizado tras iniciar hace más de 20 días una huelga de hambre como respuesta a una diligencia policial consistente en tomarle una muestra de ADN por orden de la Audiencia Nacional, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la actuación en la prisión de Puerto III.

Iñaki Bilbao, 'Txikito', es un preso de ETA del 'sector duro' y cuenta con un historial de incidentes penitenciarios, huelgas de hambre y amenazas directas contra jueces. El último de estos incidentes se registró el pasado martes, 8 de septiembre, día que inició una huelga de hambre en rechazo a unas diligencias policiales en la cárcel del Puerto de Santa María (Cádiz).

El etarra fue trasladado este martes en ambulancia al hospital de Puerto Real, según han informado desde Movimiento Pro Amnistía (ATA) y confirman las citadas fuentes. El ingreso hospitalario se debió a una orden dictada por la Audiencia Nacional.

El preso de ETA se encontraba bajo control sanitario por parte de los servicios de los que dispone el centro penitenciario gaditano. Su respuesta cuando supo que se le iba a extraer una muestra de ADN fue violenta e incluyó reiterados insultos a los funcionarios policiales y de prisiones, según señalaron las citadas fuentes, que desligan la huelga de hambre de otras reivindicaciones del colectivo de presos de ETA.

De hecho, Iñaki Bilbao ha protagonizado otras huelgas de hambre, la última en 2017, cuando estuvo varios días sin ingerir alimentos ni beber. El terrorista fue condenado a 45 años por el asesinato en marzo de 2002 del concejal socialista de Orio (Guipúzcoa) Juan Priede Pérez. También acumula otras tantas sentencias por las amenazas de muerte como las que protagonizó contra el magistrado Alfonso Guevara, al que dijo que le iba a "arrancar la piel a tiras" y "meter siete tiros", o Baltasar Garzón, al que le auguró que acabaría como Carrero Blanco.

En la huelga de hambre de 2017, Iñaki Bilbao recibió el apoyo del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión, más conocido como ATA, un colectivo enfrentado al oficial EPPK y crítico a la posición que mantuvo la izquierda abertzale liderada por Arnaldo Otegi en el abandono de las armas y posterior disolución de la banda terrorista ETA.

Aunque desligada de otras reivindicaciones, la huelga de hambre de Iñaki Bilbao coincidió en el tiempo con la declaración conjunta de EH Bildu, PNV y otros partidos independentistas como ERC y Junts, que pidieron al Gobierno de Pedro Sánchez que pusiera fin a la "política de excepción" que se aplica a los presos de ETA, sobre todo tras el suicidio en la cárcel de Martutene de Igor González, una muerte que el jefe del Ejecutivo lamentó profundamente y que le valió las críticas de asociaciones de víctimas del terrorismo.

El pasado mes de junio, otro terrorista desvinculado del colectivo de presos EPPK, Patxi Ruiz, estuvo varios días en huelga de hambre. Protestaba contra las medidas de aislamiento adoptadas por el centro penitenciario para evitar la propagación del coronavirus. En la calle ATA convocó varias protestas en las que se difundieron carteles con su nombre y que dejaron una oleada de sabotajes, incluyendo ataques a sedes y domicilios de políticos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook