Con un fallo histórico, el magistrado José Manuel Delgado, titular del Juzgado de Primera Instancia número 2 de San Lorenzo de El Escorial (Madrid) abrió la posibilidad de que familiares con personas enterradas -a la fuerza o no- en el Valle de los Caídos pudieran recuperar sus restos y llevárselos a los cementerios de sus localidades. Fue el 9 de mayo de 2016. Pasados cuatro años de la sentencia, esta sigue incumplida.

Por eso entre las familias se acogen con excepticismo los distintos anuncios que el Ejecutivo ha ido dejando caer sobre la proximidad de una nueva ley de Memoria Histórica.